Sarna ótica en hurones: causas, síntomas y tratamiento

La sarna ótica en hurones es un padecimiento que provoca picores y descargas mucosas alrededor de las orejas del animal. Apréndelo todo sobre esta condición.
Sarna ótica en hurones: causas, síntomas y tratamiento
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 08 febrero, 2022

Los hurones son mascotas comunes en las casas, pero no se han domesticado tanto como otros mamíferos y no se conocen a fondo muchas cuestiones sobre su salud. A pesar de su carácter inquisitivo y juguetón, estos animales son proclives a padecer ciertas condiciones agudas y crónicas. En este espacio exploramos la sarna ótica en hurones, una parasitación que se localiza en el entorno de las orejas.

Uno de los procesos más desagradables por los que pasa todo tutor de un mamífero es desparasitarlo y combatir a los ácaros, las garrapatas y las pulgas que crecen en su superficie. Además, algunos de estos invertebrados son vectores de otras enfermedades más graves e, incluso, pueden llegar a afectar al ser humano. Conoce más sobre la sarna ótica en hurones en esta oportunidad.

¿Qué es la sarna ótica?

El término escabiosis o sarna se utiliza para designar a una enfermedad de la piel provocada por el ácaro parásito Sarcoptes scabiei. Este patógeno tiene como hospedadores a diversos animales mamíferos y cada subvariante se especializa en un taxón concreto. Por ejemplo, S. scabiei var. hominis afecta a los humanos, mientras que S. scabiei var.  caprae infecta a las cabras.

Aunque la patología suele ser causada por la especie citada, cabe destacar que la sarna ótica en hurones encuentra como agente causal al ácaro Otodectes cynotisAlrededor del 10 % de las otitis en perros y casi el 50 % en gatos responden a una sarna ótica, pero este cuadro también es relativamente común en los animales que aquí nos atañen.

Este ácaro (un arácnido de muy pequeño tamaño) se alimenta de los productos de desecho y la piel muerta que se acumulan en el interior de la oreja del hurón. Aunque esto pueda parecer positivo en un principio, hay que tener en cuenta que sus poblaciones crecen de forma rápida y muy exponencial. Como podrás imaginar, tener cientos de invertebrados dentro de la oreja es  muy doloroso para el animal.

La infestación provoca mucho picor y malestar en el animal.

La cardiomiopatía dilatada es una condición grave en hurones domésticos.

Causas de la sarna ótica en hurones

La especie Otodectes cynotis es bastante generalista, así que puede saltar sin problemas entre perros, gatos, hurones y otros mamíferos. Lo más usual es que el contagio se produzca cuando un hurón sano entra en contacto directo con otro animal infestado, pero los ácaros pueden permanecer viables en el ambiente por un tiempo limitado.

Aunque es extremadamente poco probable, existen casos aislados de personas en contacto con otros animales que se han infectado con O. cynotis. Por ello, es importante mantener la higiene al máximo y ser precavido a la hora de manejar a un animal enfermo.

Síntomas

Los ácaros no dañan como tal el aparato auditivo del hurón (ya que no se comen el tejido vivo). Sin embargo, el malestar proviene de su actividad normal y de sus números poblacionales altos. Estos invertebrados poseen unas especies de ganchos en sus patas para adherirse a la superficie del hospedador, los cuales son causantes del picor y las lesiones.

Tal y como indica el portal VCA Hospitals, los síntomas de la sarna ótica en hurones dependen del periodo de infestación. Se pueden distinguir los siguientes signos clínicos:

  • Irritación: poco después de la infestación, el hurón empezará a mostrar signos de picor dentro de la oreja. Se rascará con sus patas y contra superficies y mostrará un halo enrojecido en el pabellón auricular. A medida que el número de ácaros crezca, el animal se rascará más y más (hasta hacerse sangre).
  • Pérdida de pelo: la sarna ótica en hurones también cursa con pérdida de pelo en la zona afectada, ya sea por la acción de los propios ácaros o por el rascado del hurón.
  • Descarga: en vez de producir el cerumen normal, los hurones infectados secretarán por las orejas una sustancia cerosa y ennegrecida. Esta puede fijarse en forma de costras.

Además de todo lo citado, cabe destacar que la sarna ótica propicia que aparezcan infecciones secundarias en la oreja del hurón. Las lesiones abiertas pueden volverse purulentas, necróticas y dar paso a síntomas más graves. Por esta razón, el diagnóstico y el tratamiento son vitales en este cuadro. 

Diagnóstico

Muchos casos de infestaciones tempranas se diagnostican en una exploración física rutinaria. Por ello, es necesario que lleves a tu hurón a la clínica al menos 1 vez al año aunque no tenga ninguna patología evidente.

Una vez en el veterinario, el profesional examinará a fondo la oreja del animal con artilugios especiales, prestando atención a las lesiones y las secreciones negruzcas características. Esto suele ser suficiente para diagnosticar la enfermedad, aunque hay que descartar dermatitis, pulgas y otros cuadros similares. Por ello, a veces se requiere la obtención de una muestra de cera y la observación bajo el microscopio.

Las muestras de un animal infectado presentarán ácaros adultos y huevos observables bajo el microscopio.

Tratamiento de la sarna ótica en hurones

No existen fármacos específicos para tratar la sarna ótica en hurones, pero sí en perros y gatos. Algunos de los abordajes que se suelen tener en cuenta son los siguientes:

  1. Cremas tópicas para gatos: la ivermectina es eficaz, aunque debe administrarse siempre bajo atención veterinaria. A veces hay que diluirla y la aplicación requiere un parámetro específico (1-2 semanas), pues no acaba con los huevos de los parásitos.
  2. Limpieza del entorno: como hemos dicho, los ácaros pueden sobrevivir por un tiempo limitado en el entorno. Hay que limpiar a conciencia todas las pertenencias del hurón, su jaula y la sala en la que salga a pasear.
  3. Higienización y tratamiento en la cola: la cola también debe desinfectarse, ya que los hurones tienden a dormir con esta extremidad muy cerca de las orejas.

En caso de que se haya producido una infección derivada de la sarna ótica, será necesaria la administración de antibióticos específicos. Este último cuadro tarda algo más en curar y puede tener una recuperación un poco peor.

Un hurón en el veterinario.

La mayoría de los hurones se recuperan rápido de esta condición con el tratamiento adecuado. De todas formas, si hay más mascotas en casa hay que tratarlas a todas de forma simultánea para evitar reinfecciones. Consulta a tu veterinario si notas cualquier reacción extraña en tu animal durante o después del tratamiento.

Te podría interesar...
¿Cómo bañar a tu hurón correctamente?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo bañar a tu hurón correctamente?

Bañar a tu hurón es una actividad que no necesitas hacer de forma asidua. Aun así, a veces este acto es necesario para su bienestar.



  • Castro García, L., & Saldivia Paredes, M. (2020). Eficacia comparada de tres fármacos acaricidas utilizados en el tratamiento de otocariasis por Otodectes cynotis en gatos domésticos de Puerto Montt, región de Los Lagos, Chile. Revista de Medicina Veterinaria, (41), 91-105.
  • Heyning, J. V. D., & Thienpont, D. (1977). Otitis externa in man caused by the mite Otodectes cynotis. The laryngoscope, 87(11), 1938-1941.
  • Ferret ear mites, VCA Hospitals. Recogido a 8 de noviembre en https://vcahospitals.com/know-your-pet/ferrets-ear-mites

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.