Los tiburones de agua dulce

Estas especies son muy difíciles de ver, y es que buena parte de ellas se encuentran en peligro de extinción; pueden vivir en arroyos, ríos y lagos

Cuando pensamos en un tiburón nos lo imaginamos nadando cerca de las playas o en las profundidades de los océanos. Sin embargo, también existen tiburones de agua dulce, de los cuales hablaremos en este artículo.

¿Cuáles son los tiburones de agua dulce?

Este género llamado Gylphis es realmente extraño y casi no se tiene información sobre él. Esto se debe a que las especies que lo componen se mantienen ocultos en su hábitat. A diferencia de los marinos, estos grandes peces se encuentran en arroyos, lagos y ríos.

Tiburones de río

Por el momento, se conocen 6 tiburones de agua dulce, uno de ellos ya extinto y el resto en peligro crítico de extinción:

1. Tiburón lanza

Se trata de una especie de tiburón muy poco conocida, que vive en Australia, Nueva Guinea y Malasia. Prefiere las aguas turbias de los ríos, los manglares tropicales y los estuarios alejados de las costas.

Hasta el momento, el espécimen más grande que se ha hallado medía unos 2,5 metros. El cuerpo de esta especie es aerodinámico, robusto, y con cabeza ancha y corta que incluye un hocico aplastado y una nariz grande terminada en triángulo.

Sus mandíbulas son amplias y los dientes con bordes serrados, que le permiten alimentarse principalmente de peces óseos y crustáceos. No es un tiburón demasiado activo, pero, si lo necesita, nada a grandes velocidades.

2. Tiburón fluvial birmano

Este pez cartilaginoso de la familia de los Carcharhinidae se pudo analizar tras capturar a un ejemplar en el río Irrawaddy de Birmania, ya que prefiere aguas salobres con sedimentos y manglares. El cuerpo es gris con piel muy gruesa, hocico corto y redondo, ojos y fosas nasales pequeños, y aleta dorsal bien ancha.

Son varios los motivos por los cuales el tiburón fluvial birmano se encuentra en peligro crítico de extinción: la pesca intensiva con redes y dispositivos eléctricos, la contaminación del agua, la destrucción de los manglares y el área de distribución muy restringida.

3. Tiburón fluvial del norte

Es otro de los tiburones de agua dulce, que en este caso habita en los ríos de Papúa Nueva Guinea y el norte de Australia, principalmente en áreas con muy poca visibilidad, mareas de gran amplitud y fondos blancos.

Es muy similar a otras especies fluviales del género Glyphis: cuerpo robusto, cabeza aplanada, hocico redondeado, ojos pequeños y boca grande con 34 filas de dientes en la mandíbula superior y 35 en la inferior, todos terminados en punta.

Estos peces no se ven demasiado y se estima que solo quedan 250 en libertad. Al ser capturada ilegalmente por pescadores comerciales o deportivos, y al vivir en un hábitat degradado, debieron hacerse varios esfuerzos para evitar su extinción, como crear un área protegida en Kakadu, en el norte australiano.

4. Tiburón del Ganges

Esta especie es muy rara y solo se puede ver en uno de los ríos más importantes del mundo, al igual que un ‘pariente’ cercano, el tiburón sarda, con el cual suele ser confundido. También se lo puede hallar en los cursos medios y bajos de otros ríos de India: Hooghly, Brahmaputra, Bihar y Orissa.

El tiburón del Ganges tiene cuerpo de color gris amarronado, sin manchas, compacto y con un hocico redondeado. Es una especie vital en el ecosistema fluvial y se dice que es bastante peligroso con los seres humanos, aunque esto no ha sido confirmado por los científicos.

5. Tiburón fluvial de Borneo

El último de los tiburones de agua dulce del que se tenga información es de pequeño tamaño (las hembras miden alrededor de 80 centímetros y son un poco más grandes que los machos) y se cree que hoy en día solo quedan 30 individuos en su hábitat natural (ríos y lagos de Borneo), por lo que está en estado crítico de extinción.

El tiburón fluvial de Borneo se alimenta de cangrejos y peces, a quienes captura con su hocico cuadrado y robusto, y sus dientes afilados como flechas. El cuerpo es plateado y se reproduce de manera vivípara.

Vertebrado más viejo del mundo

Te puede gustar