¿Qué hacer para que tu perro no ladre de noche?

Varios factores pueden influir en este comportamiento, como una enfermedad, una alimentación deficiente, falta de ejercicio o de afecto, aburrimiento o malos hábitos de los dueños que afectan a la educación de la mascota

Los perros que ladran mucho por las noches necesitan captar la atención de sus dueños para comunicarles algo. Y esta necesidad urgente puede indicar algunos problemas o déficits en la rutina de tu mejor amigo.

¿Por qué hay perros que ladran mucho?

Aunque ladrar sea una característica inherente al organismo canino, los ladridos excesivos pueden ocasionar muchos problemas. Si los dueños viven en pisos o espacios residenciales compartidos,  el exceso de ruidos suele dificultar la relación con los vecinos. Y los ladridos en la noche perjudican enormemente la calidad del sueño de sus familiares.

Además, los ladridos frecuentes pueden aparecer como un síntoma de algunas enfermedades o problemas de comportamiento. Un perro puede empezar a ladrar mucho porque siente dolor o experimenta una enfermedad que perturba sus funciones sensoriales.

Por otro lado, los perros que viven en ambientes negativos o experimentan una rutina sedentaria, pueden desarrollar numerosos síntomas de estrés o de aburrimiento. Entre ellos, está el hábito de ladrar demasiado para, de esa forma, liberar tensión y descargar energía.

Junto a lo anterior, también existen otras causas posibles para los ladridos excesivos en los perros. Por ello, es esencial contar con el diagnóstico especializado de un veterinario para verificar el estado de salud de tu mejor amigo. Tras descartar causas patológicas, también será interesante buscar la ayuda de un educador canino.

¿Por qué tu perro ladra mucho de noche?

Si tu perro ladra mucho durante la noche, puede estar requiriendo tu atención, ya sea para jugar, comer o simplemente recibir afecto. Los canes son seres sociables, activos e inteligentes que necesitan ejercitar su cuerpo y su mente para desarrollar sus habilidades físicas, emocionales, sociales y cognitivas.

Los ladridos son una forma de llamar la atención y también de descargar la tensión. Si tu mejor amigo se queda mucho tiempo solo y no encuentra los medios para descargar su energía, podrá desarrollar varios problemas de comportamiento.

Por ello, es importante incorporar ciertos buenos hábitos a la rutina de tu perro para evitar estos disturbios en su conducta. A continuación, veremos algunos consejos útiles para prevenir el llanto y el ladrido excesivo por las noches.

Ladrido del perro

Consejos para que tu perro no ladre de noche

Alimentación completa y equilibrada

La nutrición es un aspecto clave para la buena salud de nuestras mascotas. Una mala alimentación puede generar numerosos enfermedades y perjudicar la conducta de tu mejor amigo; la mejor prevención es ofrecerle una dieta equilibrada que supla sus requerimientos nutricionales, según su tamaño, edad, estado de salud, etc.

Ejercicios físicos de forma regular

La actividad física diaria permite que los perros gasten energía, mantengan un peso saludable y un comportamiento equilibrado. Además, los paseos son una excelente oportunidad de ejercer sus capacidades sociales y estimular sus sentidos.

Cada perro tiene su propia necesidad de ejercicios físicos, según sus condiciones físicas y su energía. Aún así, se recomienda que todos los canes puedan pasear por lo menos dos veces al día, con un mínimo de 30 minutos de ejercicio.

Estimulación mental

La mente de nuestros perros necesita ser ejercitada, al igual que su cuerpo. Los canes son animales inteligentes y muy sensibles, que precisan trabajar sus capacidades cognitivas y emocionales para no aburrirse.

En este sentido, la estimulación mental es clave para prevenir problemas de comportamiento. En las tiendas para mascotas, es posible encontrar numerosos juegos interactivos y juguetes estimulantes, como el kong.

Afecto

Nuestros mejores amigos son seres sociables que disfrutan la vida en comunidad y tienen dificultades para gestionar la soledad. Para ser felices y mantener una conducta equilibrada, necesitan sentirse parte de una familia para dar y recibir afecto.

Adiestramiento consciente

Muchos perros adoptan el hábito de ladrar mucho para conseguir lo que desean. Generalmente, ello deriva de un adiestramiento inconsciente durante su etapa de cachorro.

Por ello, es muy importante empezar la educación de tu mejor amigo desde su llegada al nuevo hogar. Si no queremos que el perro ladre mucho, no debemos reforzar esta actitud con golosinas o mimarlos siempre que emitan un llanto o un ladrido.

Educar a tu perro

¿Estás buscando un perro que ladre poco?

La herencia genética también es un factor clave en los comportamientos instintivos de nuestros perros. Algunas razas son naturalmente más expresivas y extrovertidas, mientras otras son más reservadas y tímidas.

Aquellos que buscan un mejor amigo silencioso, pueden optar por razas menos ladradoras con un carácter más equilibrado. Por ejemplo: basenji, golden retriever, pug, bulldog francés, bloodhound, labrador retriever, rottweiler, gran danés y akita inu.

No obstante, debemos recordar que el comportamiento de cada animal dependerá fundamentalmente de la educación y del ambiente proporcionados por su tutor.

Te puede gustar