Vestir a nuestros perros: ¿capricho o necesidad?

Alba Muñiz · 14 septiembre, 2015

El debate sobre si es necesario vestir a nuestros perros o se trata solo de un capricho humano ya está abierto.

De todas formas, más allá de lo conveniente que puedan ser o no para los animales domésticos, las ropas y accesorios para canes, diseñados según lo imponga la moda de cada temporada, son una tendencia en auge que solo el tiempo dirá si vino para quedarse.

¿Es necesario vestir a nuestros perros?

Por lógica pura podríamos decir que la sabia naturaleza le dio a cada ser lo que necesitaba. Y que su pelaje es todo lo que requiere cada animal para afrontar las diferentes variables climáticas.

Pero es aquí cuando, una vez más, entra a jugar la mano del hombre. Entonces, razas nacidas en regiones frías son trasladadas a regiones cálidas y viceversa, importando poco y nada las características de cada can.

Y mejor dejemos el tema del cambio climático para otro artículo.

La ropa como abrigo

ropa para mascotas

Los especialistas en animales sugieren que la ropa para perros solo es necesaria como abrigo en algunos casos específicos. Si hace mucho frío, entonces, se debe considerar utilizarla para:

  • Perros de pelo corto y poco abundante.
  • Cachorros o animales ancianos, que pueden ser más vulnerables a las bajas temperaturas.
  • Canes que tiemblan cuando se quedan quietos.

Estética frente a necesidad

Partamos de la base de que a nuestro amigo peludo le importa poco o nada la moda. Verlo bien vestido y con accesorios que combinan es solo un tema humano.

Pero la cuestión debería pasar por lo que necesita o no el animal o cuánto lo afecta ser disfrazado de esta forma.

Si bien los diseñadores señalan que utilizan telas que no les provocarán calor en épocas de verano y que las prendas los hacen ver bonitos, la pregunta del millón sigue siendo: ¿cuál es el sentido de vestir a los canes si no es algo que realmente necesiten?

Diseños de moda para mascotas

Te sientas o no tentado, la industria de la moda canina ofrece variedad de diseños y colores y renueva sus ofertas cada temporada. Así, puedes encontrar, entre otras prendas:

  • Jerséis
  • Chubasqueros
  • Capas
  • Faldas
  • Camisetas
  • Pañuelos
  • Gorras

Y, siempre haciendo juego, también ofrece gran variedad de accesorios:

  • Collares
  • Correas
  • Adornos
  • Bolsas de transporte
  • Mantas
  • Cojines

Lo más importante es que, por más bonita que se vea una ropa, no le provoque ningún tipo de alergia a tu peludo.

El dinero puede comprarte un lindo perrito, pero no puede comprar que sacuda su cola.
-Henry Wheeler Shaw-

Cuestiones humanas y perros de por medio

ropa de tu perro

Cada uno gasta su dinero como quiere, está claro.

La disyuntiva moral de ver un perrito que lleva puesto encima una buena cantidad de dinero cuando muchos otros animales son abandonados y desbordan los albergues puede ser o no tomada en cuenta.

Y, aunque resulte gratificante ver a nuestro perrín vestido como un príncipe, primero deberíamos plantearnos si está cómodo con su ropaje.

Además, fuera de estas cuestiones secundarias, no deberíamos nunca dejar de preguntarnos si nuestra mascota tiene todas sus necesidades satisfechas para llevar una buena vida.

Humanizar a las mascotas

Quizá lo que también deberíamos preguntarnos es por qué precisamos los humanos vestir a nuestros perros. O mejor dicho: ¿por qué buscamos tantas formas de humanizar a nuestras mascotas?

Es así que muchas personas cometen el error de creer que lo que es bueno para ellas también es bueno para los animales. Entonces, la convención estética humana parece primar sobre el instinto natural canino en muchos casos.

Los especialistas indican que, más tarde o más temprano, este tipo de conductas entrarán en conflicto con el mundo instintivo del can y terminarán desnaturalizando su comportamiento.

El mejor negocio es querer a nuestros perros

Lo que está claro es que muchos hacen su negocio mientras algunos intentan responderse estas dudas existenciales y otros ni siquiera se las plantean.

Vivimos en una sociedad consumista, donde el sistema te hará creer que necesitas todos los productos que lanza incesantemente al mercado. Incluida la ropa diseñada exclusivamente para mascotas.

Mientras tanto, los perros se acomodan como pueden a los caprichos humanos. Y solo esperan que los queramos mucho, más allá de modas, tendencias y diseños.