¿Puedo adoptar una mascota exótica?

Virginia Duque Mirón · 10 enero, 2019
Adoptar una mascota exótica conlleva una gran responsabilidad por el comportamiento y requerimientos propios de este tipo de especies; en primer lugar, hay una gran exigencia a nivel de legislación, así como gastos realmente elevados

Tener una mascota exótica está de moda y son muchos los que piensan cuál podría ser la más adecuada para ellos. Pero, entre otras preguntas que surgen, es si realmente se puede y es legal hacerlo. En esta ocasión queremos darte toda la información necesaria sobre el tema.

¿Es igual adoptar una mascota exótica que una convencional?

Esta es una pregunta que muchos se hacen y la respuesta es clara y concisa: no. Una mascota exótica precisa de mucha más responsabilidad que una más común, pues sus cuidados y los requerimientos para su tenencia son diferentes. Aquí te explicaremos todo lo que necesitas saber.

Algunas de las mascotas exóticas más comunes que suelen adoptarse son arañas, tortugas, alacranes, serpientes, iguanas e incluso cocodrilos. Casi en cualquier lugar del mundo, para tener una de estas mascotas hace falta un requerimiento de documentación. Esta se basa en leyes que protegen a estos animales, especialmente a las especies que están en peligro de extinción.

Y es que muchos les atrae la idea de tener una mascota diferente y aprender más sobre su comportamiento y su vida, pero este desconocimiento es precisamente el que tiene que impulsarnos a pensarlo muy bien antes de lanzarnos a adoptar una mascota exótica.

Mascotas raras

Qué tener en cuenta antes de adoptar una mascota exótica

Sea cual sea el tipo de mascota que tengamos, es una responsabilidad que dependerá de nosotros, por lo que debemos ser conscientes de varios aspectos. Te los presentamos en forma de preguntas:

  • ¿Qué sabes de su carácter? Puede que estés buscando una mascota a la que entrenar o con la que pasar buenos momentos, pero muchas de las mascotas exóticas no sirven para ello. Por otro lado, ¿qué sabes acerca de las reacciones que tienen al enfadarse? ¿Podrían hacerte daño a ti o a cualquier miembro de la familia? Evalúa esto antes de adoptar.
  • ¿Quién la atenderá? Los animales pueden enfermarse, por no contar que las mascotas exóticas necesitan vacunas y otras atenciones médicas que no te podrá dar un veterinario normal. Así que primero tienes que buscar uno especializado en mascotas de este tipo, y por otro lado, estar dispuesto a asumir los gastos.
  • Sus enseres. Tienes que asumir gastos extra si decides tener una mascota exótica, pues necesitarán un terrario, utensilios que habrá que meter dentro y otros enseres que desde ahora te decimos que no son baratos. ¿Estás dispuesto a asumir esos gastos?
  • ¿Y en las vacaciones? Si quieres irte de vacaciones, ¿tienes a alguien que esté dispuesto a quedarse con el tipo de mascota que has elegido? No es lo mismo dejar un gatito o un perrito que una serpiente…
Premios para loros

Pensando en esto, si aun así has decidido adoptar una mascota exótica, ten en cuenta los requisitos que te pedirán. A saber:

  • Solicitud. Una vez que has decidido qué mascota quieres, debes dirigirte a un centro en el que tendrán una bolsa de mascotas exóticas abandonadas y hacer una solicitud para una de la especie que quieras.
  • Rellenar la solicitud. Una vez llenes y entregues la solicitud, tendrás que cumplir con los requisitos de adopción.
  • Requisitos de adopción. Los requisitos son: cuidar y mantener a la mascota en óptimas condiciones, presentar pruebas de que tienes un espacio adecuado para ello; no usarla para la reproducción y el lucro; no abandonarla ni venderla; mantener informado al centro de cualquier incidencia o eventualidad que haya ocurrido.
  • Pasar inspecciones. Durante el primer año puedes ser sometido a inspecciones sorpresas por parte del centro con trabajadores cualificados, con el fin de determinar que efectivamente la mascota está en buen estado, como habías prometido en tu solicitud.

Si crees que cumples con los requisitos para la adopción, y que estás predispuesto a asumir los gastos y la responsabilidad que conlleva tener una mascota de este tipo, te animamos a hacerlo. Pero recuerda que una mascota, sin importar de la especie o el tamaño que sea, es una responsabilidad y un ser dependiente de ti al que tendrás que cubrir todas sus necesidades.