Zorro veloz: hábitat y características

El zorro veloz fue reintroducido en Canadá en 1980, mientras que en Estados Unidos se comenzaron a llevar ejemplares a partir de 1998. Ambos procesos fueron exitosos y se ha detectado un incremento en la población de estos mamíferos que se mantiene en la actualidad.
Zorro veloz: hábitat y características
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez el 26 agosto, 2021.

Última actualización: 26 agosto, 2021

El zorro veloz es conocido por ser uno de los cánidos más pequeños de Norteamérica y su tamaño podría igualarse al de un gato doméstico. Esta especie tiene un pasado oscuro, pues hasta 1930 se consideraba extirpada de su hábitat natural en Canadá. A pesar de ello, gracias a los diferentes esfuerzos de reintroducción se logró reestablecer su población en su ambiente natal.

La especie recibe el nombre científico de Vulpes velox y forma parte de la familia Canidae, en la que su pariente más cercano es la zorrita del desierto. Debido a su aspecto compacto tiene una gran flexibilidad y velocidad, por lo que puede escapar de manera sencilla de sus depredadores. Sigue leyendo para conocer más sobre este pequeño y veloz animal.

Hábitat del zorro veloz

Estos zorros fueron bastante abundantes en las grandes planicies de Canadá y Norteamérica. Sin embargo, en la década de 1930 desaparecieron por completo de la región debido al envenenamiento accidental, captura y modificación de su hábitat. En la actualidad, las poblaciones de estos organismos se restringen a Estados Unidos y algunas zonas de Canadá en las que fueron reintroducidos.

El hábitat natural de este mamífero es la pradera con pastos cortos y algunos desiertos. En dichas áreas, los zorros veloces cavan guaridas en el suelo, prefiriendo las zonas cerca de vallas o campos agrícolas. Eligen sitios con estas características ya que su visión no se ve afectada por la vegetación y pueden divisar a sus presas con facilidad mientras se mantienen ocultos.

Un zorro veloz corriendo.

Características físicas

El aspecto de este animal recuerda mucho al de los cánidos de su tipo, ya que sus orejas puntiagudas y su nariz en pico mantienen el típico aspecto de un zorro. Además, las tallas que logra alcanzar varían entre los 30 y 80 centímetros de largo, con pesos de apenas 2 o 3 kilogramos. Su tamaño es similar al de un gato doméstico, reafirmando su lugar como uno de los cánidos más pequeños.

Los pelajes de estos mamíferos presentan colores anaranjados con parches grises y vientres blancos. Su cola, por otro lado, sigue el mismo patrón y porta una marca negra en la punta, que se extiende un poco en dirección del cuerpo. Aunado a ello, su nariz presenta un parche negro a ambos lados del rostro y se alarga hasta los ojos, casi como si los rodeara.

El zorro veloz es uno de los cánidos más pequeños que existen.

Comportamiento de la especie

Como su nombre lo indica, este animal es bastante veloz, ya que puede alcanzar los 50 kilómetros por hora en carrera. Esta capacidad le sirve de ayuda cuando se encuentra cazando o al estar escapando de un depredador. Además son animales nocturnos, por lo que durante el día suelen estar resguardados en su madriguera para evadir los peligros de su medio.

Las madrigueras de estos zorros son cavadas por ellos mismos y suelen llegar a los 4 metros de profundidad. Asimismo, cada uno de estos refugios tiene hasta 4 entradas, pues esto les proporciona un buen acceso y protección en caso de cualquier amenaza. Por otro lado, aunque su pelaje les permite mantenerse calientes y confortables, durante el invierno salen a tomar baños de sol para calentarse.

Alimentación del zorro veloz

La dieta de este animal se basa principalmente en presas vivas, por lo que podríamos decir que es un organismo carnívoro facultativo. Sin embargo, su comportamiento recuerda más a un oportunista omnívoro, ya que come cualquier alimento disponible. Por esta razón, sus presas son tan variadas que abarcan mamíferos, aves, artrópodos, lagartijas, anfibios, peces e incluso algunas plantas o hasta carroña.

Reproducción del zorro veloz

Este zorro es un mamífero monógamo, por lo que selecciona a una pareja de por vida. No obstante, esto no ocurre en todos los casos, ya que algunos individuos son capaces de cambiar a su compañero cada año. Un artículo publicado en la revista Animal Behaviour señala que sus estrategias de apareamiento son muy diversas, por lo cual incluso se agrupan en tríos de dos hembras y un macho (o viceversa).

