¿Cómo jugar con tu perro al frisbie?

Virginia Duque Mirón · 23 noviembre, 2017

A los perros les encanta perseguir cosas y traerlas hasta donde estamos para hacerlo otra vez . Pues bien, jugar con tu perro al frisbie será una idea genial para que ambos disfrutéis de un buen rato de juego juntos. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Pues toma nota de estos consejos.

Jugar es una palabra sencilla, pero cuando se trata de lanzar algo y esperar que tu perro lo traiga hasta ti, la cosa parece complicarse. Para jugar con tu perro al frisbie necesitarás seguir los consejos que te damos a continuación.

Aprende a jugar con tu perro al frisbie

Lo divertido de este juego no es solo que el perro vaya por el disco y te lo traiga, sino que sea capaz de cogerlo al vuelo. ¿Crees que tu perro será capaz de hacer esto? ¡Seguro que sí con estos tips! Obviamente, tu perro ya deberá saber cómo ir por un objeto como una pelota o algo similar. Si no, primero deberás enseñarle eso, y aquí tienes un artículo para ello.

Compra frisbies para perros

Los frisbies para personas son de material muy duro y podrían lastimar a tu animal, tanto si lo golpea, como hacerle daño en sus dientes al cogerlo. Por ello, lo mejor es que busques algunos especiales para mascotas, que están hechos de materiales que reducen este riesgo.

Perro con un frisbee en la boca

Cabe señalar que el abanico de marcas a elegir es amplio, aunque las más famosas y reconocidas son Hyperflite, Hero o Aerobie, así que si puedes hacerte con uno suave de material flexible sería lo ideal.

Asocia el disco con algo positivo

No hay nada mejor para entrenar o disciplinar a un perro que el refuerzo positivo. Aunque tu perro sepa cómo buscar y traer una pelota, el frisbie será algo nuevo para él. Para que lo conozca y lo asocie con cosas positivas, haz lo siguiente:

Pero jugando con frisbie

  • Usa el frisbie como comedero por un tiempo, al menos una semana. Pon su comida ahí y deja que coma de él, pues pronto se acostumbrará a verlo y a relacionarlo con algo que le gusta: comer.
  • Restriega una salchicha o trozo de carne por el disco y haz que tu perro lo busque, ya que el olor lo atraerá.
  • Dale una recompensa. Cualquier acto o intención de atrapar el disco deberá ser recompensado, pues no hay mejor motivación. Incluso si quiere quitarte el disco de la mano es algo positivo. ¡Dale su premio!
  • No lo incites a dejar caer el disco, sino más bien usa otro disco para tentarlo y hacer que suelte el que ya tiene.

Haz que ruede

Para jugar con tu perro al frisbie debes hacer que el animal se acostumbre a ver el disco. En vez de lanzarlo al aire a la primera, que puede ser algo más difícil para él, es mejor que lo hagas rodar y que el animal corra tras él. Una vez pongas esto en práctica y el perro dé indicios de ir a buscarlo, intenta lanzarlo una vez al aire, y otra hacerlo rodar. Así el animal se irá acostumbrando.

Motivación

Si introduces este juego como parte de la rutina y lo refuerzas con motivación y cosas positivas es probable que llegue un punto en el que el animal desee tanto el frisbie que ya no esperará a que caiga al suelo, sino que saltará a cogerlo. Solo ten paciencia y confía en la inteligencia de tu mascota, pues podrá tardar más, podrá tardar menos, pero al final lo hará.

Solo recuerda: el refuerzo positivo es clave. No te desesperes, y si en algún momento sucede no grites ni pegues al perro. Solo deja el juego e inténtalo en otra ocasión, y es que llegar a jugar con tu perro al frisbie no será una tarea sencilla al principio, pero con amor y cariño podrás conseguirlo.