Los osos en el Pirineo

Aunque el lince ibérico sea el símbolo de animal en peligro de extinción en la Península Ibérica, el oso pardo también está en la lista.
Los osos en el Pirineo
Elsa M. de Arribas

Escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas el 23 mayo, 2021.

Última actualización: 23 mayo, 2021

En el norte de España, aún pueden encontrarse ejemplares de osos en el Pirineo español. Probablemente, al pensar en estos mamíferos, te vengan a la mente los osos Yogui y Bubú, que hacían travesuras en Yellowstone. Aun así, ¿sabrías decir detalles específicos sobre este habitante de los bosques? Por ejemplo, ¿sabías que en la Península Ibérica existe una subespecie de oso, conocida como oso ‘pardo cantábrico’ o ibérico?

Si la respuesta a las anteriores preguntas es que no, entonces no te pierdas este artículo. A continuación, se expondrá información distinta y variada sobre los osos en el Pirineo, desde sus características hasta la situación actual de su población y su estado de conservación.

Características de los osos en el Pirineo

Cuando observamos de cerca a un oso, ya sea a través de documentales, fotografías o incluso en persona, siempre nos asombra su apariencia. Este gran animal no es sencillo de visualizar, pero años de investigación han conseguido aunar una serie de características comunes, únicas de los osos pirenaicos. Te las contamos.

1. Los osos en el Pirineo son familia de otros osos

Los osos constituyen la familia Ursidae, que incluye desde los osos polares hasta los osos panda. No obstante, nos centraremos en los osos en el Pirineo, que se denominan osos pardos y se identifican como Ursus arctos.

Además, se reconocen distintas subespecies en España según la región estudiada, ambas denominadas como ‘oso pardo‘:

  • Ibérico, cantábrico o Ursus arctos arctos: está presente en la Cordillera Cantábrica.
  • Pirenaico o Ursus arctos pyrenaicus: propio de los Pirineos.
Un oso pardo mirando a cámara.

2. Es un plantígrado de cabeza grande con orejas pequeñas y cola corta

A la hora de reconocer a los osos, lo primero que viene a nuestra mente es su cabeza, de gran tamaño, acompañada por unas orejas pequeñas. Esta se completa con un cuerpo, formado por extremidades cortas y robustas, que finalizan en una cola corta de apariencia redonda. Además, su tronco se expande hasta alcanzar proporciones de 1,6 a 2 metros de largo.

La cola tiene una longitud que se encuentra entre 6 y 14 centímetros.

Por otro lado, el peso y el tamaño son 2 factores importantes para diferenciar a las hembras de los machos. Los machos son de mayor tamaño, con pesos que se sitúan entre los 115-200 kilos, mientras que las hembra rondan los 85 kilos.

Normalmente, la diferencia de peso se sitúa entre un 20-25 %, un claro ejemplo de dimorfismo sexual entre machos y hembras. En cuanto a su locomoción, los osos son plantígrados, es decir, pueden erguirse sobre las patas traseras. De esta manera, amplían su rango de visión, ya sea para buscar comida o marcar el territorio. 

3. Mamífero carnívoro

Pese a que el oso pardo se encuentre dentro del grupo de los carnívoros, su dieta es bastante variada, clasificándose casi más como vegetariano. Normalmente, se alimenta de vegetación herbácea acompañada por frutos. Cada vez más raramente, estos mamíferos también incorporan alimentos de origen animal: hormigas, ovejas, cabras, vacas o incluso salmón.

Según la subespecie, estos animales tienden a preferir un grupo de animales u otro como presas. En el caso del oso pardo pirenaico, este destaca por atacar a los rebaños de ovejas. No es de extrañar que busque víctimas tan grandes, pues cuando abre la boca, este úrsido muestra diversos dientes, cada uno con una función característica:

  • Incisivos: le permiten cortar tallos y raíces.
  • Colmillos: destacan su forma puntiaguda,  con la que desgarran la carne.
  • Muelas: planas pero amplias ,con las que el animal tritura vegetales.

4. No destacan por su vista pero sí por su oído y olfato

Aunque la vista de los osos se ha llegado a clasificar como mediocre, en realidad estos cuentan con otros recursos, como el oído y el olfato. En concreto, parece ser que, entre ambos, gana el olfato. Mientras que el olfato está perfectamente desarrollado, es excelente y capta gran variedad de olores, el oído agudo no se queda a la zaga.

5. No es pardo todo lo que reluce

En la mente colectiva, prolifera la idea de que el oso pardo es pardo, como su nombre indica, algo que es totalmente cierto. Sin embargo, recoge una gran diversidad de colores que es muy llamativa: desde el marrón oscuro hasta el dorado claro e incluso una amalgama de grises. Por otro lado, la edad y el paisaje también influye a la hora de percibir las tonalidades.

¿Cómo aumentó la población de los osos en el Pirineo?

A principios del siglo XXI, se llegó a la conclusión de que la baja viabilidad de la población de osos en el Pirineo. Entre los factores predominantes de este declive, destacaba su aislamiento geográfico y el número increíblemente bajo de individuos. Sobre todo, preocupaba el bajo porcentaje de hembras adultas.
La situación llegó a su punto álgido cuando, en el 2004 moría la última osa autóctona en los Pirineos francés y solo quedaban 4 machos.

Estado de conservación

Ante esta situación, se procedió a liberar ejemplares de osos eslovenos entre los años 1996-1997; 2006; 2016 y 2018. Gracias a estas incorporaciones de machos y hembras, se estimó que en ese último año la población había alcanzado el mínimo de 49 especies de oso diferentes. 

De esta manera, gracias al Plan de Conservación y Reintroducción del Oso Pardo, se estima que la población actual en el Pirineo ha superado los 50 individuos. Así, el oso pardo ha pasado de encontrarse en peligro de extinción a ser una especie estable de «preocupación menor».

Una pelea de soso pardos de los Pirineos.

A lo largo del artículo, se han comentado las características de los osos en el Pirineo y su situación pasada y actual. Sin embargo, aunque el oso pardo reine de nuevo en la península ibérica, no podemos fiarnos. Aún queda camino por recorrer para asegurarnos la supervivencia y viabilidad de esta preciosa especie.

It might interest you...
Efectos del cambio climático sobre los osos cantábricos
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Efectos del cambio climático sobre los osos cantábricos

La población de osos cantabricos es estudiada desde hace años. Ahora comienzan a conocerse los efectos del cambio climático sobre ellos.