¿Qué limpieza diaria necesita tu caballo?

Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
20 diciembre, 2018
La higiene y los cepillados no solo mejoran el aspecto de la piel y el pelaje, sino que previenen enfermedades dérmicas como la sarna en caballos

Los cepillados y la limpieza diaria son parte de los cuidados básicos que tu caballo necesita para preservar su buena salud. La higienización de su piel y pelaje no es solo cuestión de estética, sino que es esencial para prevenir enfermedades y mejorar su desempeño físico y cognitivo.

Elementos básicos para la limpieza diaria de tu caballo

Para ofrecer una óptima higienización a tu caballo, será necesario contar con un equipo de herramientas apropiadas. La limpieza diaria con estos elementos resulta esencial para mejorar la salud y el aspecto de su piel y pelaje.

No obstante, esta rutina de higienización y acicalamiento también ayudará a prevenir enfermedades dérmicas, como la sarna en los caballos. Además, es excelente oportunidad para revisar el cuerpo de tu equino y así detectar ectoparásitos, heridas o cualquier otra alteración que requiera atención veterinaria.

Qué limpieza diaria necesita tu caballo

A continuación, listaremos los accesorios esenciales para armar un equipo de limpieza diaria completo para tu caballo:

  • Almohadaza

La almohadaza es un tipo de cepillo para caballos que sirve para remover las suciedades e impurezas de su pelaje. En el mercado podemos encontrar modelos ovalados, cuadrados y redondos, elaborados con plástico o caucho.

Este elemento solo debe ser empleado en las partes carnosas del cuerpo de los equinos, como la grupa y el cuello. La forma de uso y sentido del cepillado dependerán de la forma de la almohadaza.

Los modelos ovalados y redondos se usan haciendo pequeños círculos, como un masaje suave. Ya las almohadazas cuadradas o con mangos se emplean de forma rectilínea.

  • Cepillos de raíces

Los cepillos de raíces traen cerdas largas, duras y gruesas, que pueden ser naturales o de plástico. El dorso, a su vez, puede elaborarse con madera o plástico, sin perjudicar el resultado final del cepillado.

Por lo general, se emplea para remover el barro seco y el estiércol que se adhieren a su pelaje. Se recomiendan los cepillos con cerdas naturales, pues ofrecen un mejor acabado y solo quitan los pelos muertos. En caso de que se emplee el cepillo con cerdas plásticas, hay que tener especial cuidado para no arrancar pelos de la cola y crin.

  • Bruza

Este es uno de los instrumentos más reconocidos que componen la limpieza diaria de los caballos. Se trata de un cepillo especial que se emplea para quitar el exceso de grasa, sudor, caspas e impurezas de su piel y pelaje.

La bruza es ovalada y tiene pequeñas cerdas suaves, con un dorso que puede ser de madera, cuero o plástico. Si bien puede ser utilizada en todo el cuerpo del caballo, su mayor utilidad se da en la cola y en la crin.

  • Peine o cepillos para desenredar

Los peines solo son empleados en la limpieza diaria de los caballos para remover nudos de las zonas con pelos largos y suaves. Estos productos suelen ser de plástico o de metal; estos últimos son los más recomendables.

Cuando la crin del caballo es densa y voluminosa, se debe dar preferencia a cepillos para desenredar. El peine provocaría tirones y dolor al caballo, además de no resultar eficaz en pelos gruesos y abundantes.

  • Limpiasudor

El limpiasudor resulta eficaz para eliminar el exceso de líquidos de la piel y los pelos del caballo, ya sea sudor o agua. Por lo general, se trata de una lámina de metal o caucho con un mango de madera o plástico resistente.

  • Limpiacascos

El limpiacascos o cepillo de herrador se emplea para remover barro, piedras, estiércol y cualquier otro residuo de los cascos de los equinos. Muchas veces viene acompañado de un pequeño cepillo especial para limpiar sus pezuñas.

Vacuna de tétanos en caballos

  • Esponja húmeda

Este es un elemento simple y económico que sirve para remover impurezas de las partes sin pelo y que son sensibles. Con una esponja mojada, limpiaremos suavemente el contorno de los ojos, el ano, los ollares y la región genital del caballo.

Lógicamente, se recomienda utilizar diferentes esponjas para la porción trasera y delantera, sin intercambiarlas. De esta manera, jamás utilizaremos la misma esponja para limpiar los genitales y el rostro del equino.

Con este equipo completo y los tips anteriores, será más fácil y eficaz ofrecer una limpieza diaria a tus caballos. Pero al observar cualquier anomalía en su cuerpo, recuerda consultar a un veterinario especializado.