Orca negra u orca falsa: características, hábitat y alimentación

La orca negra es única en su género y no se reconocen subespecies dentro de su taxón. Existen muy pocos datos científicos sobre esta especie tan esquiva como fascinante.
Orca negra u orca falsa: características, hábitat y alimentación
Elsa M. de Arribas

Escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas el 21 mayo, 2021.

Última actualización: 21 mayo, 2021

Entre los cetáceos que viven en altamar, la orca negra u orca falsa se distribuye por todos los océanos del mundo. Este animal está emparentado con el calderón gris (Grampus griseus) y con las ballenas piloto (Globicephala). Sin embargo, las orcas falsas suelen ser confundidas con la orca común o ‘ballena asesina’, de ahí su apodo.

Actualmente, la orca negra (P. crissadens) es poco conocida por la población en general y también por la comunidad científica. A continuación, se exponen diferentes aspectos de esta especie, desde sus características hasta su alimentación o su hábitat.

Características de la orca negra u orca falsa

Normalmente, la orca negra u orca falsa es confundida con otras especies de cetáceos por su semejanza, sobre todo con la ballena asesina. Sin embargo, podemos fijarnos en ciertas características de esta especie que nos permiten diferenciarla del resto.

1. Aspecto físico de la orca negra u orca falsa

Su propio nombre indica que el color negro es predominante en P. crisaddens, pero también existen ejemplares grises oscuro. Independientemente de su tonalidad, todos poseen una cabeza característica, redondeada y con una frente similar a un melón.

Por otro lado, su cuerpo alargado es una seña de dimorfismo sexual en esta especie. Los machos pueden alcanzar los 6 metros y las hembras los 5 metros. Asimismo, las hembras superan los 60 años de vida y los machos se sitúan en los 58 años.

Una falsa orca saltando del agua.

2. Principales diferencias con la orca asesina

Aunque suele ser confundida con otros cetáceos, como la orca común o ballena asesina (Orcinus orca), la ballena piloto (Globicephala) o el calderón pequeño (Peponocephala electra), todos pueden ser diferenciados de esta especie. Los principales rasgos que permiten reconocer a la falsa orca son los siguientes:

  • Protuberancia delantera característica en la cabeza.
  • Aletas dorsal y pectorales con forma de S.
  • Estos cetáceos saltan fuera del agua sobre la estela de un barco. Por anecdótico que suene, es un rasgo importante para su identificación.

3. Su comportamiento es gregario

Al ser animales gregarios, sus poblaciones destacan por mostrar fuertes lazos sociales entre los individuos. Por este motivo, suelen encontrarse pequeños grupos de unos 50 ejemplares, los cuales se asocian con una agregación mayor, que puede extenderse decenas de kilómetros.

Entre las ventajas que aporta pertenecer a grupos con fuertes lazos sociales, se encuentra la captura de presas. Se cree que estos ejemplares se ayudan entre ellos para localizar bancos de presas, ya que tras capturarlas, suelen compartir su caza con otros miembros del grupo.

Sin embargo, el pertenecer a un grupo también puede relacionarse con comportamientos llamativos. Uno de ellos es su actuación ante el varamiento. Si uno o varios miembros del grupo encallan, el resto permanecen junto a ellos y no los abandonan.

4. Superdepredadores diurnos y nocturnos

Según los expertos, las orcas negras o falsas se engloban dentro del grupo de superdepredadores, como el jaguar. Además, pueden cazar tanto de día como de noche. Su técnica de depredación consiste en trabajar como pequeños subgrupos dispersos y, posteriormente, converger en grandes bandos, para que se alimenten todos los individuos.

Durante la captura, estas orcas falsas pueden sumergirse hasta 18 minutos bajo el agua y alcanzar a sus presas a profundidades de 300 a 500 metros, gracias a su gran velocidad de nado. Un comportamiento llamativo es que, durante la captura de presas concretas, suelen saltar fuera del agua. En Hawaii, se ha observado que lanzan a los peces a gran altura antes de ingerirlos.

5. Ecolocalización

La ecolocalización es una técnica con la que distintos animales captan los componentes de su entorno, incluyendo obstáculos, presas o peligros a su alrededor. Aunque los seres vivos más conocidos con esta herramienta son las ballenas o los murciélagos, en realidad existen otros muchos animales que emplean la ecolocalización.

En el caso de P. crassidens, sus ondas alcanzan frecuencias que rondan los 100-130 kHz, pero normalmente se sitúan entre los 20-60 kHz. Según estudios, se ha observado que sus sonidos son extremadamente variados e incluso propios de cada ejemplar, con cambios en su tono e intensidad.

6. Amenazas sobre la orca negra

Por desgracia, este cetáceo tampoco se libra de diferentes amenazas sobre su hábitat, que ponen en peligro a sus poblaciones. Actualmente, se estima que los mayores riesgos sobre la población provienen de los siguientes puntos conflictivos:

  • Caza indiscriminada. 
  • Interacciones con pesqueros: las orcas falsas pueden quedarse atrapadas en las redes de pesca y, consecuentemente, ser heridas o fallecer. Además, compiten con los pesqueros por los peces atrapados.
  • Contaminantes ambientales: las campañas contra la contaminación de mares y océanos arrojan datos sobrecogedores sobre la cantidad de contaminantes en las aguas. No solo hablamos de plástico, sino también de compuestos disueltos en aguas, como pesticidas, metales pesados, químicos, etc.
  • Reducción poblacional: en Hawaii existe una gran preocupación sobre las pequeñas poblaciones presentes en la región. Los gobiernos temen que la diversidad genética se reduzca, lo cual llevaría a las poblaciones a una mayor vulnerabilidad.

Hábitat y alimentación

Pese a la amplitud de su distribución —ya que se localiza en todos los océanos y suele verse en altamar de aguas tropicales y templadas o cálidas—, esta especie es bastante desconocida. Es frecuente que ocurran varamientos colectivos en esta especie, lo cual permite a los investigadores conocer más sobre ella.

En cuanto a su alimentación, esta especie se clasifica como piscívora y teutófaga. Ambas palabras indican que las orcas falsas se alimentan preferiblemente de peces y de cefalópodos (sepias y calamares). Suele confundirse el término teutofagia (especialización alimentaria) con malacofagia (gran variedad de moluscos).

No obstante, su poderosa dentadura podría encargarse de presas de tamaño grande, como las focas. Incluso, estos cetáceos han sido observados depredando sobre delfines atrapados por los atuneros. También aprovechan y cazan atunes, doradas o peces vela si tienen la oportunidad.

Una ballena sonríe.

En el año 1992, P. crassidens se clasificó como una especie ‘no amenazada’ en el Libro Rojo de los Vertebrados de España. No obstante, en el 2012, el Convenio de Barcelona cambió su categoría a ‘amenazada’, sobre todo por la presión que ejercen los barcos pesqueros sobre sus presas. Por ello, debemos proteger a esta especie.

It might interest you...
¿Cómo se comunican las ballenas y otros cetáceos?
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
¿Cómo se comunican las ballenas y otros cetáceos?

La comunicación de los cetáceos es muy compleja, por lo que son muchos los que han estudiado como se comunican las ballenas y otros mamíferos marin...