¿Por qué tu perro llora cuando te vas?

Miguel 5 junio, 2018
Los canes, como animales extremadamente sociales que son, pueden sufrir lo que se conoce como ansiedad por separación

La vida atareada y los ritmos acelerados de la ciudad nos mantienen la mayor parte del tiempo en la calle. Pocos son los momentos del día que podemos dedicarle a nuestros canes, por lo que a veces se ponen sumamente tristes y comienzan a llorar, pero, qué hay realmente detrás de este comportamiento, ¿por qué tu perro llora cuando te vas?

Nuestros amigos son extremadamente sociales, de ahí que no suelan llevarse muy bien con la soledad. Además del llanto, pueden desarrollar comportamientos agresivos, con tendencias a causar destrozos en la casa. En consecuencia, se vuelve de suma importancia poseer conocimientos acerca de las causas y contribuir a la gestión de su soledad.

¿Cómo afecta la soledad a los perros?

Por lo general los seres humanos, e incluso las mascotas, disfrutamos de pequeñas dosis de soledad al día, pero nunca en exceso. A la mayoría de las personas no les gusta estar siempre solas, y mucho menos a nuestros perros.

La ausencia de tiempo libre reduce nuestras horas de esparcimiento junto al can. Esto, eventualmente, deriva en consecuencias bastante negativas tanto física, como psicológicamente para el animal. Si tu perro llora cuando te vas, una de las causas indudables puede ser la constante exposición a la soledad en el hogar.

Estos compañeros, ante las horas ‘muertas’ en casa, presentan conductas inadecuadas para llamar la atención del dueño. La agresividad, comportamientos destructivos, movimientos repetitivos, los aullidos, ladridos continuos y el llanto, son algunas de las formas más comunes por medio de las cuales el perro manifiesta sus sentimientos.

Es importante diferenciar entre la ansiedad causada por soledad o por separación. Esta última ocurre cuando el can se distancia de su elemento ‘troquel’ (madre, hermanos o persona determinada), lo que mantiene su estado de estrés, aunque esté acompañado de otros familiares.

Perro llora cuando se queda solo

Razones por las que tu perro llora cuando te vas

Del mismo modo que sus ancestros más próximos, los lobos, los perros son animales sociales que, por lo general, en la naturaleza viven en manadas. Incluso al encontrarse en un entorno hogareño no pueden desvincularse de este instinto, por lo que nos adoptan como parte de su círculo social, de una nueva manada.

El perro llora cuando te vas al quedarse completamente solo, consecuencia de una tendencia natural a entristecerse y, en casos muy extremos, a sufrir la ya nombrada ansiedad por separaci´on.

Los posibles traumas que pudo tener en el pasado son otro detonante del desarrollo de este comportamiento errático. Muchas veces los cachorros abandonados lo pasan muy mal antes de ser adoptados, por lo que su miedo a sentirse solos de nuevo los hacer estar nerviosos en ausencia de su compañero.

Una razón más por la cual el perro llora cuando te vas son los malos hábitos inculcados por el dueño. Malcriar a nuestros amigos, y no brindarles una correcta educación que les permita lidiar con la soledad, conlleva al apego excesivo, cosa que debemos evitar para mantener una relación saludable con ellos.

La ansiedad por separación

El miedo motiva dichos comportamientos. Nuestro perro se siente amenazado, en peligro, por lo que activa su estado de alerta, lo que le lleva a la destrucción de objetos, llanto y desesperación.

Este estado de ansiedad incontrolable para nuestra mascota es natural en animales acostumbrados a vivir en manadas. Lo cierto es que al menos un 15% de la población canina lo sufre. Si no le prestamos la atención suficiente a sus comportamientos, el perro puede derivar en un estado infeliz, triste, estresado o ansioso.

Mi perro se queda solo y llora

Consejos para evitar que tu perro llore

Es de suma importancia que tu compañero aprenda a quedarse solo. Si tu perro llora cuando te vas, debes educarlo para que no sufra estrés y pueda mantenerse entretenido mientras no estás. Hacerte de diversos juguetes –huesos, mordedores o juegos de inteligencia– para gestionar la ansiedad de tu mascota es uno de los primeros pasos.

Un ambiente cómodo, caliente y tranquilo le ayudaran a sentirse seguro. Una cama mullida, e incluso en forma de cueva, le darán un espacio de refugio que alentará su estabilidad. Es aconsejable, en ocasiones, dejar una radio encendida para que el can no sienta un absoluto silencio.

Pasearlo antes de salir es otra buena actividad si tu perro llora cuando te vas. El ejercicio lo cansará y dormirá mientras no estés. Si te vas por un periodo largo de tiempo, aliméntalo justo después de la actividad física para evitar una torsión de estómago y bajar los niveles de ansiedad en el animal.

Una gran opción, si posees las condiciones y el deseo para realizarlo, es adoptar otro perro para que ambos se relacionen. Es una acción que no debe ser tomada a la ligera, y es que hay que considerar todos los factores inherentes a uno u otro animal; el tiempo de las presentaciones tiene que ser respetado para que la adopción y la relación sea todo un éxito.

Te puede gustar