¿Un mundo sin tortugas?

Eugenio Fernández · 12 noviembre, 2018
¿Has pensado alguna vez el impacto que tendría sobre nuestro planeta la desaparición total de las tortugas? Las previsiones son más que sorprendentes y desalentadoras.

No somos verdaderamente conscientes de la importancia que todos los animales juegan en el mantenimiento de los ecosistemas. ¿Cómo sería un mundo sin tortugas?. Lo cierto es que por desgracia, podríamos estar cerca de comprobarlo: el 61% de las especies de tortugas están extintas o amenazadas.

¿Qué son las tortugas?

Las tortugas, también llamadas quelonios, son un grupo de reptiles de cuerpo ancho y protegidos por un caparazón del que salen sus extremidades, su cabeza y su cola. Estos animales poseen parte de su columna vertebral soldada en el caparazón, además de ser incapaces de respirar por movimiento de la caja torácica. En las tortugas, los músculos abdominales actúan de diafragma improvisado.

Estos animales carecen de dientes, sin embargo, su mandíbula es similar a un pico. Son animales de sangre fría, por lo que necesitan de calor para acelerar su metabolismo. Al igual que otros reptiles, mudan su piel y caparazón, aunque de forma mucho más lenta.

Enriquecimiento ambiental tortugas

Un mundo sin tortugas

Las tortugas son animales muy antiguos, y convivieron con los dinosaurios. La tortuga más antigua de la que se tiene constancia vivió en Asia hace 220 millones de años, y fue conocida como Odontochelys semitestacea. Aún así, podrían no sobrevivir al hombre, dado que de las 356 especies que existen de tortugas, más de la mitad o se han extinto o están amenazadas.

Estos quelonios forman parte indispensable de muchos ecosistemas, por lo que muchos se preguntan qué ocurriría en un mundo sin tortugas, donde este grupo de animales se extinguiese por amenazas como el cambio climático, enfermedades, la destrucción de su hábitat o su tenencia como mascotas.

Los efectos de un mundo sin tortugas han sido analizados por una universidad americana, y de él se extrae su enorme importancia en diversas redes ecológicas o incluso en la dispersión de semillas y creación de hábitats. Los efectos de la ausencia de estos animales podrían incluso afectar a los seres humanos, aunque a día de hoy esto no parezca tan obvio.

El trabajo advierte de la enorme importancia de estos animales para muchos ecosistemas que muchas veces no relacionamos con las tortugas, como los desiertos y los humedales. Por supuesto, las tortugas marinas también juegan un papel vital en los océanos.

¿Para qué sirven las tortugas?

Tortuga taricaya: hábitat

Hay que tener en cuenta que las tortugas son un grupo de animales con una dieta muy variada, por lo que mientras que algunas comen vegetales y dispersan sus semillas, otras son carnívoras y juegan un papel importante en el control de ciertos animales. Un ejemplo claro son las medusas, pues mientras proporcionamos mejores condiciones para su proliferación, estamos extinguiendo a las tortugas marinas, que consumen cientos de estos animales.

Muchas de estas tortugas excavan madrigueras que luego reutilizan muchos mamíferos e incluso insectos, como ocurre con varias tortugas desérticas de Estados Unidos. La dependencia ecológica de ciertos ecosistemas como los de agua dulce es aún desconocida, y podríamos hablar de especies clave apenas estudiadas.

Por supuesto, las tortugas forman parte de la cadena trófica y son el alimento de muchos animales durante sus largas rutas migratorias, como las que ejerce la tortuga boba. ¿Qué ocurriría en un mundo sin tortugas?. La respuesta parece complicada, pero sin duda notaríamos su ausencia.

Jeffrey E Lovich et al. "Where Have All the Turtles Gone, and Why Does It Matter?" BioScience (12 de septiembre de 2018)