La época de reproducción ocurre entre diciembre y marzo, dependiendo la ubicación geográfica de su hogar. Los ejemplares de esta especie solo se reproducen una vez por año, pasando por un periodo de gestación de al menos 2 meses. De esta forma, la camada nace entre marzo y abril, con entre 2 y 6 crías por madre.

Cuando los cachorros nacen, sus ojos y oídos se mantienen cerrados por 10 o 15 días, razón por la cual se resguardan dentro de la madriguera la mayor parte del tiempo. Además, aunque los pequeños son destetados a las 6 o 7 semanas de edad, se quedan bajo el cuidado de sus padres hasta el final del otoño. Posterior a ello, las crías podrán ser independientes y alcanzan su madurez sexual en 1 o 2 años.

Estado de conservación

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) clasifica a este organismo como una especie de menor importancia en lo que a conservación se refiere. Esto no quiere decir que su situación poblacional sea la ideal, pero sí que no está en peligro de desaparecer a corto o largo plazo.

A pesar de haber soportado un proceso de extirpación, su población se recuperó gracias a los esfuerzos de reintroducción. Gracias a esto, Canadá y Estados Unidos estabilizaron la población de este mamífero, llegando a repoblar el 52 % de su hábitat original en unas pocas décadas.

Aunque la situación de la especie se haya revertido tan rápido, la realidad es que el peligro que enfrenta el zorro veloz no ha desaparecido por completo. Por ejemplo, su entorno natural se ha visto seriamente afectado por el cambio a suelos agrícolas, lo cual ocasiona que sus presas se desplacen. Además, el riego de los cultivos puede provocar que sus madrigueras se inunden, impidiendo así el desarrollo de las crías.

Al final del día, a pesar de que su población se ha rescatado de un estado casi extinto, aún no se puede bajar la guardia: el crecimiento y el desarrollo humano es uno de los principales obstáculos para su supervivencia y no parece disminuir. Por el momento se ha ganado tiempo extra, pero si no se tiene cuidado en poco tiempo este zorro podría volver a estar en riesgo.

Te podría interesar...

Especies de zorros en España
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Especies de zorros en España

Entre todas las especies de zorros que habitan el planeta, solo una elige España como su hogar. Entérate sobre sus características y hábitos en el ...



  • Moehrenschlager, A. & Sovada, M. 2016. Vulpes veloxThe IUCN Red List of Threatened Species 2016: https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2016-3.RLTS.T23059A57629306.en.
  • Butler, A. R., Bly, K. L., Harris, H., Inman, R. M., Moehrenschlager, A., Schwalm, D., & Jachowski, D. S. (2019). Winter movement behavior by swift foxes (Vulpes velox) at the northern edge of their range. Canadian Journal of Zoology97(10), 922-930.
  • Kamler, J. F., Ballard, W. B., Gese, E. M., Harrison, R. L., Karki, S., & Mote, K. (2004). Adult male emigration and a female-based social organization in swift foxes, Vulpes velox. Animal behaviour67(4), 699-702.
  • Sovada, M. A., Woodward, R. O., & Igl, L. D. (2009). Historical range, current distribution, and conservation status of the swift fox, Vulpes velox, in North America. The Canadian Field-Naturalist123(4), 346-367.
  • Stromberg, M. R., & Boyce, M. S. (1986). Systematics and conservation of the swift fox, Vulpes velox, in North America. Biological conservation35(2), 97-110.
  • Egoscue, H. J. (1979). Vulpes velox. Mammalian Species.
  • Moehrenschlager, A., & Macdonald, D. W. (2003, August). Movement and survival parameters of translocated and resident swift foxes Vulpes velox. In Animal Conservation forum (Vol. 6, No. 3, pp. 199-206). Cambridge University Press.
  • Bremner-Harrison, S., Prodohl, P. A., & Elwood, R. W. (2004, August). Behavioural trait assessment as a release criterion: boldness predicts early death in a reintroduction programme of captive-bred swift fox (Vulpes velox). In Animal Conservation Forum (Vol. 7, No. 3, pp. 313-320). Cambridge University Press.
  • Kitchen, A. M., Gese, E. M., Waits, L. P., Karki, S. M., & Schauster, E. R. (2006). Multiple breeding strategies in the swift fox, Vulpes velox. Animal behaviour71(5), 1029-1038.