Yorkie poo: todo sobre esta raza

El yorkie poo es un perro híbrido que surgió hace menos de diez años y aún no es considerado un estándar oficial por ninguna entidad. Descubre más sobre este canino afectuoso y enérgico en el siguiente artículo.
Yorkie poo: todo sobre esta raza

Última actualización: 12 febrero, 2022

El ser humano ha intervenido en el proceso de reproducción de los canes para obtener crías con determinadas características que son conocidas como razas híbridas. Y el yorkie poo o y orkiepoo es un perro de compañía cariñoso y juguetón que surgió, no hace mucho, a partir de una de estas combinaciones.

Entendido lo anterior, a continuación descubrirás todo sobre esta raza de tamaño pequeño que puede adaptarse sin problema a cualquier tipo de vivienda. Conoce el origen, las características y el comportamiento de este canino. Además, aprende sobre su educación, cuidados y salud.

Origen del yorkie poo

Cabe destacar que no se sabe con exactitud el origen geográfico del yorkie poo, algunos consideran que este can apareció en Europa, mientras otros creen que su nacimiento fue en Estados Unidos. En otras palabras, su historia no cuenta con datos exactos y se trata de un perro que no llega ni a los diez años de antigüedad.

Sin embargo, lo que está claro es que esta raza híbrida existe gracias al cruce hecho entre el yorkshire terrier y el poodle o caniche miniatura; de ahí, que se le haya dado el nombre de yorkie poo. Pero hay que resaltar que, hasta el momento, este can no ha sido reconocido como un estándar oficial por ninguna entidad cinológica internacional.

Características físicas de la raza

En cuanto a su apariencia, este canino cuenta con un cuerpo proporcionado, cabeza mediana y hocico alargado; además, tiene orejas cortas y ojos oscuros, por lo general, color marrón. Sumado a esto, se trata de un perro pequeño que puede tener una altura entre los 15 y los 38 centímetros.

El yorkie poo, que al parecer tiene una esperanza de vida de 15 años, presenta un peso entre los 1,3 y los 6,4 kilogramos. Por otra parte, es un can que puede encontrarse en gran variedad de colores; y los tonos más habituales son: gris, negro, plateado, marrón, blanco, crema, chocolate o albaricoque.

Aparte de las características ya mencionadas, este pequeño amigo se destaca por su manto rizado o liso, que es sedoso, suave y no suele producir problemas a las personas alérgicas al pelaje de los perros. Pero, aunque podría hacer parte de la lista de los canes llamados “hipoalergénicos”, hay que destacar que ningún perro está exento 100% de alérgeno.

Comportamiento

Si el yorkie poo recibe la atención y los cuidados necesarios, este animal de compañía te mostrará su cariño y dulzura. Cabe mencionar que se trata de un canino poco independiente que, por lo general, no tolera la soledad. En este sentido, es necesario educarlo y acostumbrarlo desde que es un cachorro para que no padezca ansiedad por separación.

Este perro también suele ser obstinado y desconfiado; sobre todo, si se topa con desconocidos. Sumado a lo anterior, es un can bastante ladrador, al igual que una de sus razas progenitoras (yorkshire terrier). Y cabe resaltar que tiene la capacidad de adaptarse fácilmente al hogar, sin importar que se trate de un espacio amplio o reducido.

Educación del yorkie poo

Es fundamental tener paciencia a la hora de enseñar a tu mascota. Por ejemplo, el yorkie poo es un can juguetón, y mientras esté cachorro, se mostrará aún más activo y enérgico de lo normal. En este orden de ideas, es necesario sacar tiempo para educar a tu perro y también compartir ratos de juego con él.

De igual forma, la correcta socialización contribuirá a que tu amigo de cuatro patas aprenda a comportarse tanto con personas que no son familiares, como con otros animales. Por otro lado, ten en cuenta que el refuerzo positivo es una buena técnica para el adiestramiento de tu mascota; necesitarás ser firme y respetuoso con ella.

Cuidados

Respecto a los cuidados, al igual que otras mascotas, esta raza necesita de vacunas, revisión veterinaria, alimentación equilibrada, buena higiene y actividad física. Entendido esto, es posible que tu yorkie poo tenga más posibilidades de llevar una vida saludable y feliz en tu hogar.

En este orden de ideas, es recomendable que cepilles frecuentemente el manto de tu mascota para evitar que haya nudos en su pelo y se acumule el mugre. Asimismo, deberás estar atento del estado de sus uñas y orejas, como también de bañarla cuando sea necesario.

Por otra parte, este canino tiene fama de ser glotón, así que su alimentación debe ser balanceada y complementada con ejercicio; siguiendo recomendaciones de un veterinario o especialista en el tema. Puesto que es importante evitar que tu amigo padezca sobrepeso y adquiera otros problemas de salud a raíz de ello.

Asegurarte que el yorkie poo realice actividad física también está dentro de tus responsabilidades. Por tratarse de una raza bastante enérgica, este can necesita de largos paseos y momentos para correr y jugar. Así que no olvides sacarlo a caminar o llevarlo a ejercitarse al aire libre.

Salud

En torno a su salud, hay que resaltar que esta raza normalmente no presenta anomalías congénitas. No obstante, es posible que, por ser un perro híbrido herede patologías del yorkshire terrier o del poodle. Algunas de estas enfermedades podrían ser: epilepsia, hipotiroidismo, displasia de cadera, luxación de la rótula o dermatitis atópica.

En conclusión, aunque el yorkie poo no ha sido oficialmente reconocido por un entidad cinológica, es un perro pequeño y adorable que con dedicación, paciencia y cariño sabrá convertirse en un gran amigo para ti y tu familia.

Te podría interesar...
Cockapoo: cuidados y características
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cockapoo: cuidados y características

El cockapoo es una raza de perro híbrida que resulta del cruce entre un cocker spaniel y un poodle. Conoce todo sobre ella en este artículo.