¿Qué significado tienen las posiciones de tu gato al dormir?

Laura Morales Negrin · 6 julio, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 5 julio, 2021
Los gatos adultos sanos duermen alrededor de 12 a 16 horas en un día. Por ello, analizar las diferentes posturas que toman al descansar nos puede dar una pista de cómo se sienten.

Observar los movimientos y posturas de un gato es como tener delante un manual abierto sobre comunicación felina. Da igual que simplemente esté caminando, en posición para cazar su juguete favorito o descansando plácidamente. En este último punto —el del descanso— cabe destacar que las posiciones del gato al dormir pueden ser muy variadas.

¿De qué dependerá la postura que tome un felino al dormir? Principalmente, este hecho se ve condicionado por dos factores. En primer lugar, la postura varía con base en la seguridad que sienta el animal en ese momento para descansar. En segundo lugar y ligado a lo anterior, de la necesidad de estar alerta. Con base en esto, se pueden distinguir diferentes posturas. Veamos algunas.

Estirado

Es muy común ver a los gatos descansando en el suelo completamente estirados en los meses del año en los que el calor aprieta más. Con esta postura, buscan refrescarse sobre esa superficie. A veces se estiran tanto que al observarlos es cuando realmente se percata un tutor del tamaño de su mascota.

Panza arriba

Quien ha visto a su gato dormir panza arriba puede tener una cosa clara: el animal se siente completamente seguro en su hogar. Esta postura deja muy descubiertas las zonas más vulnerables de gato ante un ataque, como son su abdomen y su garganta. Por lo tanto, si se tumba a descansar así es que sabe que no existe peligro para él cerca. Además, esto les proporciona a los felinos una gran relajación.

Esta es una de las posiciones del gato al dormir que más hablan por él. Si un felino estaba muy acostumbrado a dormir así y ya no lo hace, es porque siente que existe una amenaza cerca. Puede que haya llegado un nuevo miembro de la familia al hogar (humano o mascota) o que esté pasando por un periodo de ansiedad o estrés. En cualquier caso, no hay que pasar por alto la situación.

Un gato duerme levantado.

De lado

Es la postura escogida para un sueño reparador. Como en el caso anterior, cuando el gato duerme de lado es señal de que no existen preocupaciones para él. Se encuentra feliz y tranquilo y por eso se apoya en un costado. Las patas suelen estar estiradas o semiflexionadas cuando está verdaderamente relajado.

Con la lengua afuera

Hay que admitir que ver a un gato dormir con la lengua fuera tiene algo de cómico. ¿Por qué sucede esto? Lo más probable es que se deba a una relajación máxima por parte del felino. Es algo habitual también en gatos que, por el motivo que sea, han perdido varios dientes delanteros.

Con las patas delanteras estiradas

Esta es una de las posiciones del gato al dormir que dejan ver que el animal no se encuentra del todo dormido ni relajado. En esta postura, el felino se tumba con la panza en el suelo y encoge las patas traseras, pero estira las delanteras. Eso indica cierto grado de alerta, puesto que esa posición le permitirá incorporarse rápidamente si tiene que huir.

Cubierto

A los felinos, por su naturaleza, les gusta muchísimo adentrarse en lugares cubiertos para descansar. Eso les proporciona seguridad, además de intimidad y calor. Por ello, no dudan en introducirse en sus casetas, en cualquier caja de cartón que quede a su alcance e, incluso, en bolsas grandes de supermercado. Del mismo modo, también es común verlos debajo de las mesas, sillas o mantas.

Por ello, siempre será beneficioso proporcionarle al gato un refugio apropiado para que pueda acudir a él cuando que lo necesite. Esto puede ser, por ejemplo, cuando se sienta asustado o estresado. Eso sí, hay que ser muy consciente del tiempo que pasa el animal escondido en ese refugio, pues si es más del normal —por ejemplo, si solo sale para comer o por las noches— puede ser señal de enfermedad.

Enroscado

Cuando un gato se tumba formando una media luna está descansando tranquilamente, para habiéndose asegurado de estar protegido. Al enrocarse aproximando la cabeza al pecho protege su abdomen, a la vez que mantiene su temperatura corporal.  Además, si se tapa la cara con las patas, será una de las posiciones del gato al dormir que indican que es mejor que no le molestes, pues desea estar solo.

Un gato enroscado sobre un fondo blanco.

En sándwich

Esta curiosa postura indica que el felino no está del todo relajado, ni mucho menos descansando completamente, sino en un estado de duerme vela. El gato que toma esta posición se encuentra erguido, con los ojos cerrados, pero con las patas anteriores debajo de su cuerpo. Su propósito no es dormir, pero encuentra cierta comodidad en esta posición.

