Picaduras de serpiente: ¿cómo actuar?

Las picaduras de serpiente pueden ir desde un susto a un evento clínico letal. Según el tipo de toxinas que porte el ofidio, hay que actuar con mayor o menor urgencia.
Picaduras de serpiente: ¿cómo actuar?
Ana Díaz Maqueda

Escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda el 13 Mayo, 2021.

Última actualización: 13 Mayo, 2021

Las serpientes que los tutores de exóticos suelen tener como mascota no portan veneno o, al menos, no uno compuesto por toxinas que causen daño a otras personas o animales. Las picaduras de serpiente son mucho más comunes en aquellos países donde hay ofidios venenosos que, de forma excepcional, entran en hogares.

Aunque se desconozca la toxicidad potencial del veneno tras la mordedura de una serpiente no identificada, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ha redactado una hoja informativa con los pasos que se deben seguir si una persona o mascota es mordida por una serpiente, sea o no venenosa. Aquí te contamos el protocolo. 

Primeros auxilios ante picaduras de serpiente

Antes de conocer cómo actuar ante las picaduras de serpiente, se debe saber qué hacer si se detecta una en el hogar. Si la serpiente es una mascota, seguro que el tutor ha tomado todas las medidas posibles y conoce, además, la especie de reptil que cuida.

Sin embargo, si la serpiente es silvestre y no una mascota, antes de intentar atraparla o acercarse a ella se debe llamar a los servicios de control de animales. Mientras llegan al domicilio, nunca hay que intentar atrapar al animal o acorralarlo, pero no está de más tratar de vigilarlo desde una distancia prudencial, para saber si se mueve de lugar o se esconde.

En caso de que la serpiente no haya sido detectada previamente y muerda a una persona, lo primero que se debe hacer es intentar recordar el color y la forma del reptil. Esto puede ayudar en el posterior tratamiento.

Si la picadura tiene lugar, hay que mantener a la persona mordida quieta y lo más tranquila posible, pues el aumento del ritmo cardiaco puede hacer que el veneno se extienda más rápido. A continuación, hay que llamar a los servicios de urgencia lo más rápido posible y explicar la situación de manera calmada.

En lo que llegan los servicios de emergencia, se pueden aplicar los siguientes primeros auxilios en el paciente:

  1. Sentar o tumbar a la persona, de forma que la picadura quede por debajo del nivel del corazón.
  2. Intentar calmar al paciente.
  3. Lavar la herida con agua y jabón.
  4. Cubrir la picadura con un vendaje limpio y seco.

Después de estos pasos, solo hay que esperar con calma a que lleguen los servicios de emergencia. Las mordeduras de serpiente tardan un tiempo en comenzar a comprometer los órganos vitales del cuerpo, así que no se puede hacer más que esperar.

Las picaduras de serpiente pueden ser graves.

¿Cómo saber si la serpiente es venenosa o no?

A menos que se sea un profesional herpetólogo, es muy difícil saber con seguridad y a simple vista si una serpiente es o no venenosa. De hecho, muchas personas dan por verídicos algunos mitos de las serpientes venenosas, como que tienen la cabeza triangular, que poseen algún patrón de color o que sacuden la cola. 

Sin embargo, existen algunas características que podrían definir a una serpiente como venenosa. La cuestión es que hay que tener muy cerca al animal para observarlo. Como podrás imaginar, acortar distancias con un reptil potencialmente peligroso nunca es una buena idea.

Por ejemplo, los ojos de las serpientes venenosas tienen las pupilas elípticas, mientras que las que no lo son presentan pupilas circulares. No obstante, la serpiente de coral —familia Elapidae— tiene las pupilas redondeadas y es muy venenosa. También, las venenosas tienen una diferencia abrupta entre el ancho de la cabeza —mucho mayor— y el cuello. 

La presencia de un cascabel al final de la cola indica que el reptil es peligroso, pues no existen serpientes de cascabel no venenosas. Después de esto, pocas características son exclusivas de las serpientes venenosas: solo si se conoce a cada una de las distintas especies una persona podrá identificarlas.

¿Qué hacer si una serpiente pica a tu mascota?

Si por desgracia una serpiente muerde a la mascota, los pasos que se deben seguir no son diferentes de los ya citados con una persona. Sin embargo, la situación puede ser algo más urgente, pues el bajo peso corporal de los animales domésticos —comparado con el de un humano adulto— sí complica la situación.

En estos casos, no se puede esperar a que un veterinario venga a casa: hay que coger a la mascota y llevarla al centro veterinario más cercano. No obstante, el primer paso de intentar memorizar la serpiente que le picó sigue siendo igual de importante.

Sin perder la calma, se tomará a la mascota en brazos, de forma que la mordedura quede por debajo del nivel del corazón. Una vez esté bien asegurada, se debe acudir con urgencia al centro veterinario más cercano.

¿Qué no hacer ante picaduras de serpiente?

Como norma general, tanto si la serpiente muerde a una persona o a la mascota, hay una serie de acciones que jamás se deben realizar. Estas son las siguientes:

  1. Nunca se debe levantar a la serpiente ni intentar atraparla.
  2. No se debe aplicar un torniquete sobre la región dañada.
  3. No hay que cortar la herida con un cuchillo para intentar extraer el veneno.
  4. Bajo ningún concepto se debe intentar succionar el veneno con la boca.
  5. No hay que aplicar hielo o calor sobre la herida.
  6. No se puede tomar ningún tipo de analgésico —ni bebidas energéticas—.
Una serpiente venenosa sobre un fondo negro.

Prevención de picaduras de serpiente

La mejor forma de actuación frente a picaduras de serpiente es prevenirlas. Empezar por no tener serpientes venenosas en casa es un gran paso, aunque suene obvio. Además, están prohibidas en la gran mayoría de países.

Por otro lado, cuando se produzcan inundaciones en las regiones colindantes al núcleo urbano —o sea la época de cría de estos animales— es mejor no andar por los lugares de vegetación densa y otras áreas naturalizadas. Los ofidios suelen forrajear en zonas tupidas, donde se sienten protegidos.

Evitar coger o tocar una serpiente cuando se vaya de excursión al campo también es una buena idea para evitar las picaduras. Es cierto que siempre se pueden dar situaciones que no pueden ser controladas y una persona o mascota acaben con una lesión grave, pero esto no es lo más común.

La gran mayoría de picaduras de serpiente pueden ser evitadas tratando a estos animales con el respeto debido.

Te podría interesar...
Taipán del interior: la serpiente más venenosa del mundo (Oxyuranus microlepidotus)
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Taipán del interior: la serpiente más venenosa del mundo (Oxyuranus microlepidotus)

El taipán del interior es considerada la serpiente más venenosa del mundo, debido a la variedad de toxinas que componen su veneno.