Cómo luchar contra la ansiedad por separación de mi perro

Mariela Ibarra Piedrahita · 7 julio, 2015

Los perros y los niños tienen más en común de lo que parece. Por ejemplo, es común que sientan ansiedad cuando son separados de su cuidador primario.

Sigue leyendo para que te enteres de qué es la ansiedad por separación  y cómo puedes luchar contra ella:

¿Tu mascota estalla en aullidos apenas llegas a casa o destruye todo si se ha quedado sola? Puede que esté padeciendo un problema de comportamiento denominado ansiedad por separación.

La ansiedad por separación se trata de un estado de estrés, miedo, ansiedad y depresión que sufre una mascota al quedarse solo o al separarse de su cuidador primario, pues es común que actúen de esta forma cuando quien consideran alfa ha dejado el hogar, sin importar que haya otros miembros del núcleo familiar.

Esta patología afecta considerablemente las actitudes de la mascota, relacionadas todas con el estrés. Algunas son pérdida del control de esfínteres, ladrido excesivo cuando se queda solo, actividades destructivas o ansiedad al detectar la partida del cuidador.

Se desarrolla debido a un alto nivel de dependencia del cuidador, aunque también se presenta cuando la mascota tiene poca confianza en sí misma.

Este tipo de dependencias terminan afectando considerablemente la salud psicológica del perro, por lo que es mejor buscar la manera de aliviar la ansiedad que se le genera cuando no estás.

Causas posibles

ansiedad separacion 3

No se sabe con certeza qué factores inciden en que una mascota desarrolle un apego excesivo hacia su cuidador, sin embargo parecen influir elementos como:

Parece existir una relación entre la ausencia de un proceso llamado “desapego primario” (que es la etapa en que la madre obliga al cachorro a pasar más tiempo solo) y el desarrollo de ansiedad por separación de los amos.

En general los cachorros que pasan menos tiempo con la madre tienden a desarrollar una personalidad más independiente y tienen más confianza en sí mismo que aquellos cachorros que nunca tuvieron el espacio de estar solos.

Prevenir es mejor que lamentar

Prevenir este trastorno es relativamente sencillo. Una manera de evidenciar que tu perro está empezando a sufrir ansiedad es cuando desarrolla sobre excitación cuando llegas a casa (te salta encima, se orina…).

Lo mejor en estos casos es ignorarlo, pues al consentirlo o tratar de calmarlo le estás indicando que la ansiedad es un estado mental aceptable y que será recompensado con atención por esto.

Espera a que esté calmado para proceder a saludarlo, es la mejor manera que tienes para evitar que se sobreexcite cada vez que llegas a casa.

El perro debe aprender a pasar tiempo solo y es algo que tienes como responsabilidad. Es mejor hacerlo de manera paulatina, así que no será bueno que lo dejes solo por largos periodos de buenas a primeras.

Si lo dejas por periodos cortos de tiempo y vas aumentando el lapso poco a poco evitarás que un tiempo prolongado de soledad le genere un trauma que derive en un problemas de conducta.

De esta manera el perro entenderá que cuando sales, así te tome un poco, vas a volver, sin que esto represente una situación estresante para él.

Para luchar contra la ansiedad por separación

ansiedad por separacion

La ansiedad por separación se manifiesta con diferente intensidad según el perro. Al igual variarán las situaciones en las que se presenta.

Por ejemplo, algunas mascotas permanecen tranquilas durante la ausencia de su dueño durante la mañana y tarde, pero no soportan quedarse solos por la noche.

Otros desarrollan ansiedad después de pasar largos periodos acompañados, por ejemplo, después de las vacaciones. Debes prestar atención a las situaciones que disparan esta conducta y la intensidad con la que tu mascota la padece.

Así que debes determinar lo que causa la ansiedad, ya que muchas veces las personas confunden la ansiedad por separación con el aburrimiento. Si un perro actúa perfectamente normal pero, después de once o doce horas de estar solo empieza a arañar puertas o a aullar lo más probable es que esté aburrido.

Si detectas que, efectivamente, tu perro tiene ansiedad por separación, lo mejor que puedes hacer es cansarlo. De esta manera estará tranquilo más tiempo. Llévalo a dar un paseo antes de salir, esto será de mucha ayuda.

Igualmente, prémialo cuando vuelvas a casa y no haya causado un destrozo o te salte encima. Esto irá generando una conciencia en él sobre su comportamiento cuando no estás. En caso de ansiedad severa lo mejor es que consultes con un especialista.