Tips para que el perro no haga agujeros en el jardín

Yamila · 2 febrero, 2018
A veces es solo entretenimiento o para refrescarse, y otras veces es por esconder un preciado objeto o para descargar estés; en cualquier caso, dedicarle atención a la mascota evitará que esta conducta sea repetitiva y perjudicial tanto para el animal como para la familia

Uno de los tantos hábitos que pueden tener nuestras mascotas es cavar hoyos  donde encuentra un poco de tierra o césped. Si lo realiza de vez en cuando para enterrar un hueso no hay problema, pero si esa conducta se convierte en algo habitual puede tornarse incluso peligroso para él o nuestra familia. Por ello, en el siguiente artículo daremos algunos tips para que el perro no haga agujeros en el jardín.

Por qué el perro hace hoyos en el jardín

Se trata de una conducta natural de los canes, y si bien algunos son más proclives a cavar que otros, lo cierto es que forma parte de su comportamiento ‘salvaje’ o ‘instintivo’. El problema no reside tanto en los hoyos que hace en el jardín, sino en las consecuencias que eso pueda traer tanto para el animal como para las personas.

Por ejemplo, si no tapa bien los agujeros alguien se puede caer o tropezar; si debajo de la tierra pasa una tubería de agua la puede destruir y provocar una inundación o si hay enterrado algún objeto filoso –por ejemplo vidrios– se puede lastimar. Los perros escarban la tierra por diversos motivos y es bueno saber qué es lo que lleva a tu mascota a comportarse de esa manera:

1. Para esconder o enterrar cosas

Después de comer es normal que quieran hacer un agujero para enterrar un hueso o algún resto de comida. Más adelante, pueden escarbar de nuevo para retirar su ‘tesoro’ y disfrutarlo.

Por qué escarban los perros en el suelo

Quizás veas que tu mascota está comiendo algo que no le has dado en ese momento y no sepas de donde proviene… ¡Lo tenía escondido!

2. Para reducir el estrés, la ansiedad o la energía

Muchas veces el animal necesita descargar las energías porque no sale a pasear muy a menudo o no hace ejercicio; en ocasiones puede que la mascota se sienta estresada por algún hecho en particular –como por ejemplo oír fuegos artificiales– y en otras situaciones estar separado de ti cuando vas a trabajar puede derivar en conductas inadecuadas como cavar hoyos.

También puede actuar de esta manera como forma de llamar la atención de los dueños, ya sea por la llegada de otra mascota o de un bebé a casa.

3. Para refrescarse

Si durante el verano ves a tu perro hacer un agujero en la tierra y acostarse luego en el barro, debes comprender que es una solución a un problema puntual: tenía calor. Quizás deberías darle un baño, llevarle a un sitio a la sombra o incluso ofrecerle más agua de lo habitual.

Por qué los perros cavan hoyos

También puede deberse a que necesita un lugar cómodo donde dormir una siesta en caso de que su caseta sea de madera o algún material duro. Es decir, que esta no disponga de elementos más blandos como un colchón o mantas.

4. Para divertirse

¿Quién dice que las mascotas no saben lo que es la diversión? Quizás si en casa nadie le arroja un palo o una pelota el perro se aburre, y busca maneras de pasar el rato. ¡Cavar hoyos puede ser una interesante idea para el animal!

5. Para cazar

Los perros tienen los instintos salvajes ‘a flor de piel’, y estos aparecen en cualquier momento por más de que esté muy bien adiestrado o enseñado. Si el animal detecta una madriguera de un conejo o un roedor es probable que quiera atraparle cavando en la tierra.

Perro cava hoyos

Tips para que el perro no haga agujeros en el jardín

Una vez que sabemos –o intuimos– cuál es el detonante de este comportamiento puede ser más sencillo encontrarle una solución. Si tu perro de vez en cuando hace un hoyo en el jardín no deberías hacer más que reprenderle en el momento –nunca más tarde– y tener paciencia para que aprenda.

Pero si tu mascota es un ‘cavador compulsivo’ tal vez necesites tomar cartas en el asunto, y buscar soluciones más específicas, certeras y eficaces, entre las cuales podemos destacar:

1. Bríndale más atención

Es cierto que con el trabajo, los quehaceres domésticos y los asuntos personales no nos queda demasiado tiempo libre como para dedicárselo a nuestro perro. Sin embargo, es fundamental tomarnos unos minutos al día para jugar con él.

Amor entre perro y dueño

Esto calmará mucho la ansiedad del animal y reducirá los malos comportamientos. Los días que no haya cavado ningún agujero en el jardín sé aún más cariñoso con él, así podrá relacionar su buena acción con los mimos.

2. Cómprale juguetes

También puedes hacerlos tú mismo si deseas economizar. Cuando el animal está solo y aburrido en el jardín es normal que cave hoyos… Por eso, es clave que cuente con objetos divertidos, que además reduzcan su ansiedad y energía.

Juguetes caseros para perros

Otra opción es que le crees su propio arenero donde jugar y hacer los agujeros que desee. Es tan simple como construir un cuadrado de madera, y colocar tierra o arena en el interior. Entierra golosinas aptas para perros para acentuar su instinto de búsqueda.

3. Repréndelo en el momento adecuado

La única manera de que el castigo surta efecto es que se lo des in situ. Esto quiere decir que no puedes reprenderle cuando regresas del trabajo y el hoyo en la tierra ya está hecho.

Educación positiva en perros

En este sentido, tienes que sorprenderle con ‘las manos en la masa’ y, en ese momento, enseñarle que está mal lo que hace para que no vuelva a repetirlo.