¿Es posible tener una zarigüeya como mascota?

Tener una zarigüeya como mascota es legal en ciertos lugares, pero nunca fácil cuando se trata de cuidados. Aquí abordamos esta cuestión desde diferentes ángulos.
¿Es posible tener una zarigüeya como mascota?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 30 enero, 2022

La moda de tener animales exóticos en el hogar está cada vez más extendida. En ocasiones, esta tendencia parte de preferencias estéticas o de la ostentación dentro de estilos de vida lujosos, pero en otras proviene de la buena voluntad de la gente. Es el caso de tener una zarigüeya como mascota, un animal que hasta el momento se consideraba una alimaña e incluso se buscaba matarla cuando aparecía cerca de los hogares.

Si te estás planteando tener uno de estos marsupiales en tu hogar, primero debes considerar varios aspectos que condicionarán su vida y, por tanto, la tuya. En este espacio tienes una visión general de lo que supone cuidar de una zarigüeya, así como aspectos legales que debes tener en cuenta. No te lo pierdas.

Características de la zarigüeya

Lo primero de todo será conocer mejor a este animal. La zarigüeya (Didelphis virginiana) es un mamífero de la familia Didelphidae. Es uno de los marsupiales más ancestrales del planeta, ya que los fósiles más antiguos de este animal datan de hace más de 65 millones de años, cerca de la extinción de los dinosaurios.

No son mamíferos demasiado grandes, pero el dimorfismo sexual a este respecto es notable: mientras que las hembras rondan los 15 centímetros sin contar la cola, los macho llegan a alcanzar los 40 centímetros. La hembra, además, cuenta con un marsupio, la bolsa externa en la que las crías terminan de gestarse tras el periodo intrauterino.

Se trata de animales inofensivos, pero con una gran energía y un carácter algo imprevisible. Son algo torpes caminando por el suelo, aunque trepan de maravilla, ya que habitan en los árboles de los bosques del continente americano.

¿Son las zarigüeyas peligrosas?

Son muchos los factores que influyen en la legalidad de la tenencia de un animal en cautividad: estado de conservación de la especie, legislación del país al respecto de este tema, intereses económicos y mucho más. Por eso, para saber si es legal tener una zarigüeya como mascota, tendrás que informarte sobre las normas existentes en tu región.

La zarigüeya delgada de Handley (Marmosops handleyi), por ejemplo, es endémica de Colombia y se encuentra en estado crítico de extinción, por lo que está prohibida su tenencia.

En España, por ejemplo, no hay ninguna ley que prohíba tener una zarigüeya como mascota. No obstante, este animal no es endémico de Europa, por lo que tendrías que comprar uno e importarlo pasando por el trámite legal que ello conlleva.

En algunas regiones de América existen programas de rehabilitación de fauna silvestre que permiten al público general tener una zarigüeya en su hogar. Por lo común, para que esto sea legal se necesitará un permiso especial, ser voluntario o aprobar un examen de capacitación. 

La problemática de tener una zarigüeya como mascota

Cuando alguien desea comprar un animal exótico que no es nativo de su región, lo más normal es que tenga que recurrir a criadores o a la importación del animal. Esta práctica implica muchas cosas:

  • La futura mascota habrá sido extraída de su medio natural.
  • Si viene de criadero, es muy probable que no haya vivido en buenas condiciones.
  • Durante el viaje hasta la casa del comprador, el animal sufrirá un gran estrés y, probablemente, lesiones físicas.
  • Algunos criadores y traficantes realizan contratos de cesión en lugar de compra para evitar problemas legales durante su actividad.
  • Ante el abandono o la fuga del animal se crea el peligro potencial de que se convierta en una especie invasora en la región en la que se ha introducido. Un ejemplo de esto son las colonias de mapaches foráneas en Madrid, España.
  • Si compras animales exóticos, es posible que estés aportando dinero al tráfico ilegal de especies (aunque la que estés adquiriendo sea legal en tu región).

Si vives en el continente americano, es posible que consigas acoger en tu hogar una zarigüeya, ya que se trata de un animal nativo que se puede encontrar desde Canadá hasta Argentina. No obstante, aunque tengas el permiso, albergar uno de estos seres no es fácil, como puedes ver en el siguiente apartado.

¿Una zarigüeya vive bien en un hogar?

Como podrás imaginar después de todo lo que has leído hasta ahora, la respuesta es que no. Aquí tienes los porqués más importantes que sustentan esta negativa:

  1. La zarigüeya es un animal omnívoro y oportunista: su dieta incluye fruta, pastos, insectos, pequeños roedores e incluso animales muertos. En cautividad, esto es muy difícil de recrear, por lo que los desequilibrios nutricionales son frecuentes en estos animales.
  2. Su esperanza de vida es muy corta: en libertad suelen vivir unos 3-4 años, el doble en cautividad con los cuidados adecuados. No obstante, el encierro les produce tal estrés que muchas veces enferman a pesar de todos los esfuerzos del cuidador.
  3. Problemas de salud: el estrés de la cautividad debilita el sistema inmunitario de la zarigüeya, dejando paso a las enfermedades bacterianas. Los ejemplares tenidos como mascota son propensos a desarrollar cataratas, a la obesidad y a la atrofia muscular.
  4. Suelen ser animales inofensivos, pero a veces se tornan agresivos: como cualquier otro ser vivo privado de su libertad, es posible que sienta que debe defenderse y acabe por morder o atacar a su comprador.
  5. La mayoría de veterinarios no tienen los conocimientos necesarios para tratar estas dolencias: al tratarse de una especie tan inusual en los hogares, los recursos que existen en cuanto a tratamientos y cuidados son muy escasos.
Una zarigueya sobre un árbol.

La importancia de la responsabilidad en redes

Es necesario señalar una última cosa cuando se trata de tener una zarigüeya como mascota. En su lugar de origen, muchas personas acogen a uno de estos animales como parte de un programa de rehabilitación o cuando no son recuperables. Sin embargo, la difusión de imágenes de zarigüeyas en la red suele malinterpretarse como que esa persona tiene un animal extraño en su casa por gusto: ahí es donde nace la moda.

Si bien estas imágenes en redes ayudan a eliminar el estigma que pesa sobre estos seres y muestra su lado más amable, es responsabilidad de todos entender que los animales deben permanecer en su medio. Antes de adquirir cualquier mascota (exótica o no), asegúrate de que va a vivir una vida feliz a tu lado y que nadie le ha arrancado de su hogar para ponerla en tus manos.

Te podría interesar...
Todo lo que debes saber sobre la zarigüeya
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Todo lo que debes saber sobre la zarigüeya

La zarigüeya es un animal que atrae con fuerza y genera rechazo al mismo tiempo, y es que... ¡aunque parezca un roedor, en realidad es un marsupial...