Qué hacer si mi perro se pierde

Alba Muñiz · 8 septiembre, 2015

Si tu perro se pierde debes intentar mantener la calma y actuar con rapidez.

Y es que, aunque suelas tomar todos los recaudos necesarios para que esto no suceda, tu mascota puede aprovechar un mínimo descuido de tu parte y salir corriendo con destino incierto, quizá tras una hembra en celo o tras cualquier cosa que haya llamado su atención.

Qué debes hacer cuando  un perro se pierde

Ten en cuenta que, cuando un perro se pierde,  hay una gran batería de acciones para desplegar.

Si tu mascota tiene un chip identificatorio –debería tenerlo, ya que es obligatorio– lo primero que tienes que hacer es denunciar su desaparición antes la policía local.

Avisa también al veterinario. Pídele que, por favor, controle las bases de datos que seguro comparte con otros profesionales y que haga circular la información sobre el extravío de tu perro entre sus colegas.

Si tu amigo peludo cuenta, además,  con un collar con una placa que lo identifique, es probable que si alguna persona lo encuentra se comunique para avisarte.

Algunos consejos para buscar a un perro extraviado

perro en la calle

  • Pide ayuda a familiares y amigos para que participen en las distintas tareas de búsqueda.
  • Una persona debe quedar siempre en la casa por si el perro encuentra solo el camino de regreso. Además, deberá montar guardia junto al teléfono por si llama alguien que haya encontrado al animal.
  • Recorre una y otra vez la zona donde se perdió y los caminos habituales utilizados para los paseos y llámalo de forma cariñosa. Si te escucha, debe quedarle en claro que no estás enojado con él.
  • Si tu mascota tiene algún juguete preferido que produzca algún tipo de sonido, llévalo contigo y haz que suene, como una forma más de atraerlo.
  • Asegúrate de no utilizar las líneas telefónicas que figuran en el collar y el microchip, para que quienes hayan podido encontrar a tu mascota pueden contactar contigo sin dificultad.
  • Comunícate o acércate a asociaciones protectoras de animales, veterinarias y a cualquier lugar que consideres que puede llegar a albergar a un perro perdido o herido (ten presente que, lamentablemente, tu mascota puede haber sufrido un accidente).
  • No olvides dejar tus datos y la descripción de tu perrito en cada lugar que llames o te acerques.

Cómo difundir la información sobre tu mascota perdida

  • Utiliza las redes sociales para comunicar el extravío del can y pide a tus contactos que te ayuden en la tarea de replicar la información por la web.
  • Incluye los datos también en sitios de internet en los que se realizan anuncios de animales perdidos y en distintos foros locales.
  • También puedes publicar anuncios en los diarios zonales  y pedir en las emisoras de radio y de televisión de tu barrio o ciudad que trasmitan el mensaje.
  • Imprime carteles con la foto de tu can y los datos de contacto y distribúyelos en todos los lugares posibles: comercios, veterianarias, plazas, paredes, postes, etc.
  • También entrega esta información a las personas que circulen por las inmediaciones en las que el animal se extravió.
  • Si en los distintos anuncios informas sobre algún tipo de recompensa, es preferible que no indiques un monto. Es deplorable pero, alguna gente, se dedica a lucrar con estas cuestiones y, si la cifra le parece modesta ni siquiera te avisará.

Por el contrario, si considera que la gratificación es importante, puede intentar vender a tu peludo porque creerá que es un perro costoso.

No te desesperes

perro come en la calle

No pierdas nunca las esperanzas ni te des por vencido. Son frecuentes las noticias de perros perdidos que tarde o temprano terminan encontrando el camino de regreso.

No dejes de buscarlo ni de llamarlo. Donde quiera que se encuentre, seguro percibirá tu amor y hará todo lo posible para reencontrarse contigo.

Entonces:

  • Controla a menudo los sitios donde publicaste los anuncios de la pérdida. Ten en cuenta, además, que alguien puede haberlo encontrado y publicar un anuncio sin ver el tuyo.
  • Amplía el perímetro de búsqueda todo lo posible y renueva los carteles y los avisos de búsqueda.

Y, cuando por fin tu mascota regrese al hogar, no olvides quitar los carteles y los distintos anuncios sobre su desaparición. Así la energía de la buena gente se centrará en los animalitos que todavía continúan extraviados.