Los mejores juguetes para felinos

Como son muy curiosos, los gatos se entretienen con cualquier objeto; si quieres que no te destroce la casa, búscale accesorios tan sencillos como una pelota de goma o un rascador

Los gatos son sumamente juguetones, no solo cuando tienen corta edad, sino casi toda la vida. Para que no se aburran destrozándolo todo en casa, te recomendamos ofrecerles juguetes para felinos. ¡Serán muy felices con ellos!

¿Cuáles son los mejores juguetes para felinos?

No hace falta gastar demasiado dinero para que tus mascotas se diviertan, principalmente si tienes un gato bebé en casa. Los felinos son curiosos por naturaleza y cualquier cosa llama su atención. Si quieres comprar juguetes para felinos, te recomendamos los más adecuados:

1. Pelotas de goma

Se trata de un juguete que, además de divertirle, le permitirá hacer ejercicio en casa. No hace falta que estés tú para arrojársela, aunque puede ser una idea más que interesante. Él mismo la llevará de aquí para allá en toda la casa.

Ten en cuenta el tamaño del balón y sobre todo del material con que está confeccionado, para evitar que lo muerda, rompa o coma. A algunos gatitos les gustan las pelotas pequeñas para tomarlas con la boca, a otros las grandes para atraparlas con sus potentes garras.

Pelotas de goma para gatos

2. Caña de pescar

Otro de los juguetes para felinos que le harán pasarse horas muy entretenido, incluso cuando queda solo en casa. La caña de pescar es básicamente un palo del cual cuelga un hilo de uno de sus extremos. Del otro lado de la cuerda hay una pluma, una pelota o algún muñeco.

Se coloca en un sitio donde el ‘pez’ quede flameando y listo. El gato se hará cargo del resto: lo moverá con sus patas delanteras, lo morderá, lo agarrará, etc.

3. Ratones de juguete

Este juguete puede ser a pilas, de fieltro, de plástico, con cascabel… Y le encantará. Más allá de la forma de ratón –que puede ser cualquier otra–, lo cierto es que a los gatos les gusta mucho atrapar y perseguir a sus presas.

Si tu mascota está siempre dentro de casa, este juguete puede servirle para que no pierda sus instintos naturales de caza. Enséñale a capturarlo cuando está en un rincón, debajo de la mesa o detrás del sofá. Una buena idea es que, si lo hace, le des un premio.

4. Rascadores

Podríamos decir que un rascador es como un parque de diversiones para un gato. Si bien pueden ser algo costosos, también tenemos la posibilidad de hacer uno nosotros mismos. Ten en cuenta que requiere cierto espacio y sobre todo estabilidad para evitar caídas.

Rascador para gatos

Los rascadores son estructuras verticales revestidas en sogas o telas aterciopeladas, que pueden incluir espacios para que tu mascota se esconda. También cuenta con plataformas a diferentes alturas para que salte de aquí para allá y se entretenga bastante.

Si tienes más de un gato en casa, te recomendamos que cada uno tenga su rascador ‘personal’ donde dejar plasmados sus aromas. Esto evitará peleas innecesarias.

5. Circuitos

Otro de los juguetes para felinos que quizás requieren de cierta inversión de dinero… y de espacio en casa. Es una plataforma al ras del suelo que incluye tramos ondulados o rectos e incentiva sus instintos cazadores. También les ayuda a tener mayor agilidad y hacer ejercicio.

Los circuitos pueden tener túneles, pelotas, luces, sonidos… como un Disney para gatos. Se monta y desmonta fácilmente y se puede colocar tanto en interiores como exteriores porque es de plástico.

Y en el caso de que tu presupuesto no esté como para gastar en juguetes para felinos, siempre puedes darle una bonita caja de cartón. No sabemos muy bien por qué… ¡Pero a los felinos le fascinan! Puedes rellenarla con papel de periódico o simplemente dejarla abierta para que la investigue. Se pasará horas dentro de ella.

Te puede gustar