Problemas más comunes de comportamiento en el caballo

Francisco María García 29 marzo, 2018
Estos suelen ir vinculados al hecho de que son confinados en una cuadra cuando son animales acostumbrados a vivir en libertad; una alimentación deficiente también es causa de alteraciones a nivel físico y mental

Los caballos en cautiverio pueden desarrollar conductas que no se consideran habituales en su rutina. La mayoría son víctimas de vicios de la cuadra o actuaciones compulsivas, producto de trastornos de hiperactividad por encierro. La razón de este comportamiento en el caballo se debe a alteraciones en su forma de vida o hábitat.

Existen tres condiciones básicas que mantienen el equilibrio físico y emocional de un caballo. Se trata de la alimentación, la interacción con otros equinos y la libertad del movimiento; la alteración en cualquiera de ellas o en todas, es la causa para un comportamiento inadecuado en el caballo.

Para minimizar los efectos de un mal comportamiento en el caballo, los especialistas recomiendan diferentes técnicas. Desde mejoras ambientales y de trato, hasta tratamientos farmacológicos; la aplicación de cualquiera de ellas, dependerá de un diagnóstico previo a la salud del equino.

El mal comportamiento en el caballo

Los problemas de comportamiento en el caballo pueden deberse a factores internos o externos. Entre los primeros se catalogan el dolor y el miedo, bien sea aprendido o inducido. En el segundo ámbito, el externo, están considerados los elementos a los que se somete un caballo en confinamiento.

Por lo general, los caballos se crían en zonas abiertas y de forma libre. Están acostumbrados a pastar, vivir en manada y correr largas distintas a discreción. La variación de estas rutinas debido a su domesticación es motivo de estrés, una situación que el animal no sabe cómo manejar.

Cría de caballos

Los problemas más comunes de comportamiento en el caballo son los vicios de cuadra, trastornos alimenticios y reacciones agresivas. Los vicios de cuadra son conductas erráticas que el caballo desarrolla en su confinamiento; este tipo de comportamiento aumenta las endorfinas del animal y le ayuda a minimizar su estrés.

Causas del mal comportamiento en el caballo 

  • La alimentación. Un caballo libre acostumbra a pastar durante 18 horas, tiempo que invierte en la búsqueda del alimento y el desplazamiento.
  • En confinamiento, un caballo no tiene la libertad de mantener su rutina ni controlar su ingesta de alimento. Esta situación provoca en la mayoría de los casos altos niveles de ansiedad, estrés y depresión, incluso otras enfermedades.
  • Dolor o problemas de salud. El dolor es una de las principales causas por las que un caballo se muestra agresivo. La agresividad se puede expresar hacia otros animales de su misma especie o incluso a su domador; esta reacción está directamente relacionada con su padecimiento interno.
  • Alteración de su hábitat. Un caballo domesticado puede pasar hasta 22 horas al día dentro de su box, sin espacio suficiente para correr y aislado de otros equinos. Esta situación produce depresión y ansiedad en los caballos; sobre todo en aquellos animales salvajes o acostumbrados a ambientes amplios y de sabana.

Alimentación de tu caballo

Comportamientos más comunes

  • Aerofagia o tragar aire. Con ayuda de sus incisivos, el caballo fija su dentadura en un objetivo inerte; arquea su cuello y mueve la cabeza hacia atrás, produciendo un sonido ronco al tragar aire. Este comportamiento se asocia a problemas digestivos, además de aburrimiento.
  • Balanceo de cuello y cabeza. Constantemente, el caballo mueve de un lado hacia el otro su cuello y cabeza; se trata de un movimiento continuo, relacionado con la ansiedad y angustia.
  • Otra variante del anterior comportamiento es el desplazamiento en círculos dentro del box. Bajo las mismas circunstancias, el caballo gira constantemente dentro de su corral y patea la puerta o el suelo constantemente.
  • Comer madera o lignofagia. El caballo mordisquea la puerta y tablones de madera que tiene a su alcance. La causa principal de este comportamiento es la falta de fibra en su dieta; el mayor riesgo de este hábito es el ahogamiento o laceración interna a causa de una astilla.

Tips para mejorar el comportamiento en el caballo

  1. Diagnóstico médico. En un caballo con comportamiento inhabitual se debe realizar un diagnóstico clínico completo; también hay que observar su comportamiento psicológico.
  2. Cambios en la rutina. Un caballo necesita unas 10 horas de ejercicio libre e interacción con otros equinos.
  3. Control de su dieta. Por lo general, este animal en cautiverio come dos veces al día grandes porciones. Este alimento es alto en cereales y granos que pueden provocarle úlceras o acidosis intestinales. Se debe suministrar una dieta alta en fibra, baja en azúcares y con piensos de un calibre grande, para estimular la masticación.
Te puede gustar