Acurrucado sin apoyar la cabeza

Esta posición de descanso denota cierta inseguridad en el felino y un alto grado de alerta. Por mucho que tenga los ojos cerrados o semicerrados, el gato es plenamente consciente de lo que sucede a su alrededor poniendo su atención en el sentido del oído. En este caso, el animal está acurrucado con el abdomen en el suelo, la cabeza erguida y las patas delanteras encogidas.

En ocasiones, los gatos enfermos o que sienten dolor toman esta posición para intentar dormir. Si se sabe que no hay en casa algo que pueda provocar un estado de alerta constante en el felino y este siempre duerme así, lo ideal es consultarlo con un profesional veterinario.

Acurrucado con la cabeza apoyada

Quizás se trate de una de las posiciones del gato al dormir más difíciles de definir, ya que por la postura en la que está colocado puede descansar muy cómodo, pero a la vez también le permite levantarse rápidamente si lo necesitase. En estos casos, el animal suele apoyar la cabeza sobre las patas delanteras y ladearla un poco.

Posición de abrazo

Sin duda, es una de las posturas más tiernas que tienen los gatos al dormir. Esta es posible siempre que haya otro gato en casa u otra mascota, como un perro con el que tiene buena relación. Los animales se tumban de lado y uno de los felinos (o el felino de la pareja animal) posiciona una pata delantera sobre el otro. Es una forma de indicar que se siente feliz y una muestra de afecto hacia el prójimo.

Sobre la cabeza del amo

Esta es una grandísima muestra de cariño hacia su tutor y debería tomarse como tal, aunque a veces no resulte del todo cómodo para la persona. Los gatos pueden ser cariñosos, eso sí, muestran su amor a su manera. Mantener un contacto tan cercano con su dueño a la hora de descansar es una de ellas.

Evidentemente, al decir sobre la cabeza del amo no tiene que significar que literalmente el animal esté subido encima de la cabeza, sino que toma parte de su almohada.

Con los ojos semicerrados

No se trata de una postura de descanso felina que indique un sueño profundo. Si el gato tiene los ojos semicerrados posiblemente tenga también las orejas erguidas. Esto significa que está pendiente de lo que ocurre a su alrededor y es muy común ver a los gatitos así en sus siestas diurnas. A esta postura se le conoce también como “gato barra de pan”.

Otras posiciones del gato al dormir

Los gatos duermen entre 12 y 16 horas diarias, es decir, alrededor del 75 % del día. Por ello, es muy normal verlos descansar a lo largo de una jornada en varias de las posturas mencionadas. Estas son las más comunes, pero no son las únicas, y quien tenga o haya tenido un gato seguro que lo puede confirmar.

En ocasiones, se puede llegar a ver a los felinos descansando como si de verdaderos contorsionistas se tratasen: con las patas estiradas, el cuello torcido apoyado en el respaldo del sofá, con medio cuerpo colgando, enroscado alrededor de la pata de una silla, etc.

A veces cuesta entender al gato y puede que este sea uno de esos casos, pues es normal que surjan dudas sobre la comodidad de dichas posturas. Sin embargo, lo cierto es que a ellos parece no importarles, ya que su flexibilidad corporal les permite adoptar las formas más inusitadas.

Además de esto, antes se mencionaba la postura del gato que duerme sobre la cabeza de su tutor. Esta no es la única posición que emplean los felinos para descansar cerca de sus dueños, pues también se pueden colocar encima de ellos en otras partes de su cuerpo, como la espalda. Etólogos felinos han afirmado que esta posición indica protección del animal hacia la persona.

¿Alguna vez te has preguntado cómo son las posiciones del gato al dormir?

Otra cuestión que debes considerar al observar a un gato dormir es si es capaz de soñar. Los expertos aseguran que así es, de ahí que en ocasiones se vea al felino moverse, emitir sonidos o temblar mientras descansa. Es bastante normal, ya que durante el sueño el cerebro del animal procesa todo lo que ha vivido durante el día para comprender esa información.

  • Do Cats Dream? Recogido el 4 de julio en https://www.purina.com.au/cats/behaviour/dreaming#.YOIBuegzbIU
  • Bueno, Á. R. (2019). Etología Felina: Guía Básica Sobre El Comportamiento del Gato. Amazing Books S.L.
  • Comportamiento del gato. Recogido el 4 de julio en https://es.wikipedia.org/wiki/Comportamiento_del_gato
  • Budiansky, S. (2015). The Character of Cats (English Edition). Weidenfeld & Nicolson.
  • Magno, N. (2017). EL LENGUAJE DEL GATO (Spanish Edition). De Vecchi Ediciones.