Pérdida de cabello en gatos: causas y tratamientos

30 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Un gato puede perder pelo por motivos muy variados; descubrir la causa es el primer paso para tratar el problema

Los felinos suelen llenar de pelo nuestras casas de forma natural al mudar, sobre todo si no los cepillamos lo suficiente. Sin embargo, una gran pérdida de cabello en gatos puede ser síntoma de que algo no va bien.

En este caso, lo mejor es acudir al veterinario antes de que el problema se agrave. Puedes notar que tu gato pierde grandes cantidades de pelo si presenta zonas calvas por el dorso, el vientre, las extremidades o entre los dedos.

Causas de la pérdida de cabello en gatos

La pérdida de pelo está relacionada con varias enfermedades hormonales, alergias, estrés e infecciones por parásitos como la tiña. Normalmente, la forma en la que se cae el pelo, la forma de las calvas o la frecuencia con la que este cae da pistas al veterinario sobre lo que puede estar ocurriendo.

La alopecia puede venir acompañada de otras lesiones en la piel como costras, eritemas, seborrea… y síntomas como vómitos, pérdida de apetito, picor, etc

Estrés

El acicalamiento excesivo es un signo de estrés en gatos, un lamido excesivo en una zona de la piel puede ocasionar pérdida de pelo.

El estrés en gatos puede deberse a muchas causas: un cambio en el hogar, un nuevo gato o perro o un enriquecimiento ambiental pobre. Un estrés crónico puede llevar al animal a realizar esterotipias o padecer enfermedades.

La conducta también es una parte importante en la salud de los animales y que puedan realizar sus comportamientos naturales como rascar, trepar, esconderse, cazar… es fundamental para tener un gato sano y feliz.

Pérdida de cabello en gatos

Alergias

En gatos alérgicos es normal el picor como síntoma: para aliviar el prurito un gato puede lamerse repetidamente la piel provocando zonas calvas en el pelo. La mayoría de los gatos con pérdida de pelo presentan este tipo de alopecia autoinfligida.

En la dermatitis alérgica la alopecia y los picores son signos frecuentes, acompañados de irritación, descamación, o inflamación, entre otros.

Enfermedades hormonales

Existen problemas hormonales que causan la pérdida de pelo. Generalmente, en estos casos no hay picores y las calvas que forman en la piel suelen ser características de la enfermedad.

Las alteraciones en el tiroides como el hipertiroidismo pueden generar una caída excesiva del pelo. Más del 40 % de los gatos con esta enfermedad presentan este síntoma.

Infección en la piel

Ciertos parásitos como las bacterias, las pulgas, los ácaros como Demodex o los hongos pueden dejar zonas calvas en la piel. Por ejemplo, la tiña suele dejar calvas redondeadas por toda la piel del gato. En estos casos es muy importante aislar al animal para evitar el contagio a otros animales o personas.

Gato con pulgas se rasca

Algunos tratamientos para la pérdida de cabello en gatos

Ante una evidente pérdida de cabello en gatos hay que acudir al veterinario para detectar la causa. Según el motivo, se aplicará uno u otro tratamiento, que será muy diferente según el problema que trate.

Lo mejor es actuar rápido, sobre todo si se trata de una enfermedad hormonal, para evitar que se agrave; o si es una infección, eliminar el parásito para evitar el contagio. Para ello, necesitaremos medicamentos recetados por un veterinario y cumplir con el tratamiento que nos especifique.

Como forma de prevención contra parásitos es recomendable utilizar antiparasitarios, siempre los no basados en las permetrinas, ya que estas sustancias son altamente tóxicas en felinos.

Para tratar las alergias será necesario evitar la exposición con aquello que provoque los signos de alergia. Tanto si es un alimento o son ácaros, la picadura de algún insecto o un tipo de polen. Para recuperar el pelo o curar las lesiones en la piel deberemos aplicar el tratamiento que nos indique el veterinario.

  • Purina. Caída de pelo en gatos: Causas/Tratamientos
  • Sarah Colombini Osborn, DVM, Diplomate ACVD. Dermatología: Enfermedades Pruríticas de la Piel en Perros y Gatos, 2005.
  • O. Prandi, V. Bonnin, J. Orti, A. González, A. Viñallonga. Hipertiroidismo felino: caso clínico. Clínica Veterinaria de Pequeños Animales (Avepa) Vol. 19, nº 1,1999.