¿Por qué las ratas evitan lastimar a sus congéneres?

4 abril, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Un vez más, la ciencia no ha demostrado que la empatía no es exclusiva del ser humano.

Como ocurre con muchos sentimientos, emociones y cualidades humanas, la empatía nos parece exclusivamente de nuestra especie. A pesar de ello, desde hace mucho tiempo, investigadores y demás observadores, han demostrado que, quizá, esto no es así. Un buen ejemplo es cómo las ratas evitan lastimar a sus congéneres.

Desde hace décadas, se realizan ensayos en laboratorios sobre el comportamiento en ratas y su aplicación o relación con la conducta humana. De la misma forma, este tipo de estudios, se han he hecho con palomas, lobos, perros o primates. 

En los seres humanos, la empatía es conocida como la cualidad innata de asistir y reconocer las emociones del otro. De esta forma, nos conectamos de forma afectiva con otros individuos de nuestro grupo social.

A través de la investigación realizada por científicos de la Real Academia de las Artes y las Ciencias de los Países Bajos, las ratas muestran empatía hacia sus compañeros cuando estos sufren. Este hecho, implicaría que la capacidad de ponerse en el lugar de otro apareció en la evolución mucho antes de los seres humanos.

¿Cómo se regula la empatía?

Estudio del cerebro de la rata.

Una región del cerebro humano, llamada corteza cingulada anterior (ACC) posee neuronas espejo. Estas células responden cuando el individuo experimenta dolor o presencia cómo otro congénere, sufre. Sin embargo, los mecanismos celulares subyacentes son aún poco conocidos.

 «Las neuronas espejo son un tipo de neuronas que se activan cuando se ejecuta una acción y cuando se observa ejecutar esa acción o se tiene una representación mental de la misma» –Gema Sánchez Cuevas, psicóloga.

En estudios recientes, se demuestra que la corteza cingulada anterior de las ratas (en el área 24), contienen también neuronas espejos. Estas se activan cuando la rata siente dolor o cuando ve cómo otra compañera sufre.

No obstante, no se activaban al escuchar una rata sufrir. Esto puede ser, según otras investigaciones, porque es necesario que la rata haya experimentado el miedo para sentirlo al oír a un congénere.

De esta forma, aquellas ratas que sabían lo que era el miedo y el sufrimiento, sí se alteraban cuando sus compañeras emitían sonidos ultrasonidos para advertir al grupo.

¿Cómo saber si las ratas evitan lastimar a sus congéneres?

Pareja de ratas en una jaula.

Para el desarrollo del experimento, en primer lugar, se entrenó a un grupo de ratas, estabuladas por parejas, a tocar una palanca para obtener un premio. Al poco tiempo de estar en la jaula, las ratas aprendieron que, al activar un mecanismo, obtenían un terrón de azúcar.

Cuando quedó claro que las ratas sabían cómo conseguirlo, el mecanismo fue modificado y, desde entonces, cada vez que tocaran la palanca, su compañero recibiría una pequeña descarga.

Nada más que las ratas empezaron a sufrir las descargas, las ratas con las palancas dejaron de presionarlas por completo. Esto podría indicarnos, junto con los estudios sobre las neuronas espejo en ratas, que estos animales saben cuándo un congénere sufre e intentan evitarlo.

¿Empatía o egoísmo?

Llegados a este punto, debemos plantearnos otra cuestión. ¿Las ratas dejan de darle a la palanca por empatía hacia sus congéneres o por egoísmo para calmar su propio sufrimiento?

Debido a las neuronas espejo, las ratas sienten, en cierta manera, lo que sienten sus compañeras, por ello, dejar de tocar la palanca haría que ellas mismas se calmasen. 

Los mismo ocurre con los seres humanos, ¿por qué ayudamos a alguien herido? ¿Altruismo o simplemente no queremos ver cómo sufre porque nos estamos alterando? La respuestas a estas preguntas son complejas y llevarían una larga reflexión.

La cuestión y lo que nos atañe es que, en ambas especies, ocurre un proceso similar. La empatía es una emoción adaptativa que mejora la supervivencia de las especies que viven en grupos sociales.

  • Carrillo, M., Han, Y., Migliorati, F., Liu, M., Gazzola, V., & Keysers, C. (2019). Emotional mirror neurons in the rat’s anterior cingulate cortex. Current Biology, 29(8), 1301-1312.
  • Hernandez-Lallement, J., Attah, A. T., Soyman, E., Pinhal, C. M., Gazzola, V., & Keysers, C. (2020). Harm to Others Acts as a Negative Reinforcer in Rats. Current Biology.
  • Kim, E. J., Kim, E. S., Covey, E., & Kim, J. J. (2010). Social transmission of fear in rats: the role of 22-kHz ultrasonic distress vocalization. PloS one, 5(12).
  • Sánchez C., G. (2019). Conoce las neuronas espejo. Disponible en La mente es maravillosa: https://lamenteesmaravillosa.com/conoce-a-las-neuronas-espejo/