Mantenimiento de elefantes en cautividad

25 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la veterinaria Érica Terrón González
Las peculiaridades de los elefantes en cautividad son razón de estudio para los encargados de los centros zoológicos

El mantenimiento y cría de animales salvajes por parte del hombre es una práctica habitual desde hace generaciones. Es el caso de los elefantes en cautividad, utilizados como animales para el trabajo en países africanos y asiáticos, y como entretenimiento en países occidentales.

Particularidades del mantenimiento de elefantes en cautividad

Cerca de un tercio de los elefantes asiáticos viven en cautividad y, aproximadamente, 1000 elefantes africanos en todo el mundo. Esto se debe a que han sido utilizados, desde épocas antiguas, como animales de tiro y ocio.

Elefantes en cautividad en India

Los comportamientos que aparecen durante la vida en cautividad no siempre se corresponden con la naturaleza del animal. Pero, en general, se tratan de reproducir las condiciones ideales para facilitar su supervivencia.

Formación de grupos sociales

En los países más avanzados se intenta siempre mantener a los elefantes en cautividad respetando las estructuras sociales. Con esto se permite el desarrollo casi óptimo del comportamiento etológico de estos animales.

A grandes rasgos, los grupos, en cautividad, suelen ser más pequeños, compuestos por animales no relacionados entre sí. De hecho, podemos encontrar grupos en los que se mezclan elefantes asiáticos y africanos. En cualquier caso, la presencia de machos y crías es ocasional.

Las hembras se agrupan en familias de dos o más individuos. Y como el nacimiento de crías no suele ser habitual en cautividad, los elefantes pequeños no suelen estar presentes en estos grupos.

Dadas las características especiales de esta especie, se intenta que no críen en cautividad. Así, se evitan los problemas que supone adaptar a un animal joven a la vida en la naturaleza, cuando ha nacido en un zoo.

El elefante es uno de los animales más peligrosos de África

Las matriarcas, como tal, no suelen existir en cautividad. Pero el matriarcado sigue moldeando la creación de las sociedades de elefantes. Normalmente, la hembra dominante lo es por su tamaño y temperamento.

Los machos son separados físicamente de las hembras y de otros ejemplares masculinos. Pero se les permite mantener siempre un contacto visual, auditivo y olfativo.

Elefantes en cautividad: mantenimiento de especies africanas y asiáticas juntas

Dada la intención de mantener a los animales en un entorno social lo más natural posible, la agrupación de las dos especies juntas cada vez es menos habitual. Además, la posibilidad de transmisión de enfermedades entre especies es otra de las razones disuasorias.

Pese a todo, no existen evidencias científicas que demuestren que ambas especies no pueden convivir sin problemas.

Dificultades existentes en la agrupación de elefantes en cautividad

Pese a que los elefantes en cautividad no suelen asociarse teniendo en cuenta el parentesco, sí que tienen otros comportamientos sociales similares a los que tendrían en libertad. Por ejemplo, la producción y respuesta a señales químicas y vocalizaciones de otros individuos.

elefantes en cautividad

De igual manera, la dominancia dentro del grupo en cautividad depende de caracteres como el tamaño, la edad, el temperamento o la experiencia.

Los responsables de los zoológicos quieren en sus instalaciones animales sanos y fáciles de manejar, más aún teniendo en cuenta que se espera presencia humana continua y cierto grado de interacción.

¿Qué retos se presentan al mantener elefantes en un zoológico?

El reto principal es la capacidad de los animales de desarrollar comportamientos sociales normales, todavía más tratándose de un ambiente completamente artificial y humanizado.

Santuario de elefantes de Tailandia

También es cierto que algunos elefantes en libertad se encuentran con retos similares al compartir territorio con poblaciones humanas. Si bien en estos casos las interacciones son menos numerosas y más variadas, algunas pueden llegar a ser, incluso, peligrosas.

Para los elefantes en cautividad, lo mejor es disponer de instalaciones de tamaño suficiente para permitir su desarrollo normal. Y crear grupos de individuos adecuados para una convivencia social sana.

¿Qué sucede cuando un elefante entra, por primera vez, a un zoológico?

El animal deberá disponer de un tiempo para adaptarse a las nuevas instalaciones y compañía.Este tiempo suele estar teñido de picos de estrés y comportamientos fuera de lo habitual. Pero, dado su carácter tranquilo, la adaptación suele ser posible en la gran mayoría de casos.

Lo mejor que podemos hacer para facilitar la adaptación es ayudarnos del enriquecimiento ambiental que emule las actividades que el elefante haría en libertad.

Elefantes en el Parque Nacional Etosha

Fuente de la imagen principal | http://bebesdelreinoanimal.blogspot.com

  • Fowler M, Mikota S. Biology, Medicine, and Surgery of Elephants. Hoboken: John Wiley & Sons; 2008.