Cómo luchar contra la ansiedad por separación de mi perro

La ansiedad por separación es un trastorno que puede traer consecuencias graves si no se resuelve pronto. La salud mental y emocional de tu mascota podría encontrarse en riesgo, así que no dudes en acudir con un profesional para atenderlo.
Cómo luchar contra la ansiedad por separación de mi perro

Última actualización: 15 diciembre, 2022

Los canes y los niños tienen más en común de lo que parece. Por ejemplo, es frecuente que sientan ansiedad cuando son separados de su cuidador primario, pues aparece un miedo excesivo por la posibilidad de que no regrese. Esto es conocido como ansiedad de separación o hiperapego, un trastorno de la conducta que afecta tanto al perro como a los pequeños en casa.

El problema de este trastorno es que genera otras conductas conflictivas en la convivencia. Por ello, es importante tratarla a tiempo para evitar problemas de comportamiento más graves. Sigue leyendo para que te enteres de qué es la ansiedad por separación y cómo puedes luchar contra ella.

¿La ansiedad es mala?

Para empezar, la ansiedad por sí misma no es más que un estado de alerta ante la presencia de algún signo de peligro. No debería representar un problema, pues es una reacción natural de cuerpo. Este mecanismo de autopreservación es denominado sistema de «lucha o huida» y está presente tanto en animales como en humanos.

El problema aparece cuando el organismo detecta como «peligroso» alguna situación que es inofensiva. Como por ejemplo, salir al exterior, conocer personas o el contacto físico. En estos casos, el cuerpo sufre una sobreexigencia y tensión general, la cual puede afectar la salud del animal si aparece de forma recurrente (crónica).

¿Qué es la ansiedad por separación en el perro?

¿Tu mascota estalla en aullidos apenas llegas a casa o destruye todo si se ha quedado sola? Puede que esté padeciendo un problema de comportamiento denominado ansiedad por separación.

La ansiedad por separación se trata de un estado de estrés, miedo, ansiedad y depresión que sufre una mascota al quedarse solo o al separarse de su cuidador primario. Esto no es tan raro, pues es normal que actúen de este modo cuando a quien consideran el alfa ha dejado el hogar, sin importar que haya otros miembros del núcleo familiar.

Esta patología afecta las actitudes de la mascota, relacionadas todas con el estrés. Algunas son pérdida del control de esfínteres, ladrido excesivo cuando se queda solo, actividades destructivas o ansiedad al detectar la partida del cuidador.

Se desarrolla debido a un alto nivel de dependencia del cuidador, aunque también se presenta cuando la mascota tiene poca confianza en sí misma.  Este tipo de dependencias terminan afectando demasiado la salud psicológica del perro, por lo que es mejor buscar la manera de aliviar la ansiedad que se le genera cuando no estás.

Causas posibles

ansiedad separacion 3

No se sabe con certeza qué factores inciden en que una mascota desarrolle un apego excesivo hacia su cuidador, sin embargo, parecen influir elementos como:

  • Un destete a una edad muy temprana.
  • Factores genéticos.
  • La raza.
  • Abuso o abandono anteriores.
  • Falta de socialización.
  • Sobreprotección por parte de los tutores (humanización).
  • Cambios drásticos en sus hábitos (mudanzas).

Parece existir una relación entre la ausencia de un proceso llamado «desapego primario» (que es la etapa en que la madre obliga al cachorro a pasar más tiempo solo) y el desarrollo de ansiedad por separación de los amos.

En general, los cachorros que pasan menos tiempo con la madre tienden a desarrollar una personalidad más independiente. Además de que tienen más confianza en sí mismo que aquellos cachorros que nunca tuvieron el espacio de estar solos.



Síntomas de la ansiedad por separación

Una manera de evidenciar que tu perro está empezando a sufrir ansiedad es cuando desarrolla sobre excitación cuando llegas a casa (te salta encima, se orina…). Algunos otros signos de que tu perro padece ansiedad por separación son:

  • Conductas destructivas: muerde y destruye objetos en la casa (puertas, zapatos, ropa). Ten en cuenta que esto no es un tipo de venganza contra el abandono, sino que sus emociones descontroladas propician esta actitud.
  • Ladridos excesivos: antes de salir de casa o al regresar.
  • Se hace del baño en lugares inapropiados: dentro de la casa, en la cama, en la sala, etc.
  • Autolesión: es poco frecuente. Consiste en lamidas, mordidas y rascados excesivos en su propio cuerpo, lo que es producto del estrés crónico que sufre.
  • Depresión: apatía a la mayoría de los estímulos.

En el momento que detectes estos signos de alerta, acude de inmediato con un etólogo canino para que te ayude a resolverlo. Por lo común, la ansiedad por separación en el perro se agrava conforme pasa el tiempo, así que no pases por alto las señales.

¿Qué se puede hacer para impedir la ansiedad?

Si detectas que, en efecto, tu perro tiene ansiedad por separación, lo mejor que puedes hacer es cansarlo. De esta manera estará tranquilo más tiempo. Llévalo a dar un paseo antes de salir, esto será de mucha ayuda.

