Los elefantes huérfanos se ven forzados a cambiar de hogar

Eugenio Fernández · 8 junio, 2018
La peor consecuencia es que sin su madre muchos están desorientados, lo que les puede llevar a cometer errores que paguen con su vida; la caza furtiva está provocando verdaderos estragos en las poblaciones de estos animales

Cuando un cazador furtivo caza un elefante, fastidian a toda la manada: los elefantes huérfanos se ven enormemente afectados, y en muchas ocasiones terminan muriendo sin liderazgo.

Recientemente, un estudio arroja luz sobre las consecuencias que tiene para los grupos de elefantes huérfanos la muerte de un miembro importante de su grupo. En concreto hablamos de las matriarcas.

En este caso, las ‘Swahili Ladies’, un grupo de elefantes huérfanos, tuvieron que abandonar sus tierras donde habían vivido toda su vida tras la muerte de una generación entera de animales adultos a manos de los cazadores furtivos.

La importancia de las hembras de elefante

Las sociedades de elefantes son matriarcales; son unas de las especies donde mandan las hembras. No solo eso, pues los elefantes son una de las pocas especies donde las hembras de avanzada edad son las líderes, y todo es debido a su sabiduría.

Esto provoca que los grupos de elefantes dependan mucho de las matriarcas, y que la muerte de una de ellas desemboque en el cambio de territorios para evitar la caza y para encontrar los mejores alimentos, porque dejan de existir los mapas mentales que estas matriarcas tenían en su cabeza.

Y es que las matriarcas de elefantes son vitales para los grupos: durante la estación seca, estos animales guían a la manada durante cientos de kilómetros al día para encontrar agua y alimento. En ocasiones, las matriarcas llevan al grupo a lugares donde no han estado en décadas, y de los que solo ella se acuerda.

Animales vivíparos: elefante

El estudio, realizado por la ONG Save the Elephants y la Universidad de Colorado, ha demostrado esto tras estudiar a varios elefantes huérfanos durante 16 años. Aunque algunos elefantes huérfanos permanecen en su antiguo territorio, se cree que estos animales son mucho más vulnerables, lo que acrecienta el riesgo de furtivismo tras la pérdida de una matriarca.

Los elefantes huérfanos y las presiones humanas

El gran problema es que los elefantes huérfanos sufren más la presión humana. A la caza furtiva se le suman actividades como la agricultura o la construcción de carreteras, lo cual limita su acceso a comida y hace que deban pasar por zonas de riesgo. Otros conflictos humanos causan enormes bajas en esta especie, y es que debemos recordar que las guerras afectan a los animales.

Las matriarcas son las que más preparadas están para hacer frente a estos nuevos problemas, por lo que la pérdida de las elefantas de mayor edad puede desembocar en que los elefantes huérfanos vaguen sin rumbo y la manada entera puede morir de inanición.

Son ellas las que sopesan las ventajas y riesgos de cambiar de hogar ante las presiones humanas, por lo que los elefantes que pierden a sus líderes son más propensos a cometer errores que les pueden llegar a costar la vida.

Elefantes

¿Pueden vivir los elefantes huérfanos sin madre?

Aunque parezca increíble, estos elefantes huérfanos se adaptan a vivir sin las líderes de su grupo. Sin embargo, esto es más complicado cuando la pérdida de adultos incluye a animales que habían tenido crías hace poco.

Estos animales necesitan de cuidados especializados y leche materna, por lo que han sido de vital importancia los santuarios de elefantes. El más conocido es el regentado por Daphne Sheldrick, legendaria conservacionista recientemente fallecida.

Esta mujer salvó a cientos de crías de rinoceronte y elefante, todas ellas víctimas del tráfico ilegal y la caza furtiva para obtener marfil u otras partes para abastecer a la medicina oriental.

Sin embargo, independientemente de que estos animales puedan vivir o no sin su madre, lo cierto es que parece que el ser humano está poniendo a los elefantes contra las cuerdas.