¿Sabías que los perros pueden sufrir de acné?

Luis Francisco · 8 diciembre, 2015

Al igual que en las personas adolescentes, nuestros perros pueden fácilmente sufrir de acné, sin que esto represente mayor peligro para ellos. Este pequeño inconveniente suele durar hasta que el canino cumple un año y aparece por primera vez en su etapa de pubertad, desde los 5 hasta los 8 meses de edad.

Si bien, este es un hecho que muchos desconocían, se trata de algo sumamente común ante lo que se deben tomar diferentes tipos de precauciones, ya que para nuestros pequeños amigos esto puede resultar incómodo y doloroso.

Si te sientes sorprendido y no conoces nada sobre el acné en los perros, aclararemos algunos de los interrogantes más comunes y repetidos.

¿Por qué ocurre?

labrador y boxer

En primer lugar, se debe señalar que esta enfermedad de la piel es un proceso inflamatorio crónico que se manifiesta principalmente en los labios y el mentón del canino.

La razón por la que estas desagradables espinillas aparecen en nuestros pequeños amigos, se debe a una irritación en los folículos pilosos, producto del traumatismo que sufren dichas partes de su cuerpo por el roce con el suelo, las paredes, los muebles, la comida o con otros animales.

Esto suele producir lesiones que por lo general se infectan, y al combinarse con los cambios hormonales que se generan en su pubertad, traen como consecuencia la aparición de estos incómodos granos.

¿Cuáles son las razas de perros que más sufren de acné?

A pesar de que la gran mayoría de los caninos pueden sufrir esta enfermedad de la piel, existen algunos en las que su aparición suele ser mucho más común que en otros.

Estos son algunos de ellos:

  • Boxer
  • Bulldog
  • Grán danés
  • Mastiff napolitano
  • Mastiff inglés
  • Rottweilers
  • Doberman
  • Shar Pei

Como se puede ver, aquellos que están predispuestos a sufrir de acné, son los de razas que cuentan con un pelaje corto.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

Si bien pueden experimentar normalmente picazón e hinchazón, el acné puede determinarse fácilmente a través de una serie de síntomas muy comunes. Estos son los más resaltantes:

  • Aparición de espinillas y puntos negros.
  • Fuerte sensación de dolor al momento de tocar sus lesiones.
  • Enrojecimiento de la piel que se encuentra alrededor de las zonas afectadas.
  • En los casos más avanzados, puede presentarse pus.
  • Cicatrices en las lesiones que se han curado.

¿Qué debo hacer si mi perro sufre de acné?

Si notas que tu canino sufre de este problema en su piel, debes acudir inmediatamente a un veterinario para que tome las medidas más pertinentes. Lo primero que hará será identificar diferentes datos de tu mascota, tales como la edad, su raza y el momento en el que aparecieron las primeras lesiones

Para realizar el diagnóstico, el médico tomará varias muestras de zonas afectadas para analizar y determinar si se trata de cualquier otro tipo de enfermedad de la misma índole, como la tiña o la demodicosis.

Una vez que haya descartado otra clase de infección cutánea, tendrá que determinar el tratamiento más adecuado para llevarlo a cabo.

¿Cuál es el tratamiento más eficiente?

gran danes

Son muchas las maneras de tratar el acné en los caninos, sin embargo, es el veterinario quien tendrá la última palabra sobre los medicamentes que deberás usar.

Lo más recomendable son las pomadas, ya que estas han demostrado tener resultados muy efectivos para combatir las espinillas, granos y puntos negros. El médico sabrá elegir la que asegure mayor eficiencia y menor daño para tu mascota.

Así mismo, se aconseja nunca usar los productos que usan las personas para sus granitos, debido a que estos suelen contener químicos que perjudican la salud del perro.

¡Toma nota!

El acné es un hecho que muy probablemente vivirá tu canino. Es por ello que se recomienda no alarmarse una vez que se detecten las lesiones, ya que manifestar una actitud nerviosa le puede generar un estrés innecesario.

Ten en cuenta que esta enfermedad es sumamente común y no representa mayores riesgos para su vida, por lo que solo debes preocuparte por tratar adecuadamente las lesiones durante los pocos meses que durará.