Picadura de alacrán en perros: ¿Cómo actuar?

Las garrapatas y mosquitos son los principales invertebrados que pican a los perros. De todas formas, en algunas situaciones concretas, el causante de este tipo de lesión puede ser un alacrán.
Picadura de alacrán en perros: ¿Cómo actuar?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 03 marzo, 2021

Aunque no sea muy frecuente, la picadura de alacrán en perros puede presentarse mayormente cuando tu mascota pasea sola en las noches, aún más si es en zonas boscosas. Por alarmante que resulte ver a tu can sufriendo, cuando sucede esta situación, hay que conservar la calma y aceptar que es un accidente ocasional.

En base a esta premisa, el tutor debe mantener la cabeza fría y actuar de forma calculada tras un accidente como este. Aquí te enseñamos cómo abordar una picadura de alacrán en un perro doméstico.

Los alacranes y sus picaduras

El alacrán genera la picadura en forma de defensa, así que los perros se ven afectados al acercarse demasiado a él. Gracias a sus hábitos nocturnos y su facilidad de escabullirse, los escorpiones suponen un peligro para canes en zonas abiertas, boscosas o desérticas, donde tienen mayor presencia.

Se han descrito más de 1500 especies de alacranes en el mundo.

La picadura de un escorpión a un can se produce cuando este pisa sin querer al alacrán o cuando husmea en lugares oscuros, donde suelen moverse los arácnidos para alimentarse.

Aguijones de alacranes.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Esta picadura es bastante dolorosa para el perro y, dependiendo de la especie del alacrán, puede significar un riesgo medio o alto para la vida de tu mascota. A continuación, te desplegamos una lista de síntomas y consejos para actuar cuando un alacrán pique a tu perro:

  • Lagrimeo, salivación y gemidos de dolor: si identificas un comportamiento extraño en el perro y trata de buscarte para que lo consueles, estás ante indicios de una lesión. Si esta se presentó en alguna extremidad, es muy probable que el can sostenga una pata al aire y gima constantemente por el dolor que le ocasiona la picadura.
  • Temblores y pupilas dilatadas: de igual forma, si luego de un paseo nocturno te percataras de que el can está temblando y sus pupilas están más dilatadas de lo normal, puedes palpar su cuerpo para conocer si en alguna zona específica siente un dolor anormal.
  • Hinchazón y dificultades respiratorias: el ajetreo e irregularidades en la respiración del animal son otro indicio de la picadura del alacrán. Si por alguna razón demoras en comprender el porqué de esta anomalía, es probable que se genere la hinchazón, por lo que rápidamente puedes inspeccionar la herida y recurrir a un profesional.

En casos muy graves en los que, por ejemplo, el perro estuviese solo en el momento de la picadura —o si el alacrán es bastante venenoso—, podrían presentarse convulsiones y colapsos en el can. En este punto, su vida se ve seriamente comprometida.

¿Cómo actuar contra la picadura de alacrán en perros?

Tan pronto confirmes alguno de los síntomas ya mencionados, debes acudir al veterinario con rapidez. La urgencia no debe tomarse a la ligera y cada minuto cuenta a favor o en contra de la salud del perro. Debido a esto, descarta cualquier remedio casero y emprende el viaje a la clínica para mascotas en cuanto sospeches de la picadura.

En la medida de lo posible, lo más recomendable es tomar al alacrán— si aún está cerca del can— con unas pinzas e introducirlo con cuidado en un frasco. De esta manera, el veterinario determinará la especie y el procedimiento que se debe seguir.

Si esto no se puede hacer, intenta fotografiar al alacrán lo más rápido posible y dirígete a la clínica veterinaria más cercana. En caso de que el alacrán ya no esté presente tras la picadura, puedes buscar de camino al veterinario qué especies son las más comunes en tu zona.

Si el traslado al centro médico se complica, puedes aplicar compensas frías en la zona de la picadura después de haber higienizado correctamente la lesión. En la mayoría de los casos, esta experiencia solo queda como un mal recuerdo y, tras recibir el antídoto, tu perro superará el dolor y volverá a su cotidianidad.

¿Cómo prevenir la picadura?

La mejor regla que puedes poner en práctica es evitar al máximo que el can salga de noche a jugar o pasear en tu jardín o bosques. Estas son las zonas y horarios en los que el alacrán sale de sus nidos o guaridas, razón por lo que será más probable que se genere un encuentro entre ambas especies.

De igual forma, intenta no tener madera acumulada en tu casa o garaje. Este es un escondite llamativo para los animales de los que se alimenta el alacrán. Un truco que puedes aplicar es rociar las entradas de tu hogar con vinagre diluido en agua, ya que es un aroma repugnante para los escorpiones y otros arácnidos.

Es preciso que, por si en algún momento tu mascota es víctima de esta picadura, tengas cerca el teléfono de las clínicas veterinarias más cercanas.

Un perro y 2 alacranes.

Conservar la calma es difícil, pero debes controlar tus emociones para que tus esfuerzos se centren en conseguir la atención médica lo más pronto posible. Recuerda que, cuanto más rápido sea atendido tu can, más probabilidades hay de que todo se quede en un susto.

Te podría interesar...
Escorpión dorado de Israel (Scorpio maurus): cuidados en cautiverio
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Escorpión dorado de Israel (Scorpio maurus): cuidados en cautiverio

El escorpión dorado de Israel se ha vuelto muy popular como mascota, pues no supone un peligro para el tutor y tiene un aspecto bello.