Cómo enseñar al perro el ejercicio de buscar y traer

Hacer ejercicio con tu perro cuando lo sacas a pasear será una buena técnica para que llegue agotado y descanse por la noche además de dejarte descansar a ti también. No hay nada más molesto que un perro caminando toda la noche por la casa y haciendo ruido. Hoy vamos a hablarte sobre una técnica que ayudará a tu perro a cansarse. Te hablaremos sobre cómo enseñar a tu perro el ejercicio de buscar y traer.

Para poder conseguir que tu perro domine el ejercicio de buscar y traer, deberá dominar 4 órdenes o comandos:

  • Buscar
  • Coger
  • Traer
  • Soltar

Veamos cómo enseñar a tu perro a reconocer cada uno de estos comandos.

Buscar/coger

perro baila

Estas son dos palabras que tu perro reconocerá fácilmente, pues despiertan su instinto cazador, algo innato en ello por sus antepasados: los lobos.

Al igual que una presa despierta sus sentidos y por tanto su interés, debemos hacer unos ejercicios para que tu perro despierte su interés por el objeto que vamos a lanzar. Podemos jugar nosotros mismos con él, enseñárselo, pasarlo por su hocico o acariciarlo con él. Esto hará que el animal se familiarice y sea más fácil enseñarle el ejercicio de buscar y traer.

Una vez que esté familiarizado, podemos empezar a hacer pruebas. Puede ser que al principio el perro corra tras el objeto, pero al llegar a él, se dé media vuelta sin cogerlo y sin hacerle caso. ¿Qué podemos hacer en esta situación?

Tendremos que enseñar a nuestro animal que es divertido jugar con el objeto, digamos que es una pelota. Podemos ir nosotros por ella y cogerla. Dejarla caer al suelo delante de él y recogerla cuando el animal se acerca. Eso despertará el lado competitivo del animal y querrá coger la pelota antes que tú.

Traer

Una vez que tu perro ha aprendido que debe coger la pelota, viene la parte más difícil: que te la traiga. Para que aprenda esta fase del ejercicio de buscar y traer es esencial que ya sepa obedecer la orden de “Ven“. Pero aun cuando tu perro ya sepa obedecer esta orden, pueden surgir varios problemas:

  • El perro coge la pelota pero la suelta al oír tu llamada.
  • Te la trae pero te invita a que lo persigas con ella en boca.
  • Se va para otro lado con la pelota en la boca.

¿Cómo solucionar estos problemas y que tu perro aprenda a buscar y traer? Bien, en las dos últimas circunstancias, nunca cedas a los deseos del animal. No corras detrás de él, se lo tomará como un juego y no se tomará en serio tus órdenes. Debe entender que tiene que obedecer a tu llamada. Ponte firme.

En el primer obstáculo, no podrás hacer mucho para solucionarlo tú solo. Lo mejor es que crees una competencia con el animal. Ellos siempre quieren ganar. Así que pide la ayuda de un familiar o un amigo para que compita con tu mascota y así aprenda el paso más importante del buscar y traer.

¿Cómo? Muy fácil. Deberás lanzar la pelota y hacer que tu amigo o familiar corra a la vez que tu perro detrás de ella. Seguramente el perro llegará antes y cuando vea que tu amigo o familiar quiere cogerla, lo hará él primero. Si no es así, tu amigo lo hará. La cogerá y te la traerá en la mano para dártela delante del perro. Elogia a tu amigo frente a tu mascota para que el animal vea que eso era lo que esperabas de él. Repite esto varias veces.

Soltar

perro y ejercicio

Ahora llega el último paso: soltar. Este paso es la culminación del ejercicio buscar y traer. No intentes ser tú quien haga que el animal suelte la pelota tirando de ella. Debes enseñar a tu perro a obedecer.

Puedes acercar tu mano a la pelota haciéndole ver de ese modo que lo que quieres es que te la dé. Si tu perro ya sabe dar la pata entenderá rápidamente ese gesto, sino, tendrás que tener paciencia para culminar el juego de buscar y traer.

Puedes darle algo de comida que valorará más que la pelota y la soltará muy rápido o quizá puedas hacerlo con su juguete favorito. Sea como sea, te recomendamos que siempre tengas paciencia y que no te enfades ni le grites, o de lo contrario, el animal lo asociará con algo negativo y nunca más querrá intentarlo.

Categorías: Adiestramiento Etiquetas:
Te puede gustar