Nada como el recuerdo de una foto para tener presente a nuestra mascota

Genesis Romero · 28 agosto, 2021
La sensación de pérdida de una mascota es un duelo inexplicable por el que atravesamos, y el recuerdo es lo único que nos queda.

Con nuestras mascotas establecemos un vínculo irrompible gracias a sus formas de dar amor, la curiosa personalidad que desarrollan y la ternura que nos generan. Por eso es que lo más difícil de tener a un peludo en casa es el momento en el que vemos que pasan los años, envejece o se enferma hasta el triste instante de su despedida.

Debido al duelo que muchos hemos atravesado tras darle el último adiós a quien nos acompañó por mucho tiempo, surgió una iniciativa denominada Joy Session, que tiene como finalidad registrar los instantes más especiales entre una mascota y sus dueños para ser recordada de la manera más amorosa luego de partir.

Sobre este proyecto, que tuvo su inicio hace más de una década, te contaremos los detalles de su desarrollo y el objetivo emocional que tiene de acompañar a la nostalgia.

Nada como el recuerdo de una foto

Pensado y ejecutado por la estadounidense Sarah Ernhat, Joy Session fue la propuesta de un trabajo fotográfico personalizado para cada animal junto a su familia humana, de manera que les quedara una serie de imágenes para el recuerdo tras la dolorosa pérdida.

La idea de la fotógrafa de Minneapolis era tratar de generar una memoria única e irrepetible entre el perrito o gato y sus dueños, para que estos lo pudieran tener presente en el futuro con retratos tangibles.

Y es que normalmente, muchas escenas nos suelen quedar en la mente, pero con el paso del tiempo se van haciendo borrosas. Por este motivo, capturar una instantánea es ideal para mantener una imagen intacta a lo largo de los años.

Joy Session: retratos inolvidables

El proyecto se llevó a cabo a partir del año 2010, y desde entonces, una cantidad superior a 150 sesiones fotográficas se han realizado para congelar los últimos años de vida de los amores de cuatro patas al lado de sus amos.

Es tan claro el motivo que le dio origen al proyecto, que su título tiene dos referencias sentimentales. “Joy” se refiere al término “alegría” en inglés, y paralelo a esto, “Joy” también hace alusión al nombre de una perrita que protagonizó una de sus primeras sesiones fotográficas en el año 2009.

En este sentido, la fotógrafa estadounidense explica que Joy Session representa la alegría y la felicidad que nos llena el alma cuando tenemos a un animal en nuestra vida, sobre todo en el tipo de casos como el de la perrita, ya que ella fue fiel a su dueña cuando no pasaba por los mejores instantes de su vida.

La importancia de nuestros recuerdos

Sarah Ernhat creó Joy Session gracias a su amor por los animales y comprendiendo el cariño y apego que se puede establecer con una mascota. En su caso, una Schnauzer y algunos gatos son quienes su fuente de afecto animal y, por este motivo, ha aclarado que no dudaría en hacerse su propia sesión cuando se acerque el tiempo de despedirles.

Para muchas personas es importante fotografiarse con sus mascotas, pues estos hermosos seres suelen destacarse por brindar compañía a la familia en icónicas etapas de la vida. Podemos registrar cualquier tipo de instantes en nuestra historia, así como los momentos más amorosos con nuestro peludo, obteniendo un abrazo al corazón por poder tenerlos presentes tras decirles adiós.

  • Kowalski, G. (2008). Adiós, Toby: Cuando muere tu mascota. Plataforma Editorial.
  • Vidal, L. (2019). Espérame en el arcoíris: Cómo afrontar el duelo por la pérdida de tu mascota. Independent Publishers Group.