Aprende todo sobre la raza Yorkshire Terrier

No es raro cruzarse con un Yorkshire Terrier por la calles. Son esos simpáticos perros pequeños de pelo largo, activos e inteligentes, y que no dudan en ladrarle hasta al más grandote de sus congéneres. Considerado  un animal de compañía ideal, sobre todo si se vive en lugares sin demasiado espacio, muchos dueños suelen caer en la tentación de adornarlos con “moñitos” – o kikis- y hasta de vestirlos, como si de personitas o juguetes se trataran.

De dónde viene el Yorkshire Terrier

Esta raza de canes proviene de cruces entre  diversos tipos de terrier que, a mediados del siglo XIX , llevaron consigo obreros procedentes de Escocia que llegaron a Yorkshire, condado del  norte de Inglaterra, en busca de trabajo. Empleados en minas de carbón, molinos y fábricas de algodón y lana, utilizaban a sus perros para cazar las roedores que infestaban esos lugares.

Yorkshire Terrier tumbado mirando a la cámara

Como los trabajadores de la industria textil solían acariciar a estos canes con sus manos impregnadas de lanolina, con el tiempo esta práctica derivó en el que pelo de estos animales creciera de manera más rápida y se aumentaran también su brillo y sedosidad.

Así fue evolucionando la raza hasta que en 1865 se definieron sus estándares y en 1870 se adoptó su nombre oficial. Su popularidad aumentó y comenzó a elegirse como animal de compañía y de exposición y a trascender los límites del reino.

Conoce detalles sobre el Yorkshire Terrier, una popular raza de perros. Menudos, simpáticos, activos e inteligentes, estos canes supieron ganarse las preferencias entre los animales de compañía ya que son muy afectuosos y se adaptan a vivir en lugares pequeños.

Características físicas de estos populares canes

Proporcionados y elegantes, los Yorkshire Terrier son miembros de una de las razas de perros más pequeñas del mundo. Entre sus atributos físicos destacan:

  • Altura: Entre 20 y 30 centímetros.
  • Peso: Entre 1,5 y 3,20  kilogramos.
  • Orejas: Pequeñas, triangulares y erectas.
  • Ojos: Vivaces y alertas.
  • Hocico: Corto con trufa negra.
  • Cola: De longitud mediana. Por razones que algunos insisten en definir como estéticas, se les suele cortar el rabo de cachorros, a mitad de su largo natural.
  • Pelaje: Lacio, largo, brillante y abundante. De color marrón, negro y gris.
  • Esperanza de vida: De 12 años a 15 años.

Conoce el carácter de estos menudos perrines

Yorkshire pasando por una en valla

Traviesos y alegres, los Yorkies se apegan muy pronto a sus dueños y se muestran sociables y afectuosos. Tienen buena relación con los niños -siempre que los traten suavemente-, al igual que con otros perros o mascotas.

Pero atención, si no se los educa y socializa de forma adecuada pueden volverse unas criaturas consentidas y caprichosas. Y unos ladradores compulsivos difíciles de callar. Considera también que son canes muy protectores y que marcarán su territorio a los desconocidos.

Y si bien se adaptan a hogares pequeños, lo ideal es que realicen ejercicio de manera regular para mantenerse sanos y equilibrados tanto física como mentalmente. Por eso, deben pasear diariamente. Además, son perros muy activos y necesitan que les dediques tiempo pae jugar con ellos. Aprenden muy  rápido y suelen resultar muy buenos en pruebas de agilidad.

Un tema a tener en cuenta es que no les gusta quedarse demasiado tiempo solos. Siempre están en busca de la compañía de sus dueños. 

Salud y cuidados especiales para el Yorkie

Estos simpáticos perritos son propensos a desarrollar problemas oculares hereditarios, como las cataratas, la atrofia progresiva de retina y la queratitis (seca o ulcerativa).  Por eso es recomendable un control veterinario periódico para mantener bajo control estos temas.

 

Además, pueden presentar:

  • Problemas ortopédicos, como la enfermedad de Legg-Calve-Perthes y la luxación patelar.
  • Enfermedad de Von Willebrand, una patología congénita que implica un fallo en la coagulación de la sangre.
  • Hipotirodismo.

Por otra parte, dadas las características de su pelaje, para que se mantenga sedoso y brillante requieren  un cepillado diario y que con un buen peine se quiten todos los enredos que suelen generarse. Esto implica tiempo y paciencia. O la posibilidad de llevarlo regularmente a un peluquero canino.

Categorías: Perros Etiquetas:
Te puede gustar