Tips para ir a la playa con tu perro

Yamila 8 julio, 2018
Bañarse en el mar y jugar en la arena son actividades que los canes disfrutan, si bien hay que estar preparados para tomar las medidas necesarias para afrontar las altas temperaturas sin ponerlos en peligro, así como garantizar su higiene una vez vuelvan al hogar

Ya falta muy poco para las vacaciones de verano y, en esta ocasión, quieres ir con tu mascota. Es entonces cuando surgen las preguntas. ¿Se puede ir a la playa con tu perro? ¿Cuáles son los principales cuidados y cosas a tener en cuenta? En este artículo te lo contamos.

Cómo ir a la playa con tu perro

Quizás es el primer verano que tienes mascota o tal vez no cuentas con la ayuda de alguien para cuidarlo durante tu ausencia. ¡No te quedes en la ciudad! Puedes ir a la playa con tu perro y pasarlo de maravillas. Para ello, ten en cuenta estos consejos:

1. Elige una playa pet friendly

Cada vez son más las playas que permiten el ingreso de perros, siempre y cuando se cumplan con ciertas reglas como por ejemplo tenerle con correa y collar todo el tiempo o que no sea de tamaño grande. Consulta aquellos destinos accesibles para mascotas y evita problemas.

2. Haz una ‘maleta’ para tu perro

Así como sucede contigo o con tu familia, el perro también necesita llevar ciertas cosas a las vacaciones. Por ejemplo el comedero y bebedero, algún juguete que le encante (sobre todo si quieres jugar con él en la playa), una toalla para secarlo después que salga del agua, una manta para que duerma cómodo por las noches, etc.

3. Que se mantenga a la sombra

Es muy importante cuando vas a ir a la playa con tu perro que no sufra un golpe de calor, algo a lo que los canes son muy propensos. Durante las horas más calurosas del mediodía sería bueno que regresen al alojamiento. Si eso no es posible, entonces tendrás que dejarle a la sombra y con una buena cantidad de agua fresca a disposición.

Perro a la sombra

Ten en cuenta también que la arena puede estar muy caliente y quemarle las almohadillas de las patas.

4. Atención con el agua

Si es la primera vez que llevas a tu perro al mar, debes cuidarlo mucho para evitar un accidente en el agua. Es verdad que ellos saben nadar y pueden salir sin problemas, aunque pueden quedarse en medio de un ‘remolino’ de agua o irse demasiado lejos de la orilla.

También ten en cuenta que si el mar está muy frío y en la arena hace calor, ese cambio de temperatura puede no ser bueno para la salud del animal: provoca resfriados. Evita que beba mucha cantidad de agua salada –peor con arena– porque puede ser malo para su estómago. Además, trata de que no le entre agua en los oídos: causa infecciones como la otitis.

5. Mantenlo a tu lado todo el tiempo

Aunque sea el perro más obediente del mundo, cuando el perro va a la playa está en un ámbito desconocido. Esto puede causar cambios en su conducta, sobre todo si ve otros animales cerca.

Por ello, te recomendamos que lo tengas continuamente a tu lado y con correa. Puedes comprar esas extensibles para que tenga un poco más de libertad, pero nunca lo dejes suelto.

Correa fija para perro

6. Lleva juguetes

La playa es el lugar ideal para pasarlo de maravilla y dedicarle el tiempo que quizás durante el año no tienes. Lleva una pelota o busca una rama o algún objeto que puedas arrojarle y enseñarle trucos.

A tu perro le encantará jugar durante horas en la arena y, sin duda, cambiará su estado de ánimo. Recuerda que las sesiones de ejercicio deben realizarse por la mañana o por la tarde, en las horas menos calurosas.

7. El aseo es fundamental

A los perros en la playa les encanta revolcarse en la arena y ensuciarse continuamente. Además, cuando se meten en el mar luego tienen un olor desagradable en el pelaje. Por lo tanto, una vez que termine el día te recomendamos darle un pequeño ‘baño’ para quitarle la arena.

Al regresar a casa, lo lógico es aprovechar para cortarle un poco el pelo, quitarle los eventuales nudos que puedan haberse formado en esos días de vacaciones en la playa y en plena naturaleza.

Te puede gustar