Tener una mascota reduce la edad

Mariela Ibarra Piedrahita · 12 febrero, 2016

No está muy claro si tener mascotas obliga a las personas a ser más activas, o si son precisamente esta clase de personas las que buscan tener algún animal de compañía. Sin embargo un interesante estudio parece concluir que tener una mascota reduce la edad.

Siempre ha existido la tendencia a pensar que aquellos que tienen animales suelen ser más joviales y conservarse mejor con el paso del tiempo. Vamos a conocer por qué una mascota reduce la edad y qué beneficios te aportará para que siempre seás más joven.

¿Por qué una mascota reduce la edad?

Para poder determinar la relación entre los animales y la actividad física en los humanos, la universidad de St. Andrews en Escocia realizó un estudio que tuvo un resultado revelador y que tal vez te va a sorprender.

De acuerdo al diario Daily Mail, la universidad publicó que, según la investigación realizada, tener una mascota en casa, especialmente perros, hace que el reloj biológico se ralentice, incluso puede llegar a pararse.

El reloj interno es como se conoce metafórica al proceso del deterioro celular, y normalmente lo denominamos envejecimiento.

Sin embargo las personas que tienen mascotas parecen envejecer de una manera más lenta, aunque esto se debe a efectos derivados de la convivencia con el animal y el estilo de vida del cuidador.

gato mujer

En primer lugar tener animales de compañía afecta a las personas tanto a nivel físico como emocional, por lo tanto, los beneficios de compartir la vida con mascotas termina siendo positivo desde varios frentes.

De hecho, según el estudio las personas que rondaban los cuarenta y cincuenta años y vivían con una mascota estadísticamente lucían hasta diez años más jóvenes en comparación con sus pares.

Físicamente

Tener una mascota tendrá un impacto en la vida de muchos de los cuidadores, en especial si son perros, pues estos exigirán un compañero despierto y activo, que pueda ayudarles a manejar sus niveles de energía.

Actividades como los juegos o las camitas obligarán al cuidador a ejercitarse, aunque esto dependerá exclusivamente de la persona y de sus hábitos, pero siempre será más positivo para la salud.

Emocionalmente

Sin embargo algo a lo que están sujetos todos los cuidadores de mascotas es que reciben mayor estimulación, además de apoyo emocional. El estudio también arrojó que las personas que cuidan animales tienen mayor actividad cerebral.

Emocionalmente parecen ser más estables y tienden a soportar mejor las situaciones de crisis.

En los niños la terapia con animales es altamente recomendable, en especial cuando se trata de ejercicios sobre aceptación, respeto, tolerancia o confianza.

Los perros, por ejemplo, se usan para terapia de mujeres que han sufrido abusos (ya sean domésticos, sexuales, etc), y los gatos son usados con frecuencia en el tratamiento afectivo de adultos mayores.

niño perro

 Funcionamiento en el cuerpo

La falta de ejercicio, malos hábitos de actividad física, el estrés o la depresión tienen un impacto negativo en el cuerpo, afectan al desempeño de órganos y músculos y producen daños en la piel (que es el órgano que más revela la edad), entre otros.

Sin embargo, cuando se tiene un animal todas estas afecciones se ven disminuidas, en especial aquellas que tienen que ver con el desarrollo afectivo de las personas.

En otros aspectos

Además de los beneficios que hemos mencionado anteriormente existen otro tipo de elementos importantes que están relacionados con la salud de las personas.

Si bien el 60% de las enfermedades son transmitidas a las personas desde los animales, también está comprobado que las personas que conviven con mascotas tienen más anticuerpos y desarrollan resistencia a las alergias y a algunas bacterias de origen animal.

De la misma manera, se ha demostrado que las mascotas tienen una incidencia en la realidad hormonal de las personas que viven con ellas. Por ejemplo, una persona que viva con un animal con el que interactúe constantemente desarrollará mayores niveles de endorfinas, que es a la larga la hormona que genera los estímulos de felicidad.

Así que ya sabes, una mascota reduce la edad. Si quieres sentirte siempre joven y lozano como un jovial adolescente, no lo dudes y pon un perrito o un lindo gato en tu vida. Tu cuerpo y mente te lo agradecerán.