Mosca del establo en perros: tratamiento

Francisco María García · 8 febrero, 2019
La mosca del establo deposita huevos que eclosionan en el interior de los animales y dan lugar a larvas que se alimentan de tejido; pueden provocar graves problemas de salud

La mosca del establo o mosca brava (Stomoxys calcitrans) es un tipo de insecto hematófago de hábitos parasitarios. Como su nombre indica, vive mayormente en los campos, granjas y zonas rurales.

Habitualmente, estos insectos parasitan a los animales que viven en los establos o en sus alrededores. Aunque prefieran parasitar a vacas y caballos, también afectan a los perros con cierta frecuencia. A continuación, te informamos sobre la mosca del establo en perros y cómo prevenir sus picaduras.

¿Qué es la mosca del establo?

Las moscas del establo pertenecen a la misma familia de las moscas comunes que siempre vemos en las grandes ciudades. No obstante, están comprendidas en el género Stomoxys, donde encontramos cerca de 20 moscas ‘picadoras’.

El rasgo más característico de estas especies es la probóscide, también conocida como ‘rostro picador’. Cuando el insecto la emplea para picar, vemos que su posición es inclinada respecto a la superficie. Se trata de una especie antropófila, es decir, cuya supervivencia y cuyos hábitos están asociados al ser humano.

Por lo general, estas moscas optan por picar a sus ‘víctimas’ en sus regiones más indefensas o difíciles de alcanzar. En los perros, las orejas, el hocico y las patas son las zonas donde más comúnmente encontramos sus picaduras. Si bien es poco habitual, también pueden picar a seres humanos y animales salvajes.

¿Cómo afecta la mosca del establo a los perros?

En principio, la picadura de la mosca del establo provoca un desagradable dolor al perro. Las zonas afectadas por estos insectos suelen inflamarse, sangrar y generar una costra. Además, quedan más vulnerables a desarrollar alguna infección secundaria.

Mosca brava

Otro riesgo consiste en que las moscas bravas actúan como vector para diversos agentes patógenos. De esta manera, su picadura es capaz de transmitir una serie de enfermedades al animal picado. También pueden provocar un cuadro de anemia severa y desnutrición.

No obstante, el mayor peligro de estos insectos parasitarios es que suelen picar de forma masiva, lo que genera una infestación en el cuerpo del perro. Al percibir una picadura, las moscas hembras de la región rápidamente se acercan para picar y depositar sus huevos.

En el interior del cuerpo del perro, estos huevos se incuban y rápidamente dan origen a una enorme cantidad de gusanos. Y en este punto empiezan los problemas serios para nuestra mascota.

Para desarrollarse correctamente, las larvas de la mosca del establo necesitan alimentarse de materia orgánica. Al nacer en el interior del cuerpo del perro, estos gusanos empiezan a alimentarse de sus tejidos.

A causa de los riesgos que se irán generando, es esencial tratar rápidamente una picadura de la mosca del establo para evitar daños severos o irreversibles a la salud del animal.

¿Qué hacer si tu perro es picado por una mosca del establo?

Si una mosca del establo pica a tu perro, el primer paso será lavar rápidamente la región picada y la herida con abundante agua limpia y jabón neutro o antibacteriano. Después, lo recomendable es llevar inmediatamente tu can al veterinario para identificar si existen otras picaduras y establecer un tratamiento adecuado.

Stomoxys calcitrans

En la clínica, el veterinario podrá realizar un examen físico y solicitar algunos estudios para verificar el estado de salud de tu perro. También podrá recetar una crema antibiótica para evitar que las heridas se infeccionen. En caso de que se diagnostique un proceso infeccioso, probablemente se administrarán antibióticos vía oral o venosa.

Un punto clave será observar la evolución del cuadro de salud de nuestro amigo. En caso de que aparezcan nuevos síntomas, como fiebre, inflamación, heridas o costras en la piel, olor desagradable, pérdida de apetito, presencia de larvas o letargo, hay que llevar inmediatamente al animal al veterinario.

¿Cómo evitar las picaduras de las moscas del establo?

Para cuidar la salud de tu mascota y evitar las picaduras de las moscas del establo, la prevención es la palabra clave. En primer lugar, debemos ofrecer una adecuada medicina preventiva a nuestros canes a lo largo de toda su vida.

Una nutrición completa y equilibrada, estimulación física y mental, las vacunas y las desparasitaciones ayudarán a fortalecer el sistema inmunológico de nuestro perro. Además, las visitas periódicas al veterinario serán clave para garantizar su óptimo desarrollo y estado de salud.

Los repelentes también nos ayudarán a ahuyentar la mosca del establo y otros insectos dañinosEn las tiendas para mascotas podemos encontrar sprays o cremas repelentes, además de collares impregnados con insecticidas.

En verano y durante los paseos a las zonas más rurales es importante estar especialmente atentos a la presencia de estos insectos para evitar las picaduras.