Qué es la torsión de estómago en perros

Yamila · 20 agosto, 2017

El síndrome de dilatación o torsión de estómago en perros es una enfermedad aguda que se presenta en algunos animales domésticos, como los citados perros y el ganado. Si no se trata con urgencia, puede acabar con la vida de tu mascota. Por ello es tan importante que sepas sobre este problema. En este artículo te contaremos todo lo que debes conocer.

¿Qué es la torsión de estómago en perros y por qué se produce?

La tasa de mortalidad de la torsión de estómago en perros es muy elevada: los canes que no son tratados fallecen en el 100% de los casos, y aquellos que son llevados con urgencia al veterinario, pueden sobrevivir en un 65%.

Autor: Christine und David Schmitt

Si bien no se sabe a ciencia cierta qué produce este problema mortal, la teoría más extendida por los médicos es que se debe a la acumulación de gases en el estómago. Cuando esto sucede, la dilatación (inflamación) es tal, que los ligamentos no pueden sujetarlo. El peso del bazo (al lado del estómago) provoca un giro en el intestino. La consecuencia es un colapso en el riego sanguíneo, y el estrangulamiento de las arterias y venas que discurren por el estómago.

La sangre no puede llegar a los demás órganos vitales ni tampoco oxigenarse. Por ende, produce una arritmia cardíaca y, por último, un shock fatal.

Esta explicación un tanto “gráfica” nos ayuda a comprender qué es la torsión de estómago, y por qué no debemos desestimarla. Entre las causas principales de la dilatación estomacal, encontramos:

1. Gran ingesta de comida

Si tu perro come vorazmente, o bebe líquido de forma rápida, es más propenso a sufrir este problema. También aparece en canes que comen más que su ración (por ejemplo, si hay dos o más mascotas que comen el alimento de los demás), y si apenas regresan de hacer ejercicio devoran lo que hay en el plato.

2. Enfermedades

Los perros ancianos son vulnerables a la torsión gástrica si por alguna patología no pueden evacuar correctamente los gases. También hay que tener cuidado si en la familia del animal hay alguno que haya padecido vólvulo gástrico.

3. Estrés

Los cambios en la rutina, los viajes, la separación del dueño, quedarse mucho tiempo solo, o la muerte de alguien de la familia, puede llevarles a comer más y a ser más propensos a este problema.

4. Razas

Si bien la torsión de estómago puede aparecer en cualquier perro, lo cierto es que existen razas que son más vulnerables que otras. Presta atención si tu mascota tiene el pecho profundo y el estómago distendido, o bien si es del tipo grande o moloso. Básicamente, de las siguientes razas: Dóberman, Chow Chow, Pastor Alemán, Galgo, Dálmata, San Bernardo, Weimaraner y Bóxer.

Los síntomas que detectan esta enfermedad (y que debemos tener en cuenta para llevarle al veterinario de inmediato) son:

  • Nerviosismo: el perro está inquieto y se mira el estómago continuamente.
  • Inflamación en el abdomen: si se golpea suavemente con la mano suena como un tambor.
  • Vómitos: aunque intenta vomitar, lo único que expulsa es una saliva espumosa.
  • Eructos, salivación abundante y espasmos abdominales.
  • Dificultad para respirar.
  • Debilidad y depresión.

Diagnóstico y tratamiento de la torsión de estómago en perros

Una vez que nos damos cuenta de que el animal está sufriendo los síntomas de la dilatación gástrica, debemos llevarlo lo antes posible al veterinario (trata de que en el viaje no se mueva mucho y esté cómodo). El profesional le hará una radiografía para ver con claridad el estómago y observar si el orificio que conecta este órgano con el intestino se ha desplazado.

Autor: Soggydan Benenovitch

Luego, le administrará antibióticos y fluidos por vía intravenosa para calmarle. Después, extraerá el contenido del estómago usando una sonda a través de la boca, y procederá a un lavado gástrico. Finalmente, se realizará una cirugía para fijar el estómago a la pared costal para evitar una nueva torsión. Si el perro sobrevive, las primeras 48 horas tendrá más posibilidades de salir adelante.

¿Cómo prevenir la torsión?

Para evitar que tu mascota sufra una dilatación de estómago, te recomendamos que:

  • Fracciones su alimento.
  • Evites que beba demasiada agua después de comer.
  • Restrinjas el ejercicio.
  • No le des comida por la noche.
  • Evites que se estrese.

Fuente de la imagen principal: Beatrice Murch