¿A los perros les gusta la música?

Yamila · 7 agosto, 2017

Se dice que ciertas melodías calman a las fieras, pero… ¿Será que a los perros les gusta la música? Todo depende de varios factores, como, por ejemplo, cuán fuerte está y de qué tipo de canción se trata. En este artículo te contamos más.

¿Es seguro que a los perros les gusta la música?

Existen muchos motivos por los cuales decir que si, y otros para indicar que no a esta pregunta. Normalmente, los caninos se ponen muy nerviosos ante ciertos ruidos fuertes, como, por ejemplo, los fuegos artificiales, las tormentas o los niños jugando a su lado.

Por ello, no debemos dejar de lado a la música como otra de las fuentes de incomodidad para el peludo. Y mucho menos creer que con ese sonido se calmará o se dormirá plácidamente (siguiendo la teoría de que amansa a las fieras).

A las personas nos encanta la música. Nos pasamos las horas oyendo diferentes canciones: mientras conducimos, mientras cocinamos, mientras hacemos ejercicio o mientras trabajamos. Las melodías nos acompañan en todo momento y lugar. Sin ellas, nuestra vida sería aburrida.

Nos permite recordar cosas bonitas del pasado, quemar calorías, distendernos o a eliminar la depresión. Por ello, solemos pensar que a nuestras mascotas, como a nosotros, les apasiona la música. Pero esto no siempre es verdad.

Los estudios han revelado que en la mayoría de los casos a los perros les gusta la música… Pero, por supuesto, hay excepciones: la reacción será diferente según el tipo de canción o el sonido que esta produzca en sus sentidos (sobre todo en su agudo oído).

Además, se ha confirmado que a las mascotas les agrada tener música de fondo, y lo prefieren antes que estar en el más absoluto silencio. Por ello, recomiendan a los propietarios dejarles la radio o el televisor encendido cuando se van al trabajo o estarán fuera muchas horas. Recuerda que el volumen debe ser bajo y, preferiblemente, que no haya personas hablando, sólo música.

¿Qué música le gusta a los perros?

Los canes también tienen sus preferencias musicales. Se sienten más a gusto oyendo un tipo de música que otra. Incluso si los dueños utilizan algunas canciones para tranquilizarse, el animal se sentirá más relajado y se dormirá sin problemas.

No todos los tipos de música serán del agrado de tu mascota. ¿De qué depende? De los sonidos que genere la canción, pero también del volumen en el que ponemos la radio o el móvil. Quizás al principio no te des cuenta de cuáles son sus gustos musicales porque se quedará indiferente, sin embargo, poco a poco podrás vislumbrar cuál música le gusta y cual no… O, mejor dicho, cuaál le hace mal y cuál es placentera.

Es fácil: si lo ves que está intranquilo, se quiere esconder debajo de la mesa, se pone nervioso, ladra, rasca el suelo, se despierta de un salto, o respira entrecortado, es que no lo está pasando muy bien con la música. Si, por el contrario, te das cuenta de que sigue durmiendo plácidamente, que se pone boca arriba en la cama o que mueve la cola, es claro que le agrada la situación.

Básicamente, los sonidos muy fuertes y estridentes, como el heavy metal o la música electrónica, generarán consecuencias negativas en el perro. Al contrario de lo que sucede, por ejemplo, con la música clásica o la instrumental. Si nos ponemos a analizar, podría decirse que tienen el mismo efecto que en las personas.

Ahora que ya sabes que a los perros les gusta la música, el siguiente paso es elegir la melodía adecuada para tu mascota. Los veterinarios aseguran que se trata de las canciones de música clásica que podemos encontrar en internet. Presta atención que no tenga demasiados cambios de tonos y volúmenes, y por nada del mundo la pongas demasiado alta. ¡Tanto tú como tu peludo podréis disfrutar de los beneficios de la música juntos!