El perro Rottweiler: características

Quizá te intimide el dato de que compite, junto con el Mastín, como la raza con mordida más poderosa. O que para la legislación española está considerado como un can potencialmente peligroso. Si a esto le sumamos una apariencia que, sin duda, impone respeto, el conjunto puede parecer atemorizante. Sin embargo, debidamente educado y socializado, el Rottweiler es un peludo fiel y cariñoso.

Un perro con antepasados romanos

El origen de la raza puede ser rastreado en épocas del imperio romano. Allí, sus antepasados eran utilizados para protección pero también para conducir el ganado vacuno.

Pero cuando los romanos llegaron hasta la región alemana hoy conocida como Rottweil, el cruce con los canes nativos dio como resultado el llamado “perro de carnicero de Rottweil”. El nombre se debe a que los animales eran empleados para ayudar durante el faenado de las reses.

Aunque, dada su bravura, también se los usaba para proteger las propiedades. Pero a medida que el tiempo pasó, se fueron conociendo otras virtudes de estos peludos y así se volvieron más populares.

Conoce las características del Rottweiler, un perro que impone respeto por su aspecto poderoso pero que, bien educado y socializado, es un peludo fiel y cariñoso como el que más.

Una raza de aspecto poderoso

El Rottweiler es un animal fuerte, robusto y atlético. De talla mediana a grande, quizá lo que más destaque en él es su cabeza ancha -pero no desproporcionada- y su poderosa mandíbula con mordida en tijera.

Otras características físicas a mencionar son:

  • Altura a la cruz: 61 a 68 centímetros (machos) y 56 a 63 centímetros (hembras).
  • Peso aproximado: 50 kilogramos (machos) y 42 kilogramos (hembras).
  • Esperanza de vida: 12 años.
  • Ojos medianos y color café oscuro, que le confieren una expresión segura.
  • Orejas triangulares, colgantes y orientadas hacia adelante. Al estar bien pegadas a su cabeza, le proporcionan una apariencia más ancha aún.
  • Pelaje externo duro, de longitud media y de color negro y fuego, que define la imagen de estos canes.

Conoce el carácter y las habilidades del Rottweiler

Obedientes, atentos, valientes, calmados y leales con los suyos, son solo algunos de los adjetivos que describen la forma de ser de estos hermosos peludos. Pero si hay algo por lo que también destacan los Rottweiller es por su versatilidad e inteligencia.

La flexibilidad y estabilidad emocional que poseen posibilita que se adecuen a distintas actividades. Además, aprenden fácilmente. Por eso, más allá de que muchos los elijan para la protección de la familia y de la propiedad, son entrenados como perros de:

  • Policía
  • Terapia
  • Asistencia
  • Búsqueda y rescate

Asimismo destacan en deportes caninos y en competencia de obediencia.

La importancia de la socialización del Rottweiller

Sin embargo, un perro de este tamaño y personalidad debe ser socializado de manera adecuada desde cachorro. Es que, si bien se muestra muy cariñoso y protector con los suyos, puede no serlo tanto con otros animales y con personas extrañas.

Así que si quieres tener un peludo de esta raza, debe quedarle claro desde un primer momento quién es el que manda y cuáles con las reglas de convivencia de la casa.

De todas formas, siempre es bueno recordar que, aunque es muchos países -España incluida- se lo considere un can potencialmente peligroso, esta categorización es arbitraria.

En realidad, no existen animales que puedan ser definidos de esta manera, salvo que hayan sido maltratados o educados de forma irresponsable y con el objetivo de fomentar su agresividad.

Cuidados que requiere la raza

Si eliges tener un Rottweiler, considera que los gastos de alimentación, veterinario y accesorios pueden ser elevados, dado su contextura. Además, ten en cuenta si podrás lidiar con un can tan robusto y poderoso a la hora de los paseos, los juegos y otras cuestiones.

Más allá de eso, es un perro fácil de cuidar a nivel higiene y que no presenta grandes problemas de salud. Pero, como tiene tendencia a engordar, es importante que le des el alimento indicado por el veterinario, respetando las cantidades asignadas.

El ejercicio también es fundamental para este peludo tan activo. Sería ideal que contaras con un patio o jardín para que se divierta allí buena cantidad de tiempo. Y también que, si no puedes hacerlo tú, lo lleves a lugares donde lo entrenen en la práctica de algún deporte.