Los zoológicos como aliados de la biodiversidad

Érica Terrón González · 17 septiembre, 2019
La conservación de la biodiversidad es esencial y, en estos momentos, los zoológicos se tienen que convertir en nuestros principales aliados

La necesidad de proteger el medio en el que vivimos y la importancia de conservar la biodiversidad son preocupaciones que afectan a toda la sociedad. Y en este aspecto los zoológicos son aliados de la biodiversidad.

La legislación en pos de la biodiversidad

En Europa, el Tratado de Lisboa incluye el desarrollo de medidas para preservar y mejorar la calidad del medio ambiente, así como el manejo sostenible de los recursos naturales. Y en España es la propia Constitución la que establece, entre sus derechos y deberes, el cuidado y disfrute de un medio ambiente de calidad.

Los zoológicos: aliados de la biodiversidad

Los parques zoológicos proporcionan una oportunidad única para observar y aprender sobre animales salvajes, y eso siempre ha generado una importante fascinación en el ser humano. Al ser lugares de ocio, pueden informar al público a través de escenarios atractivos y entretenidos. Pero un buen zoológico es responsable no solo de informar, sino de educar y crear un público consciente de la importancia de proteger la biodiversidad.Tigre en uno de los zoológicos aliados de la biodiversidad

Para ello, los zoológicos incluyen:

  • Trabajadores experimentados en el manejo y cuidados de las especies salvajes.
  • Infraestructuras y recursos adecuados a estas especies.

A medida que la sociedad se ha sensibilizado en cuanto al bienestar animal y la conservación de la diversidad biológica, también lo ha aumentado su disgusto por el mantenimiento de animales salvajes en cautividad solo para entretenimiento. Esto consigue que, cada vez, se exija a los zoos una justificación por el cautiverio, más allá del entretenimiento del público.

Los osos en los circos son un ejemplo de lo contrario al bienestar animal en la Unión Europea

La Ley 31 de 2003 de conservación de la fauna silvestre en los parques zoológicos, establece los requerimientos que debe cumplir un zoológico desde el punto de vista de la conservación. De acuerdo a esta norma, el mantenimiento de animales salvajes en cautividad y su exhibición no está justificada a menos de que las condiciones y los objetivos de este entren dentro del concepto de conservación. Por lo tanto, solo aquellos que cumplan estas premisas podrán llevar a cabo dichas actividades.

La ley 31/03 pide la transformación de los zoos tradicionales en aliados de la biodiversidad a través de la conservación de la fauna silvestre, la educación del publico en valores, la investigación científica y el bienestar animal.

Zoológicos aliados de la biodiversidad: conservación ‘ex situ

Este tipo de conservación implica el mantenimiento de biodiversidad fuera de sus hábitats naturales. Es el caso de los zoos, pero también de los jardines botánicos o los bancos de germoplasma.

Zoológicos como aliados de la biodiversidad
Fuente: https://cantabrialiberal.com/

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza nos avisa de que son necesarias una serie de interacciones biológicas para que dicha conservación sea eficaz y, así, garantizar la supervivencia de la especie. Por eso, los zoológicos deben participar en programas de intercambio de individuos de manera que se mantenga la diversidad genética.

Muchos programas de conservación ‘in situ’ basan su éxito en la colaboración con centros de conservación ‘ex situ’.

La Estrategia Española para la Conservación y Sostenibilidad de la Diversidad Biológica establece que la reintroducción de animales salvajes procedentes de cautividad en espacios naturales debe formar parte fundamental de la función de los zoológicos.

Entonces, ¿cómo contribuyen los zoos a conservar la biodiversidad?

Más de 1000 zoos y acuarios forman parte de una asociación mundial conocida como WAZA, por lo que con considerados aliados de la biodiversidad. Entre sus funciones destacan:

  • La observación de los animales, para lo cual motivan al público a preocuparse por su bienestar y conservación.
  • Cubrir las necesidades de los animales.
  • La conservación de individuos que puedan ser cruciales para la supervivencia de su especie.
Precauciones en el zoológico

Pero la cautividad no es suficiente para proteger la biodiversidad mundial. Es necesario acompañarla de la conservación de los ecosistemas naturales. Por lo tanto, el trabajo de los zoos no puede limitarse a alojar animales salvajes, sino que deben ser activos en la conservación ‘ex situ‘ y en la colaboración con los programas ‘in situ‘.

  • Ley 31 de 2003 de conservación de la fauna silvestre en los parques zoológicos. Madrid: BOE; 2003.
  • Rodriguez Guerra M, Guillén Salazar F. The Zoological Park, a new ally for Biodiversity. 2nd ed.