Como mantener a un perro en crisis económica

Cuando la situación económica pasa por momentos bajos, debemos tener en cuenta alternativas para mantener a un perro en casa. Una cosa importante a considerar es que las personas podemos comer de todo, pero los animales no.

Algunos consejos interesantes para mantener a un perro

Podemos seguir dando carne a nuestro perro, pero elegir determinadas partes más económicas. Estas son el caso de pollo, algunas partes de cerdo, etc. No obstante, siempre considerando que el animal debe estar en buen estado de salud. De lo contrario, puede seguir una dieta supervisada por un veterinario.

Autor: Fernando Dall'Acqua
Autor: Fernando Dall’Acqua

También la opción de proteínas vegetales es interesante. Sin embargo, hay alimentos alérgicos para algunos perros, y es necesario considerarlos. Por ejemplo, no daremos nunca a nuestro amigo sal, ajo, cebolla ni grasas.

A modo de ejemplo, en un plato de comida para nuestra mascota, el 50% tiene que ser proteínas, el 40% carbohidratos y el 10% verduras y frutas. En cuanto a la cantidad, para saber cuánta comida debes darle al can, multiplica su peso corporal por  0,04.

El resultado de esta multiplicación nos dará la cantidad en gramos que  debe comer el can diariamente para mantener a un perro. Esta cantidad la podremos racionar en dos porciones, una al día y otra a la noche.

Algunos alimentos económicos

Las verduras más recomendadas para nuestros perros son la zanahoria, espinacas y acelgas. El arroz también es un buen ingrediente.

La comida casera siempre es una buena opción para nuestro perro. Eso no quiere decir que no sigamos dándole pienso seco, pero pueden combinarse ambos tipos de alimentación.

La comida casera tiene un sabor que nuestro amigo sabrá apreciar. Además, aporta muchos nutrientes que benefician su salud, proteínas, vitaminas y todo tipo de oligoelementos.

Hay muchas opciones, como el caso de hacer raciones individuales. También separar raciones para varios perros, guardar en papel film transparente, o en pequeños tarros de cristal, etc.

Estas raciones individuales, debidamente congeladas, son una opción excelente para tener siempre disponible una dosis de comida casera para nuestro perro. Aunque nos aguantará tiempo en el congelador, no es recomendable olvidarnos de que estas raciones están ahí,. Tampoco hemos de tenerlas durante mucho tiempo.

El temido abandono

El abandono suele ser otra consecuencia importante de la crisis. En estos últimos años han sido miles los casos de mascotas abandonadas por familias que no pueden mantener a un perro debido a su frágil situación económica.

En unos casos porque han perdido su vivienda y tienen que trasladarse a la casa de un familiar, donde no hay hueco para los animales. Y otras veces porque no pueden hacer frente a los tratamientos veterinarios.

Los expertos aseguran que tener en casa un animal que esté enfermo o tenga otros problemas supone unos gastos que no todas las personas pueden asumir.

Es un hecho que las dificultades económicas influyen en la decisión de abandonar a una mascota.  Bien por la imposibilidad de mantener a un perro, pero también se pone de manifiesto una total falta de concienciación sobre lo que significa convivir con un animal, así como las obligaciones que conlleva el haber decidido tener una mascota en casa.

Con frecuencia, la persona que abandona es alguien que no ha calculado bien los efectos de tener un animal en casa.

Alternativas al abandono

albergue para ayudar a los animales

Está claro que hay que ver todas las posibilidades antes de separarnos de nuestro perro. Si no es posible seguir con él, lo mejor es encontrar un nuevo hogar para que le cuiden. Son muchos los beneficios que los canes nos ofrecen y la separación no puede tomarse a la ligera.

Si no se puede mantener un animal en casa, hay algunas alternativas interesantes:

  • Residencias

Si no podemos mantener a nuestra mascota de una forma temporal, por situaciones puntuales como mudanzas, estancias en el hospital o viajes, la mejor opción son las residencias caninas.

Una consecuencia del uso de las Residencias es el posterior abandono de los perros en esas instalaciones. En la actualidad, algunas medidas como la obligatoriedad de colocar al animal el microchip y las sanciones en caso de abandono han frenado esta práctica.

  • Albergues y Protectoras de animales

Una excelente opción, sobre todo en casos en los que el dueño, en contra de su voluntad, no puede seguir cuidando de su perro. Con esta nueva situación, el animal tiene la oportunidad de que lo adopte otra familia que le pueda ofrecer un nuevo hogar.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar