Los peligros del sobrepeso en perros

Virginia Duque Mirón · 2 septiembre, 2016

La obesidad es un mal que ocasiona muchos problemas entre las personas. Esta puede provocar enfermedades cardíacas, diabetes, problemas con las articulaciones, etc… No obstante, a veces damos por sentado que esto no sucede a nuestros animales y los atiborramos de comida sin pensar en las consecuencias que esto puede tener para ellos, como el caso del sobrepeso.

Este post lo vamos a dedicar a hablar de los problemas que el sobrepeso puede provocar en los perros y cómo evitarlo.

Qué es la obesidad

perro obeso

La obesidad es un exceso de peso causado por un excedente de grasa corporal creada por una mala alimentación y que puede generar enfermedades de tipo cardíacas, diabetes, óseas y musculares. Además, podría generar ahogo al caminar o hacer ejercicio, y también sedentarismo y poca movilidad.

La obesidad en un perro puede ser medida al igual que en las personas. Se denomina así cuando el peso del animal excede en al menos un 20% de su peso ideal.

Al igual que en los humanos, esta puede causar anomalías cardíacas, pulmonares, en las articulaciones y artritis.

La obesidad canina y los problemas respiratorios

El primer problema que encontraremos en un perro obeso es que le costará respirar bien. La grasa acumulada en el abdomen presionará el diafragma y por tanto este tendrá dificultad para realizar su labor. A su vez, al corazón le cuesta bombear la sangre y repartirla a un cuerpo que está fuera de sus dimensiones. Con ello aumenta la presión cardíaca y por tanto los riesgos de infarto y anginas de pecho.

En caso de que el animal deba someterse a una operación quirúrgica, el sobrepeso puede ser un factor de riesgo que disminuirá sus posibilidades de salvarse. Sumado a esto, también se conoce casos de esterilidad y problemas serios en los partos en el caso de las perras.

Cojeras debido a la obesidad canina

El exceso de peso hace que nuestros músculos y articulaciones sufran, pues estas deben cargar más peso del acostumbrado y del que les corresponde. Por tanto, esto puede provocar roturas de meniscos, tendinitis, artritis y un sinfín de problemas más que dificultarán que tu animal tenga una vida buena y saludable.

Además, la obesidad también causa estragos en los huesos, lo que puede producir que el animal no camine bien e incluso la rotura de algunos de ellos.

Como resultado, si la obesidad no se previene o se frena, tu mascota tendrá una esperanza de vida muy corta, ya que las afecciones que esta le provoca pueden quitarle la vida.

Obie, el perro con sobrepeso y fuerza de voluntad

Si sabes que tu perro está obeso y te has asustado al leer todo lo que el sobrepeso puede generarle, no te preocupes, hay solución.

perro obeso

No hace mucho te contamos la historia de un perro al que sus dueños alimentaban sin cesar y sin percatarse de que su mascota cada vez estaba más y más gorda.

Su peso llegó a tal grado que su barriga casi estaba más abajo que sus patas. Sus patas son cortas, pues es un perro salchicha, por lo que si hubiera seguido así, es posible que pronto hubiera tenido que rodar para poder moverse.

Un día una amiga de la familia se dio cuenta de que esa situación debía frenarse y llevó a Obie a una doctora especialista que consiguió con una dieta sana y un buen horario de ejercicios que el can bajara la friolera de 25 kilos. Después de esto fue sometido a una operación para retirar la piel sobrante y Obie llegó a ser un perro sano y feliz.

A veces el desconocimiento o el querer darle todos los caprichos a nuestro perro hace que el animal vaya engordando paulatinamente hasta que sin darnos cuenta, cae en un problema de obesidad. Por ello, vigila la alimentación de tu peludo y permite que haga el ejercicio necesario para que su peso esté en los niveles exactos.

Recuerda que tu mascota depende de ti, y visto esto, su vida también.