¿Qué comen los pulpos?

La alimentación de los pulpos es tan sorprendente como cualquier otro aspecto suyo. Aprende aquí más sobre ello.
¿Qué comen los pulpos?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 25 septiembre, 2021.

Última actualización: 25 septiembre, 2021

Estos cefalópodos son famosos por muchas cualidades: sus 8 cerebros, sus 3 corazones y su increíble inteligencia son solo unas pocas de ellas. La alimentación de los pulpos es otro tema a estudiar, no solo por lo que comen, sino también por sus increíbles técnicas de caza.

Si alguna vez te has preguntado qué comen los pulpos, aquí tienes todas las respuestas que necesitas. Estos depredadores oceánicos son de los más habilidosos y astutos que te puedas encontrar, así que no dejes de leer.

¿Qué son los pulpos?

Antes de explorar las elecciones dietéticas de estos animales, es necesario encuadrarlos desde un punto de vista taxonómico. El término “pulpo” hace referencia a todo invertebrado perteneciente al orden Octopoda, a su vez englobado en la clase de los cefalópodos y en el filo de los moluscos. Existen unas 300 especies que cumplen este requisito. 

Como otros cefalópodos, todos los pulpos presentan simetría bilateral (el cuerpo está dividido en un único plano sagital) y, además, cuentan con 8 brazos independientes (de ahí la designación de su orden). Los tejidos de estos invertebrados son altamente maleables, lo cual les permite introducirse en lugares recónditos e inaccesibles a primera vista.

Además, los pulpos son también conocidos por su capacidad de cambiar de color. 

Alimentación de los pulpos

La alimentación del pulpo es estrictamente carnívora, por lo que solo se alimenta de otros animales. Los tipos de presas que componen la dieta de estos cefalópodos serán diferentes según la especie y el hábitat, pero se pueden encontrar 2 tendencias diferenciadas:

  • Pulpos piscívoros: las especies que cazan peces para alimentarse suelen moverse por aguas superficiales (pelágicas). Son pulpos con una gran capacidad para nadar y maniobrar dentro del agua.
  • Pulpos que se alimentan de crustáceos: aquellos cefalópodos que se alimentan sobre todo de crustáceos suelen habitar zonas bentónicas, es decir, pertenecientes al fondo marino. Son especialistas en el camuflaje y suelen esconderse en recovecos de las rocas (o bajo la arena).
¿Qué comen los pulpos?

Ayuno de las hembras

Las hembras de pulpo son las madres más sacrificadas que existen en el mundo animal. Algunas de ellas, como las del pulpo gigante (Enteroctopus dofleini), pueden llegar a estar sin comer durante los 10 meses que protegen y cuidan de sus huevos.

Cuando los huevos eclosionan, la hembra está tan agotada que acaba muriendo la mayoría de las veces. Las crías, incapaces de cazar cuando nacen y sin cuidados parentales, suelen alimentarse del plancton de la superficie del agua hasta que alcanzan el tamaño adecuado para buscar a sus víctimas.

¿Qué comen los pulpos de otras especies?

La alimentación de los pulpos, como se decía al principio, depende de los recursos disponibles en su hábitat y la especie. Siguiendo con la clasificación anterior, aquí tienes algunos ejemplos de las presas que consumen los pulpos:

  • Pulpos de aguas abiertas y pelágicas: se alimentan principalmente de crustáceos, gasterópodos, bivalvos, peces y, ocasionalmente, otros cefalópodos más pequeños.
  • Pulpos de especies bentónicas: estos pulpos suelen desplazarse por las rocas del fondo marino y buscan el alimento entre sus grietas.

¿Cómo cazan los pulpos?

La mejor arma del pulpo para cazar, además de su gran inteligencia, es su capacidad mimética. Gracias a los cromatóforos de su piel, estos invertebrados pueden cambiar de color a voluntad y fundirse con la superficie que pisan. Además, algunos de ellos imitan la textura de la roca donde se camuflan gracias a la gran flexibilidad de su cuerpo.

