Perros de raza pequeña que presentan cojera

Yamila · 19 septiembre, 2018
Debido a un defecto congénito, hay ciertos canes a los que, entre los 4 y 12 meses, se les diagnostica cojera, la cual puede ser degenerativa si no se trata

Los perros de raza pequeña presentan muchas características en común, más allá de su talla. Por ejemplo, muchos de ellos presentan cojera debido a una enfermedad conocida como Legg-Calvé-Perthe. Te contamos más en este artículo.

Cojera en perros de raza pequeña: qué saber

Los perros de raza pequeña son más propensos a sufrir una enfermedad conocida como Legg-Calvé-Perthe, por la cual la sangre no llega correctamente a los músculos de las extremidades posteriores. Esto trae como consecuencia algunas dificultades para caminar y cojera en diferentes grados.

Esta patología también se conoce como ‘necrosis avascular’ y afecta principalmente la cabeza del fémur. Este trastorno causa atrofia y en algunos casos es muy doloroso. Se diagnostica entre los 4 y 12 meses de vida del animal y, si no se trata, puede ser degenerativo y afectar también la cadera.

Algunos veterinarios recomiendan el uso de cabestrillos en aquellos perros de raza pequeña que padecen cojera producto de la enfermedad LCP (por sus siglas). También se aconseja el reposo y la inmovilidad de sus patas traseras. Pero en muchos casos los profesionales terminan decidiendo realizar una intervención quirúrgica para revertir la situación, sobre todo en casos avanzados.

La cojera en perros pequeños por luxación de rótula

Otro de los motivos de cojera en perros pequeños es la luxación rotuliana. La rótula es una osificación del tendón y se localiza en el cuádriceps. Este problema tiene origen hereditario, aunque puede empeorar por factores nutricionales o ambientales. Además del dolor al caminar, es probable que el animal camine ‘dando saltos’ y empeore cuando el animal tiene sobrepeso o realiza muchos esfuerzos.

Este tipo de cojera es frecuenta en los perros de raza pequeña debido a que se trata de un defecto congénito. Al nacer, sus rodillas están sanas, pero a medida que crecen el surco del fémur pierde profundidad y la rótula circula ‘libremente’. Esto hace que se desencaje de su sitio y complique los pasos.

A diferencia de la enfermedad LCP, la luxación de rótula puede aparecer en las patas delanteras o traseras.

¿Cuáles son los perros de raza pequeña que presentan cojera?

Los perros de raza pequeña son más propensos a sufrir cojera desde cachorros cuando presentan la enfermedad de Legg-Calvé-Perthe, aunque algunos comienzan a sufrir los síntomas en la adultez. Estos son los canes vulnerables al problema:

1. Bichón maltés

Este perro, que tiene su origen en la isla mediterránea de Malta –pero que se hizo famoso en Italia– es bastante sano, aunque puede presentar cojera sobre todo por problemas en rodillas y rótulas. Es necesario evitar que aumente de peso.

Bichon maltés en una puesta de sol

2. Yorkshire terrier

Esta raza pequeña oriunda de Inglaterra –nació en plena Revolución Industrial– puede padecer bastantes problemas de salud, entre ellos luxación de rótula, alergias en la piel, problemas cardíacos, cataratas, queratitis seca y sistema digestivo delicado.

Yorkshire terrier

3. Caniche toy

Este es otro de los perros de raza pequeña que suele sufrir de cojera, con mayor facilidad que las demás subrazas (grande, mediano o enano). El caniche toy mide como máximo 28 centímetros y esa es su principal característica en relación a los otros poodle.

Caniche toy

4. Pug

El carlino es una raza de perro de China, con patrocinio de Reino Unido, el cual se ha hecho bastante ‘famoso’ en los últimos tiempos. Del tipo molosoide, el pug sufre de síndrome braquicefálico debido a su hocico achatado; no soporta el calor y su respiración es dificultosa.

Carlino o pug

Pero además, estos canes suelen padecer obesidad, ya que comen mucho y no les gusta hacer ejercicio. Esto empeora el cuadro y aumenta las posibilidades de cojear, ya que sus articulaciones se resienten al tener que soportar tanto peso al caminar.

Si al momento de llevar a tu mascota a dar un paseo detectas que cojea al caminar, identifica a qué se debe. Quizás sea por una mala pisada en el momento, por un dolor específico, porque tiene algo clavado en la almohadilla… Pero si continua así después de varios días, te recomendamos que visites al veterinario para que lo revise, sobre todo si es de raza pequeña.

Vargas-Carvajal, I. X., & Martínez-Ballesteros, Ó. F. (2012). Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Revisión actualizada. Semergen. https://doi.org/10.1016/j.semerg.2011.09.012