Tips para tener una iguana de mascota

Yamila 4 julio, 2018
Para que goce de bienestar durante sus 30 años de vida, hay que prestar atención al tamaño del terrario, a su temperatura, a su alimentación y a que su compañía, sobre todo si es un macho, sea del sexo opuesto

Cada vez son más las personas que eligen tener una iguana de mascota. Al igual que sucede con cualquier animal doméstico, también necesita sus cuidados específicos. Te damos algunos consejos en el siguiente artículo.

Iguana de mascota: tips para su cuidado

La iguana verde es la especie apta para ser mascota. Ten en cuenta que este reptil o lagarto puede vivir unos 30 años en cautiverio y que requiere de ciertos cuidados específicos:

1. Ofrécele un terrario grande

La iguana irá creciendo de tamaño a medida que cumple años. Este animal puede incluso llegar a los dos metros de largo debido a que su cola es de las más largas de la naturaleza. Es muy importante que disponga entonces de espacio para que pueda estar cómodo.

Existen terrarios de todos los tamaños; estas ‘peceras’ deben contener troncos, ramas o piedras donde se pueda acostar a descansar. Pasará muchas horas en la misma posición, aunque también sería bueno que pueda moverse si así lo desea.

¿Qué debe tener un buen terrario para tu iguana? Un área de reposo con acceso a la luz y el calor, un fondo de sustrato (nunca maderas ni plástico), objetos donde pueda trepar, un escondite y plantas para que su entorno sea similar al natural: aloe, acacia, bambú, cardo, diente de león y árbol de jade son algunas opciones.

Ciclo de vida de las iguanas

2. Debe contar con la temperatura adecuada

Las iguanas son animales de sangre fría y requieren de factores externos para poder mantener su temperatura corporal. Por ello, como primera medida, en el terrario deben contar con una piedra de calor o una luz especial. Se compran en las veterinarias o tiendas de mascotas y se instalan fácilmente.

El terrario debe estar entre los 26 y los 30°C, temperatura similar a los ambientes tropicales de los cuales provienen las iguanas. Ten cuidado de que la pecera no genere un efecto ‘sauna’ si está demasiado expuesta al sol.

Por otro lado, será bueno que tu mascota reciba rayos solares directos. ¿Cómo? Puedes colocar el terrario cerca de una ventana o permitir que salga al exterior si tienes patio, terraza o jardín. ¡No te olvides de cuidarla para que no se escape!

3. Aliméntala bien

Otro de los consejos para tener una iguana de mascota tiene que ver con su dieta. Ya que se trata de una especie herbívora, su alimentación está basada en hojas y frutas. Algunos vegetales aptos para ella son lechuga, col rizada, diente de león, hojas de nabo, col berza y hojas de mostaza.

Además de darle hojas, puedes complementar su dieta con frutas: bayas, melones, fresas, arándanos, manzanas y bananas. Además, en las tiendas para mascotas venden comida especial: unos gránulos secos que se mezclan con las verduras y son un complemento muy bueno.

Alimentación de la iguana

Ya que la iguana no come insectos en su hábitat natural, no tendrás que ofrecérselos. Quizás coma algún gusano o mosquito que quede entre las verduras, pero nada más. Además, no te olvides de colocar varios tazones con agua en el terrario para que pueda beber y al mismo tiempo aumentar la humedad de su hábitat.

4. Presta atención a las compañías

Otro de los consejos si quieres tener una iguana de mascota es recordar que se trata de un animal solitario en estado salvaje. Por lo tanto, si quieres que esté ‘acompañado’ te recomendamos que adoptes una del sexo opuesto.

Los machos son demasiado territoriales y se vuelven agresivos cuando ven a otro de su mismo sexo. Por lo tanto, se pelearán y se lastimarán cuando se encuentren, así que mejor tener una pareja.

Finalmente, te recomendamos que mantengas en buenas condiciones el terrario: retira el sustrato manchado y los objetos rotos cada semana. Los tazones de comida y agua deben limpiarse a diario.

Te puede gustar