¿Por qué hay tantos lagartos en Canarias?

Virginia Duque 9 junio, 2018
Estos huidizos reptiles son especialmente visibles en la época de reproducción, que sucede entre los meses de abril a junio

Todo aquel que ha visitado alguna de sus islas ha notado una verdad evidente: hay muchos lagartos en Canarias. Es curioso que en todas ellas los haya y que la cantidad sea tan grande. ¿Te gustaría saber el por qué de este fenómeno?

Los lagartos de Canarias

Especialmente, la isla de Tenerife destaca por estos curiosos habitantes. El tipo de lagarto que se ve allí se le conoce como Gallotia galloti, que ya se le reconoce como autóctono de las Canarias. ¿Cómo es este lagarto?

Los machos son más grandes que las hembras; presenta dimorfismo sexual. Los machos, además, tienen una mancha azul en la cara que se torna en un color más intenso cuando llega la época de celo. Las hembras tienen colores distintos, con dos tipos: uno con dos líneas de color camello en la espalda y otro con motas.

Los ojos son de color amarillo intenso, y en el caso de los machos pueden llegar a alcanzar los 30 centímetros de longitud. Otra característica que diferencia a los machos es que estos tienen la garganta en color negro oscuro.

La época de reproducción es entre abril y junio, así que si tienes pensando visitar las Canarias en esas fechas, es muy probable que veas diversos lagartos campando a sus anchas por la zona.

Por qué hay tantos lagartos en Canarias

Se cree que la existencia de estos lagartos en las islas tiene que ver con la evolución insular, igual que sucedió en el caso de los pinzones en las islas Galápagos que Darwin observó. La evolución insular es distinta de la evolución que puede verse en los continentes, ya que esta está limitada a los primeros ejemplares que llegaron al lugar. Por eso, es fácil que se vea un número menor de la especie de lo que se vería en otras zonas de la Tierra.

Lagartos en Canarias

Otro aspecto a destacar de la evolución insular es que suelen desarrollarse especies muy distintas y que llegan a ser únicas en la zona. Incluso comparándola con la especie más cercana, ambas denotan características muy diferentes. Así, se cree que debido a la evolución que hubo hace millones de años, estos lagartos se afincaron en las islas y fueron evolucionando hasta ser lo que conocemos hoy. ¿Será la realidad?

El lagarto de Gran Canaria

Se puede ver en la isla de gran Canaria una variante del Gallotia que es capaz de alcanzar los 80 centímetros de longitud, por lo que es considerado el más grande del archipiélago. Tiene más características peculiares, comparado con el de Tenerife, pues su color va desde el gris al rojo oscuro, aunque igual que sucede en muchos ejemplares del lagarto tinerfeño, este también presenta rayas perfectamente dibujadas en el dorso.

Lagarto Gallotia galloti

Presenta dimorfismo sexual, ya que la cabeza del macho es extremadamente mayor a la de la hembra. Curiosamente, parece que estos lagartos se adaptaron con el paso del tiempo a los pobladores humanos y comenzaron a reducir su tamaño, quizá para que fuera más fácil esconderse de ellos.

No hay que temer a este animal pues son omnívoros, aunque sí deberían temerse unos a otros, ya que si no encuentran comida es muy probable que se devoren unos a otros. Es algo realmente extraño de ver en un animal no carnívoro, motivo extra por el que estos lagartos son realmente especiales.

Si alguna vez te has encontrado con alguno, habrás notado que son huidizos y asustadizos, y es que ellos mismos son presa de algunos animales como el búho chico, el cuervo, el ratonero o el cernícalo vulgar. Siempre deben estar alerta, por lo que al ver a un humano merodear cerca les hace tener mucho miedo.

Es curioso conocer animales que solo han podido desarrollarse en pequeñas islas como es el caso del lagarto de Gran Canaria. Ya sabes que si quieres conocerlos más de cerca, este es el único lugar en el que los encontrarás. ¿Te animas a un viaje?

Te puede gustar