Un cazador europeo: el pointer inglés

Francisco María García · 24 agosto, 2018
Ya reconocido como raza allá por el siglo XVII, el pointer inglés es un perro de caza que, gracias a su instinto cazador, señala las presas a su amo

El pointer inglés –o simplemente pointer– es uno de los mejores y más reconocidos perros de caza en todo el mundo. Por su noble carácter y notable belleza, también ha recobrado gran popularidad como perro de compañía.

Breve historia del pointer inglés

La creación y estandarización de esta raza canina es atribuida a las islas británicas. No obstante, aún se sabe muy poco sobre los orígenes y la primera historia del pointer inglés, ya que se trata de una raza relativamente antigua.

Según algunos investigadores, este perro inglés podría haberse originado a partir de cruces del pointer español con diferentes razas de perros sabuesos. Esta es una hipótesis que aún no ha sido comprobada hasta día de hoy.

Por otro lado, se reconoce que la raza ya era registrada y admirada por su instinto cazador en la Inglaterra del siglo XVII. Ya en este momento, su principal función en la jornada de cacería era señalar la presa mientras informaban al cazador sobre su ubicación.

En el aspecto etimológico, incluso su nombre deriva de este asombroso desempeño como perro de muestra para la caza. To point, en el idioma anglosajón, significa justamente señalar o apuntar.

Su popularidad como perro de compañía empieza a aumentar en los inicios del siglo XX, aunque durante las guerras mundiales su población haya disminuido considerablemente. Actualmente, el pointer inglés continúa siendo una raza muy popular como mascota y muy exitosa en las exposiciones caninas.

Pointer inglés: carácter

Características físicas destacadas

El pointer es un perro alto y de gran porte, que exhibe un cuerpo fuerte, con líneas delicadas y notable elegancia. En la edad adulta, los machos pueden medir entre 63 y 69 centímetros, mientras las hembras tienen una altura de 61 a 66 centímetros. El peso corporal saludable para esta raza varía entre 25 y 30 kilos, según la estructura de cada perro.

Su pecho es profundo y ancho, y las costillas se muestran bien arqueadas. A pesar de tener una musculatura bien desarrollada, es un perro ligero y muy ágil, de comportamiento enérgico. La cabeza del pointer inglés es de tamaño proporcional a su cuerpo y no es muy ancha ni estrecha.

La nariz del pointer suele ser oscura en los perros de pelaje oscuro, y clara en los ejemplares de pelaje claro. Sus ojos de expresiones simpáticas y gentiles pueden ser de color marrón o avellana; las orejas son medianas, puntiagudas y de inserción alta.

Los pelos del pointer son lisos, cortos, duros y están bien pegados al cuerpo. Según la FCI (Federación Cinológica Internacional), su pelaje puede presentar diferentes combinaciones de colores, incluidos ejemplares tricolores y de un solo color. No obstante, los pointer más comunes son los bicolores en las siguientes combinaciones:

  • Blanco y negro.
  • Blanco y naranja.
  • Hígado y blanco.
  • Limón y blanco.

Personalidad del pointer inglés

Como buen cazador, el pointer inglés es un perro activo y alerta, con sentidos muy bien desarrollados. Su día a día debe incluir una alta dosis de ejercicio físico para permitirles gastar energía. En cuanto a su carácter, se trata de un perro inteligente, sensible y curioso que necesita tener su mente bien estimulada para ser feliz y mantener un comportamiento equilibrado.

Pointer inglés: salud

Naturalmente, son perros con un bajo nivel de agresividad y un carácter amable y gentil, incluso con los niños. No obstante, deben ser correctamente socializados para aprender a relacionarse positivamente con otros animales, con las personas y con su propio entorno. Hay que recordar que el comportamiento de cualquier perro depende fundamentalmente del ambiente y de la educación proporcionada por sus tutores.

Los pointer que viven una rutina sedentaria y poco estimulante suelen presentar síntomas de estrés y aburrimiento. En consecuencia, pueden desarrollar algunos problemas de comportamiento, como volverse agresivo o destructivo.

Por sus características, el pointer inglés es más indicado para personas activas, que disfruten la actividad física y el aire libre, y que cuenten con tiempo y espacio para dedicar a su mejor amigo.

Salud del pointer inglés 

El pointer tiene una muy buena salud y excelente resistencia física. Con los debidos cuidados, puede disfrutar de una privilegiada longevidad que va entre los 12 y 15 años. No obstante, así como todos los perros de raza, demuestra predisposición genética a algunas enfermedades.

A continuación, veremos las patologías más comunes en el pointer inglés:

Por último, debemos resaltar que todo perro necesita recibir una adecuada medicina preventiva para preservar su buena salud.  Una nutrición equilibrada, actividad física y estimulación mental también serán clave para el correcto desarrollo de sus capacidades físicas y cognitivas.