10 reglas de oro que seguir en los parques para perros

Los parques para perros son recintos donde llevar a nuestro compañero peludo para que se divierta. Para usarlos es necesario cumplir ciertas normas.
10 reglas de oro que seguir en los parques para perros
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 26 febrero, 2023

Los parques para perros son instalaciones públicas de gran valor, pues en ellas podemos soltar a los canes sin peligro de fugas y accidentes. Además, muchos de ellos cuentan con instrumentos de distracción para los perros, como elementos de agility.

No obstante, su uso requiere de una serie de normas de conducta, tanto para los cánidos como para los humanos, para evitar momentos desagradables (o incluso urgencias). Para disfrutar plenamente de estos parques o pipicanes, aquí te traemos una serie de directrices a seguir para lograr una convivencia cívica y positiva. No te lo pierdas.

Reglas de oro en parques para perros

Que ciertos servicios sean disfrutables comienza, por supuesto, por la calidad de los mismos. Que sean espaciosos, seguros y cuenten con ciertas ventajas, como lugares con sombra, fuente de agua y papeleras. No obstante, una utilización segura de los mismos ya es responsabilidad directa de los humanos. Vamos a ver algunas normas a seguir.

1. No lleves a tu perro si está enfermo

Un perro enfermo.

Las aglomeraciones de perros son perfectas para la transmisión de enfermedades y parásitos. Animales sin vacunar o sin desparasitar también son un peligro para los demás y para sí mismos. Un cachorro que todavía no tiene la pauta de vacunación completa, por ejemplo, estará muy expuesto a enfermedades como el parvovirus.

2. Cuidado con el celo

Tanto machos como hembras sufren cambios en su comportamiento cuando están en período de celo. Si no están castrados, lo mejor es que durante esos días paseéis sin más compañía que la que os brindáis el uno al otro. 

Los machos podrían entrar en peleas por las hembras, por ejemplo, o estas defenderse de manera violenta si alguno es demasiado insistente.

3. Entrar a los parques de perros con precaución

Puede parecer algo obvio de decir, pero a veces se pasa por alto. Lo más normal es que todos los perros que están dentro del parque acudan a la puerta a saludar y conocer a quien quiere entrar, por lo que el riesgo de fuga es muy alto.

Aunque algunas instalaciones cuentan con doble puerta, lo normal es que no sea así. Por eso, en el momento de abrir la puerta recuerda bloquear el espacio con tu cuerpo para que no se salga ningún perro (o esperar a que se dispersen antes de entrar).

4. Supervisa a tu can

Un parque para perros no es un lugar donde puedas dejar a tu compañero canino e irte, o quedarte y despreocuparte. Es muy importante que supervises sus acciones y cómo se relaciona con otros de su especie. Recuerda que el juego entre cánidos puede acabar en pelea si no es sano desde un principio.

5. No repartas premios sin consentimiento

Muchas personas tienen la costumbre de dar chucherías o comida a los perros sin preguntar a los tutores. Esto, además de ser una falta de educación, entraña un riesgo muy grande para los canes, pues quien reparte comida no sabe si se la está dando a perros con alergias, dietas especiales, problemas de ansiedad, etcétera.

En otras ocasiones se pueden iniciar peleas entre perros por la comida, sobre todo cuando hay muchos perros juntos.

6. Lo mismo pasa con los juguetes

A no ser que tengas total seguridad de que no vas a ocasionar problemas, tampoco debes sacar juguetes en los parques para perros. Deja que los perros jueguen a su aire y se entretengan con la estimulación que tienen disponible.

7. Recoge los excrementos de tu perro en los parques para perros

Entrar a un pipican y encontrarlo lleno de cacas de perro no solo es desagradable para la vista, sino que es una fuente de transmisión de parásitos y enfermedades. En verano atraerán a las moscas y es posible que los perros se ensucien con ellas o, en el peor de los casos, se las coman.

Recuerda llevar siempre bolsas encima para ti y para quien pueda necesitarlas en ese espacio.

8. No dejes que tu can destroce el parque

Si tu perro tiene comportamientos destructivos, lo mejor es que los resuelvas antes de ir a un parque de este tipo. Si, por el contrario, lo hace de manera espontánea, detenle. Lo mismo ocurre con escarbar, pues puede dejar hoyos en el suelo que después provocan accidentes.

9. No uses accesorios peligrosos en parques para perros

Los collares de púas, por ejemplo, son una fuente de accidentes para los perros que juegan a pelearse. Evita siempre todo aquello que pueda causar heridas, desprender piezas pequeñas o ahogar a tu perro en caso de atasco. 

10. Resuelve los conflictos con asertividad y calma

En los parques para perros, solo por estadística, es más que probable que ocurra algún suceso desagradable. Partiendo de la premisa de que los canes son seres con personalidad propia y que se les ha educado de la mejor forma posible, cualquier problema que surja se puede atribuir a factores fortuitos y resolverse de manera pacífica.

No obstante, todos sabemos que la gente incívica existe. En casos de problemas graves, lo más importante es, primero, poner a salvo a tu perro y a tu propia persona. Después, abandona el recinto y reporta el problema a las autoridades.

En resumen, no olvides que tener un parque para perros en tu área es una ventaja que merece ser aprovechada. Disfrútala y, sobre todo, hazlo sabiendo que los demás también podrán pasar un buen rato allí.

Te podría interesar...
Mi perro inclina la cabeza cuando le hablo. ¿Por qué lo hace?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Mi perro inclina la cabeza cuando le hablo. ¿Por qué lo hace?

Si tu perro inclina su cabeza cuando le hablas, probablemente sea un animal muy inteligente. Conoce cuál es la razón de este comportamiento.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Solanes, M. Y. (2014, January). Agresión en el pipican. Responsabilidad civil objetiva en la aplicación del art. 1905 CC. Comentario a la Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona de 23-5-2013 (SAP B 5796/2013). In Derecho Animal. Forum of Animal Law Studies (Vol. 5, No. 1, pp. 1-9).
  • González Camacho, A., Cuellar Pérez, G. G. V., & Moreno León, H. C. (2022). RECREOCAN usos del tiempo: relación humano-perro.
  • Well-Mannered Dog: Training, Play, Socialization. (s. f.). Best Friends Animal Society. https://resources.bestfriends.org/article/well-mannered-dog-training-play-socialization

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.