Perros con miedo a otros perros: ¿Qué hacer?

10 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Los paseos con un perro con miedo a otros de su especie pueden derivar en situaciones tensas. Sigue estos consejos para rebajar y gestionar este sentimiento en tu mascota.

Los paseos por la calle, el parque o el campo pueden convertirse en una mala experiencia cuando tienes un perro con miedo o agresividad hacia otros de su especie. Los motivos son variados: un mal recuerdo o falta de socialización pueden causar esta desconfianza en tu mascota. La tensión que genera esta situación al tutor no mejora si se produce un contacto entre los canes.

El miedo en perros

El miedo es una emoción ante un estímulo, que puede ser un ruido, una situación, o en este caso, el trato con otro perro. Evidentemente, para un animal social como es el perro, este temor no es algo normal y puede ser un problema en actividades tan cotidianas como el paseo diario.

Un tutor no puede castigar a su mascota por sentir miedo en este momento, ni forzarla a interactuar con el otro perro si muestra claras señales de este sentimiento. En este caso es aconsejable plantearse buscar la ayuda de un educador profesional en vez de tratar de forzar una aparente normalidad en el animal.

Señales de miedo en perros

Las señales corporales son muy importantes para identificar en qué estado se encuentra el animal. Si se presta atención a estos signos, será sencillo prevenir una situación negativa.

Los perros tienen un lenguaje corporal muy extenso, la expresión facial, la postura del cuerpo y la posición de la cola nos indican sus emociones.

Un perro asustado presenta el siguiente patrón:

  • Orejas agachadas hacia atrás o pegadas a la cabeza.
  • Tensión muscular. El animal puede incluso echarse a temblar.
  • Cuerpo encogido.
  • Cola baja, a veces entre las patas.
  • Ladridos y jadeos.
  • Intenta alejarse de la fuente del miedo.

Cuando el miedo se agrava más el animal puede defecar, orinar o incluso hacer movimientos repetitivos (estereotipias)  fruto del estrés de la situación. También es común ver señales de calma en estos momentos.

Perros con miedo a la pirotecnia
La musculatura facial que caracteriza a los mamíferos permite que los tutores interpreten de forma sencilla las emociones de los perros.

Causas del miedo a otros perros

Los perros con miedo a otros perros suelen tener una motivación detrás de este sentimiento, y las causas más frecuentes son:

  • Falta de socialización. La etapa de socialización es clave en la vida del cachorro para evitar fobias en su fase adulta. Este periodo comprende desde las tres primeras semanas de vida a los tres meses. En ese tiempo es esencial brindar al cachorro la mayor cantidad de estímulos posibles: así aprenderá qué es un perro, qué especies son sus amigas, controlar el mordisco o comunicarse entre otras cosas.
  • Experiencia traumática. Una experiencia negativa previa con otro perro puede ser suficiente para que el animal tenga miedo a otro de su especie.
  • Comportamiento reforzado por el propietario. Los perros reconocen fácilmente las emociones de los tutores, y si en las presentaciones con otros perros el humano se muestra tenso por miedo o desconocimiento transmitirá esa sensación a la mascota, por ejemplo, tensando su correa.
Perro olisqueando a otro de su especie.

¿Qué hacer ante el miedo de un perro?

Eliminar el miedo de un perro ante otros de su especie no es tarea fácil: hay que ser conscientes de que llevará tiempo y esfuerzo. No se puede obligar al perro a interactuar con otros, pero sí ir rebajando el miedo a encontrarse con otros canes que paseen por la calle siguiendo una serie de pautas en los paseos:

  • Rebajar la tensión. Es aconsejable utilizar una correa larga, de unos tres metros, para proporcionar unos paseos más tranquilos para el animal sin tensiones de correa o tirones al cruzarse otro perro. De esta forma tampoco asociará pasear con encontrar la fuente de sus miedos.
  • Practicar la habituación. Mantener una distancia de otros perros con la que el animal se sienta cómodo. El tutor deberá mostrar un comportamiento calmado y siempre utilizará el refuerzo positivo frente a estas situaciones. Con el tiempo esta distancia podrá irse a cortando.
  • Observar a la mascota. Es muy importante prestar atención al animal para conocer sus límites y ver sus progresos.

Entrenando así, el miedo a otros perros ira despareciendo en el animal, y poco a poco podrán empezar a realizarse presentaciones con perros tranquilos, sociables y de baja energía.

  • Schönning, B. Guía práctica del comportamiento del perro. Barberádel Valles; Hispano Europea, 2011.
  • Barkyn. Mi perro tiene miedo a otros perros. ¿Qué hago?, 2019.
  • Schwartz, C. El comportamiento del perro. L’Hospitalet, EditorialHispano Europea, 2005.