Mi perro tiene tendencia a mordisquear todo, ¿cómo evitarlo?

Miguel Rodríguez · 4 julio, 2018
Es normal que los cachorros tengan tendencia a morder las cosas, pues tiene tendencia descubrir el mundo que le rodea; además, muerde para aliviar la presión que le causa la mudanza de sus dientes

Todos amamos a los perros cuando están bien educados y son tranquilos en su entorno. Incluso más los queremos si saben controlar sus impulsos para llamar nuestra atención; pero esto no es siempre el caso. Hay ocasiones –muy recurrentes de hecho– en las que el perro tiene tendencia a mordisquear todo.

Hay muchos motivos para que esto suceda, de los cuales vamos a hablar hoy. Si te preocupan que las soluciones sean muy estrictas no te preocupes, pues es solo un simple problema de conducta.

¿Por qué tu perro tiene tendencia a mordisquear todo?

Este es un problema usual en cachorros pequeños de unos tres meses en adelante. En esta etapa es algo natural y común, debido a que es su forma de comprender el mundo que les rodea. Pero esto no queda aquí, el animal al mismo tiempo mordisquea para aliviar la presión de la muda de sus dientes.

Cachorro lo muerde todo

De esta forma, el perro también se va descubriendo a sí mismo. Un perro puede saber o no cuales serán sus mañas y practicas a medida que conoce su entorno y se desarrolla en él. E incluso la boca para un perro representa el sentido del tacto de los humanos, por lo que morder es completamente normal.

Es cierto que un can pequeño muerde con mucha frecuencia, pero, ¿qué hay de los perros grandes? En teoría, estos animales ya deben saber con más profundidad el entorno que les rodea así que ¿por qué muerde? Hay muchas razones para que esto ocurra.

Atención o aburrimiento, cómo identificar

Los perros son animales muy sociables que adoran estar en compañía y entretenidos. Un problema de nuestra sociedad es que no podemos brindarles estas necesidades todo el tiempo. Así que para pasar el tiempo, suelen morder todo lo que encuentren para que le prestemos atención.

Hay dos casos muy concretos en donde esta actividad se produce: el primer caso es cuando llegamos a nuestro hogar y el animal ha hecho desastres. El otro caso es similar: llegamos a nuestro casa y nuestro perro nos recibe y de inmediato mordisquea cosas.

Identificar cuando se trata de ansiedad y atención, en estos casos es muy simple. En el primero se nota claramente que es un cuadro de ansiedad por soledad; mientras que en el segundo se trata de una llamada de atención hacia ti. Tratar ambos casos no es nada del otro mundo por lo que se soluciona muy rápido.

Tratar los mordiscos incesantes

En primer lugar, se tiene que tener muy claro que castigar a estos animales no trae ninguna solución. Solo podríamos estar empeorando la situación debido a que el perro lo seguirá haciendo como venganza. Los refuerzos positivos son nuestros mejores aliados para tratar estos eventos.

Ansiedad por separacion

Ahora que hemos aclarado este detalle, es hora de pensar un poco: ¿pasas mucho tiempo fuera de casa? La ansiedad por separación es algo recurrente cuando los canes son dejados muchos tiempo en el hogar sin nada para entretenerse, por lo que morder cualquier cosa es una forma de pasar el tiempo para ellos.

En casos más graves, puede incluso empezar a mordisquear sus propias extremidades, lo cual lleva a la automutilación. Pero suponiendo que tratas el tema a tiempo, no creo que se presente esta situación extrema.

  • Considera dejarle muchos juguetes de distintos tipos para que tu mascota se distraiga mientras no estas. Si tu perro tiene tendencia a mordisquear y los juguetes no están en tu presupuesto, puedes fabricar algunos de forma artesanal con materiales desechables.
  • Deja la radio encendida o ponle algún disco. Esto simulará la presencia de un ser humano en el espacio cercano a su alrededor y se calmará un poco.
  • Si está dentro de tus posibilidades, considera otra mascota para tu hogar. Otro perro e incluso un gato –cuando se puede–, son elecciones fantásticas para que tu perro se mantenga distraído durante horas.

Mientras estemos hablando de ansiedad, tratar estos casos es bastante sencillo, pero cuando es atención, la cosa cambia un poco. Hay que aplicar correctivos un poco más directos, pero nunca hay que hacer que lo sientan como castigos.

  • Debes enseñarle a respetar: los perro tiene tendencia a mordisquear, no conocen ciertos límites, por lo que hay que enseñar lo que se debe y lo que no desde muy temprano. De esta forma evitamos el animal desarrolle esta conducta más allá de la edad permitida.
  • Si morder es absolutamente necesario, busca objetos para que él muerda. No dejes que mordisque zapatos o ropa que no uses, ya que esto le hará pensar que puede hacer lo mismo con objetos parecidos.
  • Corrige a tiempo antes de que empiece a mordisquear. Un alza de voz ya funciona como llamado de atención; si tocar es absolutamente necesario, un leve toque en la nariz suele servir de truco.

Ya lo ven, hacer que tu perro deje de mordisquear es más sencillo de lo que muchos creen. Solo requiere de un poco de paciencia y un poco de voluntad para que entienda lo que nos gusta.