Los hábitos reproductivos de la ballena azul

Oscar Dorado · 2 octubre, 2018
En el siguiente artículo te contamos todo lo que debes saber sobre los hábitos reproductivos de la ballena azul, el animal más grande del mundo

La ballena azul es un mamífero marino que pertenece a la familia de los cetáceos. Entre sus peculiaridades más destacadas debes saber que los hábitos reproductivos de la ballena azul son extraordinarios, motivo por el cual los descubriremos en el siguiente artículo.

También conocida como rorcual azul, se trata de un animal que alcanza la madurez sexual entre los cinco y siete años de edad. El período de gestación de la ballena dura un promedio de 10 meses, en el cual la hembra puede dar a luz solo a un bebé. Además, debes tomar en consideración que el período está relacionado con el ciclo de alimentación y migración de la especie.

Asimismo, la ballena azul frecuenta las aguas de todo el mundo, aunque prefiere las aguas frías, especialmente durante la temporada de alimentación. Además, rara vez se encuentra en aguas cálidas, excepto durante la temporada de reproducción.

La reproducción de la ballena azul

Durante la reproducción, el macho y la hembra llevan a cabo un ritual cuidadoso, ya que giran, se comunican, se sumergen y vuelven a la superficie varias veces. Hasta que finalmente, el macho empuja su pene en la vulva de la hembra.

En cuanto a la gestación, debes saber que suele durar entre 10 y 12 meses. Lo que se considera un período relativamente corto para un animal de este tamaño. Como regla general, una camada tiene solo un recién nacido, pero es posible que se produzca el nacimiento de gemelos.

Nacimiento de la ballena azul

Cuando nace el bebé de ballena azul, durante los primeros siete meses se alimenta exclusivamente de la leche materna. Puede beber unos 200 kilogramos y ganar hasta 90 kilos por día. Tan pronto como se produce el destete, la ballena joven sigue el ciclo migratorio de su especie.

Las hembras entran en celo varias veces al año. Es durante este periodo que ella buscará un compañero que perciba como el más fuerte, ya que esto debería darle a su descendencia la mejor oportunidad de sobrevivir.

Una vez que termina la temporada de apareamiento, las ballenas regresarán a sus áreas de alimentación y continuarán una vida de alimentación o caza hasta que los jóvenes estén listos para nacer.

Órganos reproductivos

Los órganos reproductivos de las ballenas están dentro de sus cuerpos. El apareamiento se lleva a cabo en aguas cálidas o templadas y se realiza contra el vientre.

Las hembras pueden tener una cría por año, a lo largo de su vida, cuya duración suele ser de 50 años. En ese sentido, debes tomar en consideración que la ballena hembra podría tener un total de 40 cachorros durante toda su vida, aunque esto raramente sucede.

Ballena azul en el mar

Desgraciadamente, no todos los cachorros sobreviven y las hembras no son siempre capaces de concebir a lo largo de su vida. El éxito reproductivo de una hembra dependerá de sus cualidades físicas, alimentos disponibles, condiciones ambientales y presencia de depredadores.

Por el contrario, los machos pueden tener varias crías al año en el caso de que tengan la oportunidad de aparearse con varias hembras. Ellos no suelen cuidar a sus bebés, sino que son las hembras quienes brindan la atención necesaria, o incluso otros miembros de la familia.

Nacimiento de la ballena azul

La cría de ballena azul puede venir al mundo asomando primero la cabeza o la cola. Cuando se produce el nacimiento, debe elevarse rápidamente a la superficie para tomar una primera respiración y así evitar ahogarse, para seguidamente volver con su madre de inmediato.

Durante los primeros meses de existencia, los recién nacidos crecen de tres a cuatro centímetros y ganan 81 kilogramos por día. Pueden medir siete metros de largo al nacer y pesar de dos a tres toneladas. Los pulmones no contienen aire, motivo por el cual el recién nacido no flota.

En cuanto a la lactancia, los bebés suelen amamantar una o dos veces al día de los pezones de la hembra. La leche es rica y cremosa, mientras que la duración de la lactancia materna es de ocho meses y no depende del tamaño de la ballena. Este período es un privilegio para la transmisión de información entre madre e hijo.

Finalmente, debes tener en cuenta que los hábitos reproductivos de la ballena azul siguen un conjunto específico de acciones y comportamientos fascinantes.