¿Es cierto que los perros sueñan con sus dueños?

Francisco María García · 30 agosto, 2017

Muchos propietarios se asombran con la capacidad expresiva que demuestran sus mascotas mientras duermen. La cuestión genera mucha curiosidad entre investigadores de todo el mundo. Se trata de averiguar si los perros sueñan con sus dueños o con que pueden soñar.

El estudio del sueño

Los fenómenos oníricos despiertan el interés de estudiosos de todo el mundo. Tratándose de humanos, la evolución de los estudios del sueño debe muchísimo a Sigmund Freud. Este neurólogo pionero y creador del psicoanálisis fue el primero a dar verdadera importancia médica e investigativa a los sueños de miles de pacientes.

A partir de las teorías freudianas, los estudios del sueño humano avanzaron enormemente. Actualmente existen diversos análisis y aparatos especializados en los fenómenos oníricos. Los estudios de la mente también se desarrollaron notablemente después de la inclusión de los sueños en su pauta investigativa.

Pasaron muchos años más para que se diera importancia al estudio de los fenómenos oníricos en los animales. Pero el avance de las ciencias veterinarias permitió comprobar que los perros poseen actividad cerebral activa mientras duermen. Y que en muchas ocasiones los perros sueñan con sus dueños.

¿Es verdad que los perros también sueñan?

Al observar dormir a nuestro perro, es posible notar que simulan diversas actividades, como ladrar, llorar, correr o reír. Muchos perros incluso se despiertan asustados o excitados del sueño.

Todos estos indicios llevaron muchos científicos a investigar si los animales realmente poseen actividad cerebral durante el periodo onírico. Utilizando un aparato de electroencefalograma (EEG), pudieron verificar que los perros emiten ondas cerebrales similares. Además, presentan las mismas etapas de actividad eléctrica de un ser humano durante el periodo de sueño.

Eso nos muestra que los perros sí son capaces de soñar. Pero ¿con que sueñan?

¿Es verdad que los perros sueñan con sus dueños?

El próximo paso de análisis de los científicos fue la investigación del contenido de los sueños. Es decir, con qué soñaban los animales observados y si era verdad que los perros sueñan con sus dueños.

Todo que dice respecto al contenido de los sueños de los animales son estimaciones basadas en observaciones e hipótesis científicas sobre el funcionamiento de sus sistemas neurológico y cerebral.

Todavía no es posible saber de hecho como piensan, sueñan o sienten los animales. Entre otras cosas, porque ellos poseen otros códigos de comunicación. Lo que los científicos suponen es que los perros sueños mayoritariamente con actividades comunes y cotidianas.  Como pasear, nadar, comer, correr, jugar, compartir momentos con sus dueños, entre otros.

No existen pruebas hasta la fecha de que los animales posean capacidad creativa o imaginativa. Por ello, su actividad cerebral en periodos tanto de vigilia como de sueño se basa en la interpretación instintiva de los estímulos externos.

Los seres humanos que sí son dotados de imaginación y creatividad incorporan otros componentes a sus sueños. De esta forma, se posee un lenguaje onírico propio y no totalmente lógico.  Por eso, el psicoanálisis se dedica a la interpretación de los sueños. Tema al cual el propio Freud dedico muchas de sus investigaciones.

Teniendo en cuenta esos datos, se puede afirmar que sí es verdad que los perros sueñan con sus dueños. No significa que obligatoriamente o siempre sueñen con lo mismo. Pero como comparten muchos momentos con sus propietarios, estos deben estar presentes en gran parte de sus sueños.

¿Los perros tienen pesadillas?

Mucha gente cree que cuando un perro ladra o emite ruidos similares a llanto o gruñido mientras duerme es porque está teniendo una pesadilla. Pero ¿es verdad que los perros tienen pesadillas? Es perfectamente posible que los perros tengan pesadillas. La causa sería que procesan estímulos que les ocasiona miedo, preocupación o alerta por sí mismo o por su dueño.

Pero no se puede afirmar que cuando un perro ladra mientras duerme necesariamente se debe a una pesadilla. Un perro puede ladrar por muchos motivos, incluso por excitación o sencillamente para comunicar algo. Los ladridos no siempre anuncian una situación preocupante.

 Otra cuestión es que los perros también poseen una etapa de sueño profundo (REM). Así como los humanos, durante este periodo, el animal puede presentar respiración irregular y algunos movimientos involuntarios.  Entonces, el ladrido o el intento de correr pueden ser nada más que una reacción inconsciente del organismo.

Teniendo en cuenta estas informaciones, se puede afirmar que muy posiblemente los perros sueñan con sus dueños. Principalmente cuando comparten momentos de felicidad junto a ellos.