Síntomas de la hemorragia en los perros

Caridad Torcuato · 25 diciembre, 2014

Cuando decidimos adoptar una mascota, tenemos que estar muy seguros, ya que además de nuestro cariño y atención, también tenemos que cuidar de su buena salud. Hay que llevarlos al veterinario con regularidad, aunque no tengan síntomas de estar enfermos.

Es por eso que en esta ocasión os vamos a hablar de la hemorragia en los perros, los síntomas que nos pueden indicar que nuestro amigo, tiene este problema de salud. Para ellos te vamos a dar una serie de consejos y recomendaciones para que detectes y sepas los síntomas que te pueden hacer pensar, que tu perro tiene una hemorragia.

Causas de la hemorragia en los perros

Las causas de que tu perro tenga hemorragias se puede deber por distintos motivos, aunque la principal causa de la hemorragia son por fuertes traumatismos, pero también pueden ser provocada por un hematoma o en el peor de los casos, por un tumor.

Por un accidente o traumatismo

Si tu perro ha sufrido un accidente, el impacto puede ser tan grande que muera en el acto, como consecuencia del gran sangrado. Pero en otras ocasiones puede ocurrir que el sangrado sea interno, debido principalmente al daño que se produce en el hígado o el bazo, dos órganos que pueden quedar afectados. Es por eso que si tu perro sufre un accidente, debes llevarlo a que lo revise el veterinario, aunque no presente síntomas de ningún tipo.

Hematoma en el abdomen

En el interior del abdomen se acumula sangre, formando hematomas, que se producen por la rotura de vasos sanguíneos, que están unidos con el bazo. Esto ocurre por un pequeño traumatismo y no son muy visibles y difíciles de detectar.

Por un tumor

Otra de las causas por la que ocurre una hemorragia es por un tumor, sobre todo en los vasos sanguíneos. La mayoría de estos tumores son malignos y algo agresivos, siendo el pastor alemán y los golden retriever, las razas de perro más propensas a padecer este tipo de enfermedad.

Coagulopatía

La coagulopatía o trastorno hemorrágico, es una alteración del sistema de coagulación, haciendo que éste funcione incorrectamente. Teniendo su origen en las alteraciones de los vasos sanguíneos y se caracteriza por sangrar de forma regular.

Síntomas de la hemorragia

hemorragias perros 2

Es muy importante que siempre estés atento a los cambios de conducta de tu perro, si de repente está más cansado o ya no tiene ganas de jugar. Además de todo eso hay que tener en cuenta otros cambios en su organismo.

Sangrado por alguno de sus orificios

Tienes que observar si en la orina o heces de tu perro aparece sangre, ya que la hemorragia rectal es algo muy frecuente en los perros. Pero también hay que observar si sangra por la nariz o incluso por los oídos. Si tiene daños en la zona de la boca, garganta o pulmones, tu perro podría vomitar sangre.

Temperatura corporal baja

Tienes que tomar la temperatura corporal de tu perro de vez en cuando. La temperatura corporal media de un perro es de 37.7 a 39.1 grados, si la temperatura es por debajo de 37, es un síntoma de que el perro está enfermo.

Encías blancas

Que las encías de tu perro sean de color rosado, es un síntoma de que goza de buena salud, pero si son blanquecinas o pálidas, es muy posible que haya un sangrado interno.

La respiración y el cansancio

Hay que observar si tu perro respira o jadea de una manera brusca, sin un motivo aparente. Si has notado una alteración en el ritmo de su respiración, es una señal de que algo no va bien.

Pero si tu perro es inquieto, divertido y le gusta jugar, pero de repente no quiere salir, ni jugar, ni te recibe de forma eufórica cuando llegas a casa, puede significar también que tenga alguna hemorragia interna y no te hayas dado cuenta.

¿Cómo tratar la hemorragia en los perros?

heorragias perros 3

Aunque no lo creas, las hemorragias internas son más comunes de lo que piensas, pero también se suelen solucionar sin problemas, a menos que sea por algo grave. El tratamiento a seguir dependerá de la causa del sangrado.

Es muy importante que si aprecias algunos de los síntomas que te hemos explicado anteriormente, lleves a tu mascota lo antes posible al veterinario. Seguramente le mandará algunas pruebas como endoscopia, un análisis de sangre o análisis fecal. Pero no te asustes, ya que es para ir descartando enfermedades.

Es muy importante que tu perro no coma huesos, ya que les podía provocar un estreñimiento y un posterior sangrado. Además debes vigilar su dieta y no darle tus sobras, tiene que llevar una dieta equilibrada, para evitar el constipado canino o estreñimiento.