Asimismo, prémialo cuando vuelvas a casa y no haya causado un destrozo o te salte encima. Esto irá generando una conciencia en él sobre su comportamiento cuando no estás. También ignóralo si se pone demasiado efusivo al llegar a casa, pues al consentirlo o tratar de calmarlo, le estás indicando que la ansiedad es un estado mental aceptable y que será recompensado con atención por esto.

Espera a que esté calmado para proceder a saludarlo, así evitaras que se sobreexcite cada vez que llegas a casa. El perro debe aprender a pasar tiempo solo y es algo que tienes como responsabilidad. Es mejor hacerlo de manera paulatina. Por lo tanto, no lo dejes solo por largos periodos de buenas a primeras.

Si lo dejas por periodos cortos de tiempo y vas aumentando el lapso poco a poco, evitarás que un tiempo prolongado de soledad le genere un trauma que derive en un problema de conducta más serio. De esta manera, el perro entenderá que cuando sales, así te tome un poco, vas a volver, sin que esto represente una situación estresante para él.

Para luchar contra la ansiedad por separación

ansiedad por separacion

La ansiedad por separación se manifiesta con diferente intensidad según el perro. Al igual variarán las situaciones en las que se presenta. Por ejemplo, algunas mascotas permanecen tranquilas durante la ausencia de su dueño durante la mañana y tarde, pero no soportan quedarse solos por la noche.

Otros desarrollan ansiedad después de pasar largos periodos acompañados, por ejemplo, después de las vacaciones. Debes prestar atención a las situaciones que disparan esta conducta y la intensidad con la que tu mascota la padece.

Recomendaciones para reducir la ansiedad de separación

Los casos más graves de ansiedad por separación en los perros se necesitan tratar de manera directa con un etólogo canino o un veterinario. Sin embargo, cuando la mascota padece algunos eventos leves, es posible aplicar algunos consejos para intentar corregir su conducta. Como por ejemplo:

  • Habitúa al can a tus señales de salida: los perros se sienten más seguros cuando aprenden a identificar cuáles son las «señales» de que vas a dejarlos solos. Para lograr que las reconozcan, trata de repetir las mismas acciones o conductas antes de salir de casa.
  • Estimula su ambiente: la mascota necesita diferentes juguetes y objetos con los que se pueda distraer mientras no estas. De esta manera, se reducirá su estrés y comenzará a reducir su ansiedad.
  • Utiliza aceites esenciales (aromatizantes): existen varias plantas naturales (lavanda, coco, valeriana) que producen olores relajantes tanto para la mascota como para los humanos. Estos pueden ayudar a reducir la ansiedad y facilitar la desensibilización del perro.

Antes de aplicar cualquiera de estas estrategias, intenta determinar la causa de la ansiedad, ya que muchas veces las personas confunden la ansiedad por separación con el aburrimiento. Si un perro actúa normal, pero después de once o doce horas de estar solo empieza a arañar puertas o a aullar, lo más probable es que esté aburrido.

Tratamientos bajo diagnóstico del veterinario

Cuando el tratamiento etológico no es suficiente, el veterinario podría indicar combinar su terapia con el uso de diferentes fármacos. Entre los que se encuentran:

  • Psicofármacos: formulados para disminuir la reactividad y la ansiedad del perro de manera drástica.
  • Feromonas: «aromatizantes» que contienen algunos compuestos volátiles que relajan a la mascota.


Recuerda que un diagnóstico correcto es esencial, así que no dudes en acudir con un profesional en la conducta canina. Sobre todo si se trata de un caso de ansiedad severa, pues la vida de tu mascota o la integridad de tu familia podrían estar en riesgo. Cuídalo y protégelo como se merece, pero siempre bajo la guía de un especialista.

Te podría interesar...
Los 6 trastornos de la conducta más comunes en perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los 6 trastornos de la conducta más comunes en perros

Los trastornos de la conducta en perros pueden tener múltiples orígenes y causa. Su gravedad y tratamiento varía en cada caso.



  • Pérez Rossi, A. L. (2017). Ansiedad por separación de caninos. (Tesis de grado, Universidad de la República Uruguay).
  • Mentzel, R. E. (2006). Fisiopatología, diagnóstico y tratamiento de la ansiedad por separación en el perro. Clínica veterinaria de pequeños animales, 26(4), 0329-334.
  • Rivera Vargas, M. (2018). Análisis y discusión de tres casos etológico-clínicos en perros domésticos.
  • Díaz Rincón, D. (2022). Síndrome de ansiedad por separación canina (ASC). (Tesis de grado, Universidad Antonio Nariño)
  • McCrave, E. A. (1991). Diagnostic criteria for separation anxiety in the dog. Veterinary Clinics of North America: Small Animal Practice, 21(2), 247-255.
  • Takeuchi, Y., Houpt, K. A., & Scarlett, J. M. (2000). Evaluation of treatments for separation anxiety in dogs. Journal of the American Veterinary Medical Association, 217(3), 342-345.
  • Wells, D. L. (2006). Aromatherapy for travel-induced excitement in dogs. Journal of the American Veterinary Medical Association, 229(6), 964-967.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.