Los pulpos son animales ágiles y preparados para la caza. Cada ventosa de sus tentáculos puede moverse de forma individual y las extremidades nunca se enredan, gracias a que cada una tiene su propio núcleo neuronal: un “cerebro” autónomo, por así decirlo.

Cuando estos invertebrados capturan a una presa envolviéndola con sus tentáculos, la llevan rápidamente a su boca (que presenta un pico córneo). Esta estructura es capaz de romper las conchas de los moluscos que caza el pulpo con ayuda de las cefalotoxinas presentes en su saliva. Las toxinas se encargan de disolver el material duro de la presa.

Algunas especies de pulpos agitan uno de sus tentáculos como cebo para engañar a sus presas mientras esperan camufladas.

Otra curiosa técnica de caza es la de los pulpos pertenecientes al género Stauroteuthis. Habitantes de los fondos marinos, estos animales poseen fotóforos en las ventosas que producen luz y gracias a ellos son capaces de atraer a sus presas en la oscuridad.

La digestión de los pulpos

Los pulpos necesitan un sistema digestivo especializado en digerir proteína animal, pues este macronutriente les proporciona la energía y la capacidad de regenerar y renovar sus tejidos. La digestión de los pulpos tiene dos fases diferenciadas que puedes ver a continuación.

Fase extracelular

En esta primera fase, el alimento se procesa a lo largo de todo el tracto digestivo. El pico y la rádula trocean el alimento que ha conseguido el pulpo gracias a sus potentes músculos y la ya mencionada cefalotoxina. Por otro lado, las glándulas salivales secretan enzimas que comienzan una predigestión del alimento.

Fase intracelular

Este alimento predigerido llega al estómago a través del esófago. Es en el estómago, por tanto, donde prosigue la degradación de la comida para separar los nutrientes de otras moléculas que no son útiles para el pulpo.

Los pulpos poseen otra cavidad para procesar los alimentos: la glándula digestiva. Aquí se absorben los nutrientes y se transporta la materia no digerida a través de los intestinos para ser excretada en forma de pellets fecales.

Como has podido comprobar, la alimentación de los pulpos es más compleja de lo que podría pensarse en un principio. En general, todo lo que se investiga sobre estos animales es curioso y estrambótico. Desde su inteligencia hasta su capacidad de caza, estos invertebrados cuentan con miles de rasgos llamativos y no dejan indiferente a nadie.

Te podría interesar...
Algunas curiosidades del pulpo
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Algunas curiosidades del pulpo

Los pulpos nos seducen por su forma, sus tentáculos, e incluso por su probada inteligencia. ¿Qué otras curiosidades del pulpo debemos saber?



  • Iglesias, J., & Sánchez, F. J. (2007). La diversificación en moluscos cefalópodos: El pulpo (Octopus vulgaris). In Sesión Temática Diversificación. IX Congreso de Acuacultura, Vigo, España.
  • Leite, T. S., Haimovici, M., & Mather, J. (2009). Octopus insularis (Octopodidae), evidences of a specialized predator and a time-minimizing hunter. Marine Biology156(11), 2355-2367.
  • Byrne, R. A., Kuba, M. J., Meisel, D. V., Griebel, U., & Mather, J. A. (2006). Does Octopus vulgaris have preferred arms?. Journal of Comparative Psychology120(3), 198.
  • Sampaio, E., Seco, M. C., Rosa, R., & Gingins, S. (2020). Octopuses punch fishes during collaborative interspecific hunting events. Ecology.
  • Johnsen, S., Balser, E. J., Fisher, E. C., & Widder, E. A. (1999). Bioluminescence in the deep-sea cirrate octopod Stauroteuthis syrtensis Verrill (Mollusca: Cephalopoda). The Biological Bulletin197(1), 26-39.